Plantas tapizantes para acuario

Si tienes un acuario, llénalo de plantas

Lo más bonito de tener un acuario es poder disfrutar de un poco de naturaleza, y para que eso sea posible es importante, no solo elegir a la fauna adecuada, sino también las especies de plantas que pueden crecer mejor en él teniendo en cuenta el tamaño del recipiente, del volumen de agua, así como de si tiene instalado algún sistema de calefacción o no.

En este sentido, las mejores plantas tapizantes para acuario, es decir, aquellas que cubrirán el suelo del mismo, serán aquellas que podrán servir, al mismo tiempo, para embellecerlo, como para que los peces y/u otros animales las usen como refugio, como por ejemplo las que te mostraremos a continuación.

Bacopa australis

La Bacopa puede crecer como planta terrestre o acuática

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

La Bacopa australis es una planta que se puede tener tanto en acuarios como en el margen de un estanque. Su ritmo de crecimiento es rápido, alcanzando una altura de 10-15 centímetros. Sus hojas son ovadas o redondeadas, de color verde brillante.

Es una especie que vive en aguas templadas y cálidas, con temperaturas que ronden entre los 15 y los 32ºC. Por lo demás, se puede tener en zonas soleadas o en sombra, así que es sin duda una especie muy fácil de cuidar.

Lágrimas de bebé (Micranthemum callitrichoides)

Las plantas tapizantes para acuario son muy interesantes

Imagen – Wikimedia/Ranjith-chemmad

La planta conocida por el curioso nombre lágrimas de bebé, es una acuática nativa de Cuba, donde crece en aguas dulces a las que llega la luz del sol de manera directa. En el acuario creará una magnífica alfombra verde, no muy alta puesto que no supera los cinco centímetros de altura. 

Eso sí, aparte de necesitar mucha luz, también es preciso que el agua se mantenga caliente, a unos 20-28ºC.

Hydrocotyle tripartita

Vista del Hydrocotile

Imagen – Flickr/Harry Rose

La Hydrocotyle tripartita es una hierba perenne originaria de Nueva Zelanda, así como de Australia (Queensland, Nueva Gales del Sur y Victoria, para ser más concretos). Sus hojas son de color verde brillante, y brotan de tallos que crecen en vertical.

Es una planta muy demandante de luz, que necesita aguas cálidas con una temperatura de 20 a 26ºC para poder sobrevivir.

Junquillo salado (Eleocharis parvula)

Las plantas acuáticas pueden ser flotantes o terrestres, o ambas

Imagen – Wikimedia/Andrey Zharkikh

El junquillo salado es una hierba perenne originaria de las costas de prácticamente todo el mundo. Sus tallos pueden medir hasta 80 centímetros de altura si crece expuesta al sol, pero en un acuario se mantiene con un tamaño muy inferior; de hecho, no suele superar los 20 centímetros.

Se trata de una especie que requiere abundante luz para poder crecer, así como una temperatura del agua que se mantenga constante entre los 22 y los 28ºC. Se recomienda tener un poco de paciencia, puesto que tarda un poco en formar pequeños manojos. Pero al final la espera valdrá la pena.

Riccia (Riccia fluitans)

La Riccia es una planta herbácea acuática

Imagen – Wikimedia/BerndH

La riccia es una planta acuática flotante, que se mantiene cerca de la superficie, motivo por el que se incluye en esta lista. Crece hasta una altura de 7 a 10 centímetros, y forma gruesas esteras que sirven de refugio para los peces más jóvenes.

Si bien es flotante, se puede tener sujeta a troncos y/o rocas sin problemas. Lo único, ten en cuenta que no se puede colocar cerca de lentejas de agua, puesto que estas últimas crecen más rápido que la riccia, quitándole espacio. Asimismo, la R. fluitans requiere aguas templadas o cálidas, con una temperatura de 10 a 30ºC, y luz.

Sagitaria enana (Sagittaria subulata)

La Sagittaria es una planta herbácea acuática

La sagitaria enana, conocida también como punta de flecha de hoja estrecha, es una planta acuática que crece en aguas salobres de América, en particular de los Estados Unidos, Colombia y Venezuela. Alcanza una altura de hasta 40 centímetros, y sus hojas son verdes, con forma linear.

No es nada exigente. Estará de maravilla en aguas templadas o cálidas, siempre que no baje de los 4ºC ni supere los 30ºC. Tampoco es muy demandante de luz, de modo que no te habrás de preocupar por eso.

Trébol de agua (Marsilea hirsuta)

Vista de la Marsilea hirsuta

El trébol de agua es una de las especies de plantas acuáticas más comunes del mundo. Sus hojas son simples, pequeñas, y de color verde, y se extiende a buen ritmo por el acuario gracias a que produce estolones.

Además, es fácil de cultivar, puesto que no requiere de tanta luz como otras acuáticas. Pero la temperatura del agua tiene que estar entre los 18 y los 28ºC.

Utricularia graminifolia

Vista de la Utricularia graminifolia

Imagen – Flickr/DGuarch

La Utricularia graminifolia es una planta carnívora perenne y subacuática. Es originaria de Asia, y es tan pequeña que no supera los 4 centímetros de altura. Resulta ser una espléndida especie cespitosa, pero eso sí, has de tener en cuenta que produce trampas las cuales están hechas para atrapar invertebrados pequeños, de unos 5 milímetros como máximo.

Su cultivo es fácil. La temperatura se tiene que mantener entre los 16 y los 28ºC, y puede crecer en zonas con poca luz.

¿Cuál de estas plantas tapizantes para acuario te ha gustado más? ¿Conoces otras especies que puedan tenerse en este tipo de recipiente?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.