Plantas venenosas para gatos

plantas venenosas para gatos

Quien tiene un gato sabe que hay que tener mucho cuidado con lo que se le pone “a tiro”. Y es que, en el tema “vegetal”, existen muchas plantas venenosas para gatos. Estas pueden provocar incluso la muerte de nuestro felino.

Por eso, a continuación queremos dejarte un listado de esas plantas tóxicas para gatos, aquellas que, de tenerlas, deberías ponerlas en lugares donde estos no puedan alcanzarlas de ninguna forma para evitar que se las intenten comer, que las muerdan, y por ello, que tengan consecuencias para con su salud. ¿Quieres saber cuáles son?

Lirios

Lirio: plantas venenosas para gatos

Los lirios, las azucenas… y en general todas las plantas que sean de estas familias son de las más peligrosas para los gatos.

Si un gato le da un simple mordisco a estas plantas pueden hacer que tenga vómitos, diarrea, que esté apático y que no quiera comer pero sí beber mucho.

El problema es que, si no se coge a tiempo, puede acabar con un problema renal.

Acebo

Acebo plantas venenosas para gatos

El acebo es una de las plantas navideñas que se puso de moda hace unos años. El problema es que esta, si tienes gatos, es bastante peligrosa para ellos. Si el animal se come los frutos de la planta va a sufrir un trastorno digestivo importante, basado en dolores abdominales, diarreas, vómitos…

Adelfa

Adelfa

La adelfa, también conocida como rosa laurel o laurel de flor, es una de las plantas venenosas para gatos cuya planta al completo es tóxica. Además de provocarle un trastorno digestivo, puede atacar a su corazón, por lo que es mejor tenerla bien lejos de ellos.

Flor de Pascua

Flor de Pascua

También relacionada con el acebo, la flor de Pascua es otra de las típicas de la Navidad, pero lo cierto es que para los gatos es muy irritante. Solo con tocarla pueden tener irritación. Pero es que si la muerden o la ingieren empezarán a tener tos, vómitos, diarreas, salivación, etc.

Cebolla

Cebolla, de las plantas venenosas para gatos

La cebolla es algo que está presente en las cocinas. Y a lo que los gatos podrían tener acceso, ya sea como planta o como el fruto de estas. El problema es que es de las más venenosas para los gatos.

Cruda es muy difícil que se la coman, pero en alguna comida preparada sí pueden ingerirla y el problema es que produce hemólisis, que es una rotura de los glóbulos rojos; además de una anemia.

Cala

Cala

La cala, también conocida como lirio de agua, flor de pato o flor del jarro es otra de las plantas venenosas para gatos. Esta es tóxica en toda la planta, pero sobre todo en el caso de las flores.

¿Y qué provoca? Pues un trastorno digestivo basado en vómitos, diarreas, irritaciones…

Costilla de Adán

Costilla de Adán

La costilla de Adán en general es venenosa toda la planta, menos los frutos. Pero no es habitual que, en interior, tenga frutos. Es una de las plantas de interior más común en los hogares, pero nada recomendable si tienes gatos.

Y es que además de trastornos digestivos, hay un trastorno en los ojos y en la piel si la toca.

Espatifilo

Espatifilo, plantas venenosas para gatos

El espatifilo es una planta que muchos confunden con la flor de pato, pero en realidad no se parecen demasiado entre ellas. Al igual que la otra, también es tóxica toda la planta y produce irritación en la piel y los ojos, así como un trastorno digestivo.

Jacinto

Jacinto

Del jacinto, el bulbo es lo más peligroso para los gatos. No solo afecta con vómitos, diarreas y dolores abdominales, sino que también puede provocar en los felinos un trastorno neurológico importante, sobre todo si no se coge a tiempo.

Kalanchoe

Kalanchoe

Otra de las plantas habituales en las casas es el kalanchoe por la vistosidad de sus flores. Pero son estas mismas las que se convierten en un problema importante. En realidad, toda la planta es venenosa, pero sobre todo las flores son las más tóxicas.

Es muy peligrosa porque puede hacer que sufran de trastornos digestivos, neurológicos y/o cardíacos.

Poto

Poto

Imagen – Flickr/John Lillis

El poto es otra de las plantas comunes en las casas, pero todo un peligro para los gatos ya que es tóxica desde las raíces hasta las hojas. Comerla puede provocar problemas digestivos, pero también en la piel y en los ojos.

Lirio del valle

lirio del valle

También llamada convalaria o muguet, esta planta es venenosa al completo, desde las raíces hasta las flores.

Si un gato se la come, sufrirá de problemas digestivos, pero dependiendo de la cantidad que ingiera, estos podrían ser neurológicos y/o cardíacos también, llegando incluso a la muerte del animal.

Laurel

Laurel

El laurel es algo habitual en las cocinas (como también ocurría con la cebolla). En general, toda la planta de laurel es tóxica para los gatos, por lo que si tienes hojas para cocinar, estas pueden ser peligrosas.

¿Qué pueden sufrir? Vómitos, diarreas, problemas digestivos importantes…

Qué hacer si tu gato se come alguna planta venenosa

Aunque esta situación es la que menos nos gustaría, no hay duda de que, a veces, te puedes encontrar con que tu gato se coma una planta que no debe, y que, por ende, sufra sus consecuencias. Si notas que tu gato cambia su comportamiento y ves que ha comido algo que no debe, lo primero que necesitas es localizar esa planta que se ha comido y calcular cuánto puede haber ingerido. De inmediato, llama al veterinario para que te asesora y te diga qué hacer. A veces esto puede salvar la vida al felino ya que, si mientras lo trasladas haces unos primeros auxilios, estarás ayudándole a recuperarse cuanto antes.

Es importante actuar lo más rápido posible para minimizar los riesgos, así que no lo dejes.

Como ves, son muchas las plantas venenosas para gatos. Pero que no te agobie o pienses que no vas a tener plantas si tienes un felino. Existen una serie de plantas que sí se pueden tener con ellos y que no ponen en peligro su salud. Solo necesitas adaptar tus plantas a tu gato, o bien colocar las venenosas en lugares donde estos no puedan acceder a ellas para seguir disfrutando de su colorido y vistosidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.