Plantas para decorar un recibidor sin luz natural

El helecho es una planta estupenda para recibidor

¿Vives en una casa o piso en la/el que no llega mucha luz? Entonces tendrás que poner plantas que puedan vivir en esas condiciones sin problemas. Es decir, que para decorar un sitio así hay que decantarse por las especies que, en su hábitat natural, crecen bajo la sombra de árboles, palmeras y/u otras plantas de gran tamaño, o en áreas a las que los rayos solares no llegan directamente.

La realidad es que no son muchas las que te puedan servir, pues la mayoría necesitan un mínimo de luz para crecer. Pero alguna hay. Estas son las plantas para decorar un recibidor sin luz natural que te recomendamos.

Aspidistra (Aspidistra elatior)

La aspidistra es una planta que tolera la falta de luz

Imagen – Wikimedia/Digigalos

La aspidistra es una herbácea perenne que desarrolla hojas verdes o variegadas con largos pecíolos rectos. Crece hasta los 40-50 centímetros de altura, y si bien produce flores, estas suelen pasar desapercibidas ya que son verdes y pequeñas. Es muy agradecida, tanto es así que solo necesita unos dos riegos semanales para estar perfecta.

Cinta (Chlorophytum comosum)

La cinta es una hierba que vive con poca luz

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La cinta, malamadre o planta araña es una herbácea muy usada en interiores en macetas colgantes. Tiene hojas acintadas, de color verde o variegada, siendo la variedad monocolor la más recomendable para recibidores con poca luz. Produce muchos estolones a lo largo de su vida (los estolones son tallos en cuyo extremo brotan hijuelos genéticamente idénticos a la planta madre, que emiten raíces propias). Sus flores brotan en primavera, y son blancas y pequeñas. Su altura es de unos 30 centímetros, y puede ocupar con rapidez una maceta de 20 centímetros de diámetro.

Clivia (Clivia marginata)

La clivia es una planta de sombra

Imagen – Wikimedia/Dryas

La clivia es una planta rizomatosa que desarrolla hojas acintadas, de unos 3 centímetros de ancho por 40 centímetros de largo, de cuyo centro brotan en primavera flores naranjas o amarillas agrupadas en inflorescencias. Crece a buen ritmo; de hecho, al tenerla en maceta va a necesitar un trasplante cada dos años, pues produce muchos hijuelos. Se adapta bien a vivir en condiciones de poca luz, aunque es posible que no florezca como deba si el recibidor es oscuro.

Culantrillo de pozo (Adiantum capillus-veneris)

El culantrillo de pozo es un helecho de poca luz

Imagen – Wikimedia/Marija Gajić

El culantrillo de pozo es un helecho que crece entre los 10 y los 40 centímetros de altura. Sus frondes (hojas) son pinnadas y verdes, y tienen el pecíolo negro. Es una planta que vive muy bien en lugares con poca luz, por lo que es idónea para tu recibidor. Pero has de tener en cuenta que necesita una humedad ambiental alta para que pueda crecer en condiciones.

Dracaena marginata (Dracaena angustifolia var reflexa)

La Dracaena marginata vive bien en un recibidor

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La drácena o dracaena marginata es un arbusto, o si se quiere arbolito, que puede crecer hasta los 5 metros de altura en su lugar de origen (Madagascar), pero en cultivo y cuando se tiene en maceta es difícil que supere los 2 metros. Tiene un crecimiento lento, pero eso no importa: sirve para decorar el recibidor desde que es joven. Las hojas son lineares a lanceoladas, de hasta 90 centímetros de largo, y de color verde, bi o tricolor. No tolera bien las corrientes de aire, de modo que se ha de poner lo más lejos posible de la puerta principal.

Filodendro de hoja roja (Philodendron erubescens)

El filodendron es una trepadora de hojas grandes

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El filodendro de hoja roja es una trepadora espectacular. Puede alcanzar una altura de entre 3 y 6 metros si dispone de soporte, y desarrolla hojas grandes, con forma de corazón, y de color verde, excepto cuando brotan que son rojizas. Quizás el único problema sea que es muy sensible al frío, de modo que en el recibidor tendrías que ponerla en un área en la que no le llegasen corrientes de aire procedente de fuera, si no podría tener las puntas marrones.

Helecho espada (Nephrolepis exaltata)

El helecho espada vive en sombra

Imagen – Wikimedia/Mokkie

El helecho espada es una de las mejores plantas para decorar un recibidor sin luz natural o con poca. Alcanza una altura aproximada de 50 centímetros, y tiene hojas -llamadas frondes- verdes que no toleran ni el sol ni la luz directa. Por eso, teníamos que incluirlo sí o sí en esta lista, ya que además es muy fácil de cuidar. Solo has de regarlo de vez en cuando, procurando no excederte. En caso de duda, te aconsejamos usar un medidor de humedad como este.

Hiedra (Hedera helix)

La hiedra es una trepadora perennifolia

La hiedra es una trepadora perennifolia que puede superar los 4 metros de largo si dispone de soporte, y que tiene hojas verdes o variegadas (dependiendo de la variedad o cultivar). Crece rápido incluso en condiciones de poca luz, así que si buscas una enredadera para vestir tu recibidor, esta es muy, muy recomendable.

Sanseviera (Dracaena trifasciata)

La sanseviera vive bien con poca luz

Conocida también como espada de San Jorge o lengua de tigre, es una suculenta que tiene hojas lanceoladas y rígidas, con una longitud de entre 40 y 140 centímetros. Estas son de color verde, verdes con el margen amarillo, verdes con líneas más oscuras, o verde-azuladas dependiendo de la variedad y/o del cultivar; pero eso sí, has de saber que en condiciones de poca luz serán solo un color. Resiste bastante bien la sequía, pero no el exceso de agua, de modo que bastará con regarla cada vez que la tierra esté seca del todo.

Zamioculca (Zamioculcas zamiifolia)

La zamioculca es una planta herbácea

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La zamioculca es una planta todo terreno, ideal para tener en recibidores con poca luz. Es una planta herbácea y rizomatosa que alcanza los 60 centímetros de altura. Sus hojas son pinnadas, de un brillante color verde. Florece desde verano hasta comienzos del invierno, produciendo una flor en un espádice amarillo el cual mide unos 7 centímetros de longitud. Tolera bien las condiciones de poca luz, así como la sequía.

¿Cuál de estas plantas para decorar un recibidor sin luz natural te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.