Plantas para suelos arenosos y arcillosos

Suelo arenoso

Los distintos tipos de suelos existentes no sólo anticipan las labores que tendremos que realizar puertas afuera sino que también determinan qué tipo de plantas podemos cultivar en el jardín.

Esto sucede porque cada suelo presenta diferentes condiciones naturales que son más favorables para algunas especies que para otras. De acuerdo al lugar y la zona en que vivamos, podemos encontrar suelos secos o muy húmedos, ácidos o alcalinos, profundos o salitrosos.

Plantas para suelos arenosos

Plantas crasas

Sabemos que los cactus pueden sobrevivir casi en cualquier condición debido a su naturaleza. Pertenecen a una familia de plantas acostumbrada a las sequías y a la falta de cuidados, que incluso acumula el agua de lluvia para sobrevivir a períodos largos de sequía. Por esto es que los cactus y las plantas crasas en general son ideales para aquéllos suelos secos y arenosos. Estos suelos son complicados pues la arena es en realidad piedra casi molida y por eso se recalienta con rapidez al sol impidiendo que muchas plantas sobrevivan. No es el caso de las suculentas, cuyas raíces soportan sin inconvenientes las altas temperaturas.

Este grupo no es el único que se adapta bien a este tipo de suelo. La garra de león, la, la clavelina, la rudbeckia, la retama, la rocalla, las zinnias, el pino y el ajenjo también son plantas para suelos arenosos y por eso puedes animarte a cultivarlas.

Plantas para suelos arcillosos

Suelo arcilloso

Los suelos arcillosos son algo difíciles pues tienen mal drenaje, lo que provoca una humedad casi constante que impide que las raíces de muchas plantas sobrevivan. Sin embargo, siempre hay excepciones y por eso es que hay que elegir aquéllas plantas que gustan vivir en entornos húmedos.

Las raíces de aquéllas plantas que viven en estos suelos se airean poco y les resulta difícil penetrar el terreno aunque eso no sucede con las herbáceas, plantas ideales para suelos arcillosos. También se aplica a papiros, lirios, manzanos, arces y sauces así como a la madreselva, el bambú, la cala y las dalias.

El poder de la adaptación

Aún cuando hay plantas que se adaptan bien a suelos algo pobres o húmedos, lo ideal es que el terreno siempre sea rico en nutrientes, con buen drenaje y aireados.

Lamentablemente, esto no siempre sucede, en especial en lugar con climas extremos. Es cierto que es posible adaptar el suelo brindándole aquello que le falta o bien equilibrándolo con productos y diferentes elementos naturales pero en ocasiones lo mejor es hacer a la inversa y elegir aquéllas plantas que mejor se adaptan a cada suelo. Es por eso que hoy nos dedicamos a algunos ejemplos relevantes que te ayudarán si el suelo de tu espacio verde es arenoso o arcilloso.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *