Plantas para setos bajos

El seto bajo puede estar formada por plantas arbustivas

¿Tienes pensado crear setos bajos realmente bonitos? Si es así, has de elegir una serie de plantas para setos bajos que sean las más adecuadas para lo que necesitas. Y es que has de pensar que hay algunas que son de hoja caduca, otras de hoja perenne; otras tienen flores con un gran valor ornamental y otras no.

Por eso, vamos a recomendarte una serie de arbustos y otro tipo de plantas que, pensamos, te va a ser de mucha utilidad.

Abelia

La abelia es un arbusto perenne

Imagen – Wikimedia/Bri Weldon

La abelia es un arbusto semi caducifolio; es decir, que no deja caer todas las hojas, solo una parte de ellas. Alcanza una altura máxima de 3 metros, y ramifica bastante. Las hojas son relativamente pequeñas, y de color verde; y cuando la planta florece, en primavera, produce flores blancas.

Se trata de una planta ideal para tener setos bajos, pues tolera la poda y no teme a las heladas. Eso sí, se recomienda tener a pleno sol para conseguir que produzca muchas flores, puesto que si se tiene en semi sombra, le cuesta más florecer.

Cotoneaster

El cotoneaster horizontalis es un arbusto perennifolio

Imagen – Wikimedia/peganum

El género de los Cotoneaster se compone de una serie de arbustos de hoja caduca o perenne -dependerá de la especie- que alcanzan una altura de entre los 0,5 y los 5 metros. Los más idóneos para los setos bajos son, por supuesto, los que no crecen mucho, como estos:

  • Cotoneaster coriaceus: de hoja perenne. Llega a los 4 metros de altura.
  • Cotoneaster franchetii: de hoja perenne. Llega a los 3 metros de altura.
  • Cotoneaster horizontalis: de hoja perenne. Su altura máxima no llega al metro; es de unos 80 centímetros.

Son plantas muy rústicas, que pueden estar tanto a pleno sol como en semisombra, y que además toleran muy bien la poda. Por si fuera poco, las heladas no les asustan.

Dimorfoteca

La dimorfoteca es una hierba que florece en primavera y verano

La dimorfoteca es una planta herbácea, o lo que es lo mismo: una hierba. ¿Puede una hierba servir para seto? Bueno, si es para crear un borde bajo, por supuesto que sí. Vive varios años, y se multiplica rápido por semillas; incluso no te ha de extrañar que veas nuevas plantitas creciendo en el jardín alrededor de la planta madre. Alcanza una altura de unos 30 centímetros, pero mide unos 60 centímetros de ancho; y sus flores brotan en primavera y en verano, a veces también en otoño si las temperaturas son suaves.

Resiste bien la sequía y el frío, pero no las heladas moderadas. Al ser originaria de la África tropical (subtropical, mejor dicho) no debemos exponerla a temperaturas por debajo de los -3ºC.

Durillo

El durillo es un arbusto perennifolio

Imagen – Wikimedia/Retama

El durillo o viburno es un arbusto de hoja perenne que alcanza una altura de unos 2 a 4 metros. Tiene una forma más o menos redondeada, y en primavera produce flores de color blanco agrupadas en inflorescencias. Debido a su belleza y a su fácil cultivo, es una especie muy recomendable para usar como seto bajo.

Solo has de plantarla en una exposición soleada, y darle un riego moderado. Tolera bastante bien la poda, así como las heladas.

Fotinia

La fotinia de hojas rojas es un arbusto perennifolio

Imagen – Wikimedia/Daniel VILLAFRUELA

La fotinia es un arbusto perennifolio muy apreciado para crear setos bajos, especialmente el cultivar »Red Robin», ya que este produce las hojas nuevas de color rojo. Su altura varía dependiendo de la especie, pero la que se utiliza para lo que nos interesa suele ser la Photinia x fraseri, que solo crece unos 5 metros de altura. Y, por si fuera poco, produce muchas, muchas flores de color blanco durante la primavera.

Resiste las heladas, pero debe de estar en un lugar soleado. Así, podrá crecer bien.

Hebe o verónica

La hebe es un arbusto para setos

Imagen – Flickr/Andres Bertens

El arbusto conocido por el nombre de hebe o verónica es de hoja perenne, y es raro que supere los dos metros de altura. Es más, lo normal es que se quede mucho más pequeña, con un metro más o menos. Lo interesante que tiene son sin duda las flores, ya que son producidas en gran número durante la primavera, y también son muy decorativas. Estas pueden ser lilas, blancas o rosas dependiendo de la especie.

Pero para que esté bonita se ha de tener en semisombra o a pleno sol, y se ha de resguardar de las heladas fuertes. Para tenerla como seto bajo, será necesario que el invierno sea suave, sin heladas o muy débiles.

Lavanda

La lavanda es una planta que crece a buen ritmo

La lavanda no es un arbusto, sino una mata, pero en un jardín se utiliza prácticamente para lo mismo que cualquier otra planta arbustiva. De hecho, uno de los usos es como seto bajo. Como sabrás, y si no te lo decimos nosotros, es de hoja perenne, mide más o menos un metro de alto, y tiene unas flores de color lavanda que aparecen en primavera. Toda la planta es aromática, y es ese aroma el que, además, te va a servir como repelente de mosquitos, pues a estos insectos no les gusta nada.

¿Dónde plantarla? Pues es importante que esté expuesta a la luz del sol de forma directa durante todo el día para que pueda crecer bien. Asimismo, la tierra debe de tener buen drenaje, pues es una planta que no está preparada para soportar el exceso de agua.

Mahonia

La mahonia es un arbusto que florece en invierno

La mahonia o uva de Oregón es un arbusto perennifolio que alcanza el metro y metro de altura. Las hojas son coriáceas y tienen el margen espinoso, algo que debes tener en cuenta para plantarlo a la hora de elegir dónde plantarlo. Y aunque son verdes, si el invierno es frío pasan a ser rojizas. En primavera produce flores de un llamativo color amarillo.

Es perfecta para tener en sombra o semisombra, pues no le gusta estar demasiado tiempo expuesta al sol directo sobretodo si el clima es cálido. Tolera las heladas.

Palmito

Chamaerops humilis, palmera resistente a la salinidad

Y, ¿por qué no plantar una hilera de palmitos? Estas palmeras alcanzan solo los tres metros de altura, son muy rústicas y aguantan muy bien la sequía, de modo que no tendrás que regarlas mucho. Sus hojas tienen forma de abanico, y sus troncos (son multicaules, esto es, producen varios tallos) miden no más de unos 30 centímetros de grosor.

Pero eso sí, has de plantarlas a un metro de distancia para que el seto quede bonito; si están muy juntas, no van a crecer bien y el resultado visual no será el que esperas. Pero por lo demás, has de saber que el Chamaerops humilis, como así se llama, aguanta las heladas de hasta los -5ºC.

Romero

El romero es una planta que resiste la sequía

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El romero es una planta herbácea cuyos tallos terminan lignificando, por lo que termina siendo una hierba leñosa. Puede medir unos 2 metros de altura como máximo, pero como igualmente su ritmo de crecimiento más bien lento, se puede podar e incluso darle forma si se quiere. De hecho, hay quienes lo tienen como planta arbustiva y compacta, y otros como un pequeño arbolito.

Tiene flores lilas que brotan en primavera, pero pueden volver a hacerlo en otoño si las temperaturas están siendo suaves. Y, ¿qué decir? Se trata de una planta muy interesante para crear setos bajos, que resiste sin ningún problema la sequía y que además soporta las temperaturas bajo cero (siempre que no sean extremas).

¿Cuál de estas plantas para setos bajos te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.