Plantas que necesitan mucha agua

Las plantas tropicales necesitan agua

Imagen – Wikimedia/Thavornbeach

Todas las plantas que vemos y cultivamos necesitan agua para vivir; sin embargo, hay algunas que, sin ser acuáticas, necesitan bastante más que el resto. Muchas de ellas son originarias de las selvas tropicales húmedas, donde puede llover todos los días; otras en cambio las tenemos en los bosques templados, donde también llueve bastante, especialmente en los meses de primavera y otoño, y donde además la humedad del aire suele ser muy elevada.

Si vives en una zona donde las precipitaciones son frecuentes y abundantes, tendrás que elegir plantas que necesitan mucha agua. En el caso de que no sepas cuáles son, no te preocupes porque vamos a hablarte de diez de ellas: cinco para tener en un jardín sin heladas, y otras cinco que resisten bien las temperaturas bajo cero.

Plantas para tener en un clima sin heladas

La gran mayoría de plantas tropicales necesitan agua en abundancia para estar realmente bien, pero hay algunas que, en base a mi propia experiencia, necesitan algo más de atención que otras, como estas:

Caña de Indias (Canna indica)

La caña de las indias es pequeña y quiere mucha agua

La caña de las Indias es una planta que plantamos mucho en los jardines y macetas en España, así como en otros lugares del mundo. Si bien el rizoma aguanta algo el frío, las hojas se estropean en cuanto la temperatura baja de los 10ºC. Dichas hojas pueden ser verdes o rojizas, dependiendo de la variedad, y pueden alcanzar una altura de hasta 1 metro o metro y medio. Florece durante el verano normalmente, aunque si la primavera está siendo fresca, lo normal es que se retrase un poco.

Crece muy rápido, pero para que eso suceda necesita mucha luz, a ser posible sol directo, y agua. No hay que tenerle el suelo encharcado a diario, pero sí que conviene regar a menudo si vemos que la tierra se seca.

Curcuma (Curcuma longa)

La curcuma es una planta que quiere mucha agua

Imagen – Flickr/sophie

La curcuma es una planta herbácea y rizomatosa que le ocurre lo mismo que a la caña de Indias: el rizoma aguanta sin problemas las heladas (hasta los -12ºC en su caso), pero las hojas se mueren cuando el tiempo empieza a refrescar. Así pues, aunque la hemos incluido en »plantas para jardines sin heladas», en realidad sí podrías tenerla en un lugar donde la temperatura bajara de los 0 grados, pero sabiendo que durante el invierno va a estar en reposo.

Alcanza una altura de hasta los 40-50 centímetros, y produce flores lilas o blancas a finales del verano. Estas no son aromáticas, pero puedo decirte que son preciosas.

Ensete

El ensete es una hierba que quiere mucha agua

Imagen – Flickr/Drew Avery

Una de las especies de este género más cultivadas en España, puede que la que más, es el Ensete ventricosum. A menudo se confunde con las plataneras, es decir, con las plantas del género Musa, pero a diferencia de estas no producen hijuelos, y solo florecen una vez en su vida, tras lo cual se mueren. Pero así y todo, hablamos de plantas que pueden vivir varios años: unos 7 u 8. Pueden alcanzar una altura de 4 a 7 metros, con un pseudotronco de hasta 40 centímetros.

Necesitan mucha, mucha agua. Yo tengo dos (uno de ellos en el suelo) y estoy segura de que si los regase todos los días crecerían mucho más de lo que lo hacen. Además, es importante que les dé el sol directo, a ser posible durante todo el día.

Geranios (Pelargonium y Geranium)

Los geranios y las gitanillas son de sol

Los geranios y pelargonios son pequeños arbustos originarios de Europa, así como de África tropical. Alcanzan una altura de entre los 15 y los 80 centímetros, y se caracterizan por tener hojas verdes y con forma redondeada. Florecen en primavera y en verano, y cuando lo hacen brotan flores rosas, rojas, blancas, lilas o amarillas.

Es importante que no les falte luz, ni agua. Durante el verano puede ser necesario regarlos casi a diario si la tierra se seca con rapidez. Y aunque soportan el frío, es preferible que no se expongan a las temperaturas por debajo de los 0 grados para evitar que se dañen.

Spathiphyllum

Las flores del lirio de paz suelen ser blancas

El espatifilo o Spathiphyllum, es una planta herbácea originaria de las selvas tropicales de América y del oeste del Pacífico. La especie más cultivada es el Spathiphyllum wallisii, la cual puede llegar a medir unos 70 centímetros de altura. La inflorescencia puede ser blanca o rosa, y suele brotar en verano aunque también puede hacerlo antes, en primavera.

Necesita luz indirecta, temperaturas cálidas todo el año, y una frecuencia de riego moderada. En este sentido, es importante decir que cuando está pasando sed, sus hojas »cuelgan», pierden firmeza; pero se recuperan rápido en cuanto se riega.

Plantas para tener en un clima templado

Si vives en una zona donde las temperaturas bajan de los 0 grados, o dicho de otra manera, si se registran heladas todos los años, es muy importante que adquieras plantas que sean capaces de resistir el frío, el hielo y/o la nieve si además suele nevar, como estas:

Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)

El Castaño de Indias es un árbol caducifolio y muy alto

Muchos árboles de climas templados, especialmente los que viven en los bosques de montaña o cerca de ella, no resisten nada la sequía. Uno de ellos es el castaño de Indias, el cual es una planta caducifolia que alcanza una altura de hasta 30 metros. Florece en primavera, produciendo flores blancas muy bonitas. Pero es importante que no le falte agua, especialmente durante el verano.

Yo tengo uno en el sur de Mallorca, y lo pasa mal durante las olas de calor, ya que aparte de la temperatura, que llega a los 39ºC, hay también sequía. Y claro, lo riego hasta 4 veces por semana, pero así y todo, se ve que no le gusta demasiado estar ahí: sus hojas caen o bien justo cuando termina el verano, o bien poco después; es decir, no se le puede ver ese cambio otoñal que sí se podría disfrutar si el clima fuese más fresco y si lloviese más. Resiste muy bien las heladas de hasta los -18ºC.

Glicinia (Wisteria sp)

La glicinia es una trepadora que necesita mucha agua

La glicinia es un arbusto caducifolio y trepador originario de Australia y del este de Asia. Crece hasta llegar a los 20 metros de alto, y produce hojas de color verde que cambian al amarillo durante el otoño. En primavera florece, y es cuando brotan racimos colgantes de flores lilas o blancas.

Se trata de una planta que quiere sol directo, así como una tierra con un pH ácido o ligeramente ácido. No has de ponerla en un suelo alcalino porque, de lo contrario, tendría clorosis férrica. Asimismo, se ha de regar con moderación, más en verano que en invierno. Soporta el frío así como las temperaturas de hasta los -20ºC.

Jabonera (Saponaria officinalis)

La saponaria es una hierba que quiere mucha agua

La hierba jabonera es una perenne originaria de Europa. Alcanza una altura de hasta 60 centímetros, y desarrolla hojas verdes con forma de lanza. Sus flores son violetas, o de color rosa claro, y muy aromáticas. Estas brotan en primavera.

Crece rápido, siempre y cuando se ponga en un lugar soleado y se procure que no pase sed. Resiste las heladas de hasta los -12ºC.

Rosal (Rosa sp)

El rosal es un arbusto que se ha de regar mucho

El rosal es un arbusto espinoso que produce unas flores magníficas durante gran parte del año. Hay muchas variedades, las cuales crecen alrededor de uno o dos metros, a excepción de las trepadoras que superan los 5 metros. Las flores son blancas, rojas, rosas, amarillas, o incluso bicolores.

Se ha de colocar en el exterior, a pleno sol. Y, por supuesto, toca regar con moderación. Hay que evitar que la tierra esté siempre húmeda, pero así y todo, se debe regar unas 3-4 veces a la semana durante el verano siempre que no llueva.

Sarracenia

Las sarracenias necesitan riegos frecuentes

Imagen – Flickr/James Gaither

Las plantas del género Sarracenia son carnívoras originarias de América del Norte. Son herbáceas rizomatosas que han transformado sus hojas en una especie de jarrón que, en realidad, es una trampa para insectos ya que contiene agua. Estas trampas pueden ser más o menos grandes, y de colores muy diversos, pero por lo general miden entre 30 y 100 centímetros de alto, y son de alguna tonalidad de verde o rojo. En primavera producen flores que son, normalmente, rosas.

Necesitan estar en el exterior, a pleno sol, y en macetas de plástico con agujeros. Como sustrato, se les debe poner una mezcla de turba rubia sin abonar con perlita a partes iguales, o bien sustrato para plantas carnívoras que venga ya preparado. Y luego, solo hay que regarlas con agua destilada varias veces por semana. Resisten hasta los -4ºC.

¿Habías visto algunas de las plantas que necesitan mucha agua de esta lista?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.