Características, origen y cultivo de la platerina

Después de ver el híbrido nabicol os presentamos la platerina. Se trata de una fruta que no es ni un paraguayo ni una nectarina. Como se sabe ya, en verano llegan las frutas más jugosas que nos ayudan a mantenernos frescos y de una forma saludable. Melones, sandías, albaricoques, melocotones, etc. Son frutas de temporada de verano muy ricas en agua y deliciosas en sabor.

La platerina es una variedad que tiene características del paraguayo y la nectarina. En este post vamos a centrarnos en analizar esta especie tan peculiar. Por lo que, si quieres conocer más acerca de esta deliciosa fruta, sigue leyendo 🙂

Origen y variedades

La platerina es una fruta con hueso mezcla entre la nectarina y el paraguayo. Todas estas frutas derivan del melocotón. Se puede decir que si la nectarina era la versión con piel fina del melocotón la platerina es justo lo contrario.

Los agricultores, agrónomos y científicos están continuamente trabajando para mejorar y conseguir nuevas variedades cuya producción sea más sencilla y aporte grandes beneficios. Cuando se intenta mejorar una especie se tiene en cuenta la tolerancia a las temperaturas extremas (por ejemplo la resistencia a las heladas), la vulnerabilidad ante el ataque de plagas o enfermedades, la mejora del sabor o el aumento de tamaño, la velocidad de crecimiento, etc.

El melocotón es una especie de fruta bastante propensa a ser desarrollada y mejorada genéticamente a tal punto que tiene múltiples variedades comunes en los mercados.

El origen de la platerina no se conoce bien, pero se puede observar como su aparición en venta en los mercados es bastante reciente.

Características principales

Nos encontramos con un aspecto parecido al paraguayo. Es como si fuera una nectarina plana con una forma de botón. Nos podemos encontrar con platerinas de carne amarilla o blanca. La piel de esta fruta es muy fina y lisa y no tiene esos “pelillos” que tanto molesta a muchas personas. Por ello, esta fruta puede ser comida perfectamente sin pelarla y disfrutarla en todo su esplendor.

El sabor destaca por ser muy dulce y emite un aroma bastante profunda. Es muy parecido al de la nectarina. En cuanto al interior, la carne es bastante jugosa y tiene una textura bastante agradable cuando se mastica. No es recomendable dejarla madurar demasiado porque ya de por sí es dulce. Cuando madura demasiado es demasiado dulce y pierde textura.

El hecho de que la piel sea tan fina y no tenga pelillos la hace potencial atractivo para los más pequeños que se niegan a comer fruta. Aún es una especie en pañales, por lo que se espera que en unos años la distribución vaya mejorando cada vez más.

Paraguayo y platerina

El sector de la fruta dulce en España ocupa una superficie relativamente baja. Sin embargo, es uno de los sectores que más contribuye a la producción agraria final, aportando el 18% de la misma. Aunque la platerina y el paraguayo está teniendo un buen éxito, el melocotón es la especie con más importaciones (cerca del 48% sobre el total).

El melocotonero es una de las especies más importantes de fruta dulce en España. Nuestro país se ha convertido en el segundo productor de la Unión Europea y el más competitivo en base a la calidad que se ofrece. Esto contribuye a que la tecnología en materia de mejora de la genética esté cada vez más desarrollada. Mientras más se investiga sobre la mejora genética más cantidad de variedades se pueden presentar y con mayor calidad.

Las variedades están adaptadas a las demandas del consumidor y permiten una mayor producción con un menor coste. Entre las variedades más solicitadas y mejoradas se presentan los paraguayos y las platerinas con un régimen de calidad muy alto.

La diferencia de esta última con respecto al paraguayo es su mejor presentación comercial, además de presentarse en el mercado como una fruta novedosa. Aún no está demasiado extendida, por lo que su precio es alto.

Cultivo de la platerina

Los cultivos de esta variedad se limitan principalmente a las zonas con climas templados. Las zonas de mayor cultivo son Murcia, Lérida y Aragón. La superficie de cultivo se ha visto incrementada en los últimos años debido a que es un producto que es bien acogido por los consumidores.

Entre los requisitos para el cultivo de la platerina nos encontramos con la altitud. Estos árboles son plantados a poca altitud. Más o menos a unos 300 metros con respecto al nivel del mar. No tienen la necesidad de reposar durante el invierno como lo hacen algunas especies de melocotonero. Prefieren inviernos cortos y más templados con veranos largos y atmósfera seca.

Es algo sensible a la humedad. Un exceso de esta puede desencadenar el desarrollo de enfermedades y la pérdida del fruto por agrietamiento. En cuanto al suelo, necesita de suelos profundos, bien drenados y con naturaleza ácida.

Para plantarlos debemos dejar unos 4-5 metros entre cada uno de ellos para que no compitan por el territorio ni los nutrientes. Necesita tareas de mantenimiento como lo son las podas. Se puede realizar la poda de formación al principio cuando se inicia la producción. Según la zona, los sistemas de formación más usuales son en forma de vaso. De esta forma el cultivo aprovecha mejor las regiones templadas.

Mantenimiento

La poda de mantenimiento para la platerina consiste en eliminar entre el 50 al 70% de los ramos mixtos existentes. La intensidad de la poda debe ser gradual. Conforme va aumentando la producción, debe intensificarse para que sea máxima a los 3 o 4 años después de su plantación.

La intensidad de la poda también depende de otros factores como la fertilidad a la hora de cultivar, las temperaturas mínimas invernales y el incumplimiento de las temperaturas en las épocas de heladas.

La poda hay que iniciarla desde el extremo de una rama y descendiendo hacia la base. De esta forma estaremos eliminando los ramos demasiado vigorosos, los más débiles y los más mal situados. Los ramos que han producido es mejor eliminarlos completamente.

Espero que con esta información no sólo conozcáis más a este nueva variedad, sino que podáis cultivarla en vuestro huerto.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles frutales

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

2 comentarios

  1.   Alberto cruz dijo

    Yo vivo en Barcelona y el año pasado me salieron arbustos de papaya y me crecieron asta metro y medio y el tronco de unos 6 a 8 centímetros de grueso esto fue en julio en febrero bajo la temperatura ambiente a cero grados y se me murieron los 8 arbustos y uno que le regale al vecino es lógico que se mueran tan rápido

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Alberto.
      Sí, no suelen aguantar el frío.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.