5 plantas sin flores para jardín o maceta

Las plantas sin flores son, aunque pueda parecer al contrario, una maravilla. Debido a sus tallos o troncos y a sus hojas, son especies que quedan muy bien en los jardines, incluso si éste está lleno de preciosos pétalos. Además, las gimnospermas son las primeras que aparecieron en la Tierra, mucho antes que lo hicieran los dinosaurios hace unos 360 millones de años aproximadamente.

Así pues, si te gustan las plantas, llamémoslas prehistóricas, aquí tienes una pequeña selección de 5 plantas sin flores para jardín y/o maceta.

Cycas revoluta

Cycas revoluta

La Cica es una de las plantas más queridas hoy día. Recuerda bastante a una palmera pequeña, de apenas 2-4 metros de altura, pero nada tiene que ver con ella. Tiene una corona compuesta por más de 20 hojas pinnadas, coriáceas y de color verde. Su ritmo de crecimiento es más bien lento, pero su esperanza de vida es de 200-300 años, por lo que sólo tienes que ponerla al sol (aclimatándola antes si procede de un invernadero) y disfrutar de ella.

Resiste las heladas de hasta los -11ºC.

Dicksonia antarctica

Dicksonia antarctica

Se trata de un helecho arbóreo de crecimiento muy lento que llega a medir 2-3 metros de altura. Sus hojas son largas, de hasta 1m, pinnadas y de color verde claro muy bonito. El tallo es ancho, de hasta 30cm, pero como su raíces no son invasivas puede estar en maceta durante años y años, incluso durante toda su vida. Eso sí, necesita protección contra el sol directo, riegos frecuentes, y un sustrato o tierra que tenga buen drenaje y sea rico/a en materia orgánica.

Resiste temperaturas de hasta los -4ºC.

Ginkgo biloba

Ginkgo biloba

Es el único árbol que pertenece a la familia de las Gimnospermas. Lo llaman el Árbol de los Escudos, pues sus hojas tienen forma de escudo. Su crecimiento también es lento, pero es una planta muy interesante ya que tiene una altura de 10 metros y su follaje se torna amarillo durante el otoño. Y eso por no hablar de que es muy adaptable: puede vivir tanto en climas templados-fríos como en los cálidos, siempre y cuando durante el invierno la temperatura baje de los 0ºC.

Por su tamaño, es una planta para jardín, colocándose a pleno sol si el clima es suave-frío o en semisombra si es más bien cálido. Soporta temperaturas comprendidas entre los 38ºC de máxima (lo ideal es que no supere los 30ºC), y los -18ºC de mínima.

Taxodium distichum

Taxodium distichum

El Ciprés de los Pantanos es una conífera de 6-8 metros con hojas muy delgadas, de menos de 0,5cm de ancho, y con una longitud de 5-6cm. Es una planta caducifolia, pero antes de dejar caer su follaje se viste con su traje otoñal de color anaranjado-rojizo. Crece rápidamente si tiene agua en abundancia.

Resiste sin problemas las heladas de hasta los -18ºC; sin embargo, necesitará protección contra el sol directo si la temperatura sube de los 30ºC.

Taxus baccata

Taxus baccata

Es una conífera de hoja perenne y, dicho sea de paso, muy decorativa. Está compuesta por pequeños foliolos largos y delgados, de 4-5cm x menos de 0,5cm. Los brotes nuevos son de color verde claro, y a medida que termina su desarrollo se van volviendo verde oscuro. Alcanza una altura de hasta 20 metros, y su tronco se puede ensanchar hasta los 4m de diámetro.

El tejo es ideal para tener tanto en semisombra como a pleno sol. Resiste el frío y las heladas de hasta los -7ºC.

¿Conoces otras plantas sin flores?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *