¿Cuándo se hace la poda de frutales de hueso?

poda de frutales de hueso

Si tienes un melocotonero, un albaricoque o un frutal de hueso, ¿sabías que su poda no es igual que con otros frutales? Así es, estos tienen unas peculiaridades que deben conocerse para poder realizar el mantenimiento más adecuado. Pero, ¿cuándo se hace la poda de frutales de hueso? ¿Y qué se necesita? ¿Hay algo diferente de otras podas?

Si ahora mismo te han entrado dudas acerca de si lo estás haciendo bien o no, a continuación te damos las claves para que te asegures.

El objetivo de la poda de frutales de hueso

frutos en el árbol

¿Te has preguntado alguna vez el motivo por el que podas los árboles? A menudo lo que se piensa es que se hace para controlar su crecimiento y lograr que no acabe invadiendo partes donde no queremos que esté. Otras veces para sanearlo. Pero, en el caso de la poda de frutales de hueso, en realidad hay un objetivo mucho mayor.

Cuando se podan los frutales de hueso la razón que debe tenerse en mente no es otra que conseguir un fruto de mayor calidad. No es que vaya a dar más, o que tenga el tamaño adecuado a tu jardín, sino que los frutos que dé, ya sean grandes, medianos o pequeños, sean de muy alta calidad.

Dicho de otro modo, que los frutos que recojas de estos árboles te sepan a gloria. Y esto, aunque no lo creas, no es tan fácil como parece.

Es cierto que las primeras podas, cuando lo plantas y empieza a crecer, están dirigidas a formar el árbol, haciendo que tenga una estructura abierta y que se desarrolle a lo ancho, y no a lo alto. Por eso, en ejemplares jóvenes es normal que se use alambre o similar para guiar las ramas y darles forma.

Además, en esa época lo normal es que no dé frutos, o estos no tengan la calidad esperada porque no es su momento. Pero todo ello influirá en el futuro.

Cuándo es la poda de frutales de hueso

melocotones en el árbol

Si tienes cualquier árbol frutal de hueso, entonces debes saber que la época para podar no es a final del invierno y principios de la primavera. Es el invierno.

Ahora bien, hay que hacer varias salvedades.

Y es que, si donde vives la temperatura en invierno es bastante baja, hay heladas e incluso probabilidad de que nieve, lo mejor que puedes hacer es retrasarla a ese final del invierno para que no haga mella en la salud del árbol.

Si, por el contrario, el clima que tienes permite que los inviernos no sean muy duros, entonces sí, poda en invierno.

Aparte de esta poda, debes saber que se realiza una segunda en el verano. Es la llamada «poda verde» y el objetivo que tiene es quitarle al árbol los brotes que chupan la energía de la planta, es decir, los chupones (que salen en ramas y en el tronco, incluso en las raíces). Si se eliminan, lograrás que la energía fluya de manera correcta. ¿Y cuándo se hace esto? Pues en junio y en julio, que es cuando más van a salir.

Tipos de poda de frutales de hueso

Dentro de las podas a frutales, así como a árboles, arbustos… hay varios tipos. Y en concreto con la poda a frutales de hueso, hay que tener en cuenta algunas peculiaridades de cada una de ellas. A continuación te las explicamos:

Poda de limpieza

Como ocurre con otros árboles y arbusto, la poda de limpieza, o de mantenimiento, se va a realizar a lo largo de todo el año y de toda la vida del árbol. El objetivo que tiene esta es eliminar ramas y brotes muertos, las ramas secas, con daños o de enfermedad, así como los chupones o los sierpes (son brotes que nacen en la base, principalmente del tronco o de las raíces).

También nos servirá para vigilar que las ramas del árbol no se crucen o impidan la oxigenación del centro, algo que puede perjudicar, y mucho, a la salud de este.

Poda de fructificación

Esta oda ha de iniciarse con ejemplares que ya son adultos y que dan frutos. En el caso de los frutales, tendría lugar a partir del tercer o cuarto año de vida.

El objetivo de esta es mejorar la producción, que no la calidad, para que dé más frutos. Para ello, ha de esperarse sobre todo a la primavera o verano (dependerá del tipo de frutal que sea).

Poda terciado o desmochado

¿Has oído hablar de ella alguna vez? ¿Sabes de qué van? En realidad son dos podas especiales para los frutales con hueso y ambas se refieren a eliminar la copa de arriba de los frutales.

Ahora bien, en el caso de terciado, se eliminan todas las ramas dejando el árbol con una tercera parte. ¿Y en el desmochado? Esta es más drástica, porque tendrás que cortarle todas las ramas y dejar solo el tronco.

Obviamente, estas dos podas no son fáciles de llevar a cabo (cortar sí, pero que el árbol esté preparado para ello y puedas asegurarte antes de podar no es fácil). Por eso, lo mejor es que estas la hagan expertos en la materia.

Qué herramientas necesitarás para podar frutales con hueso

poda de frutales de hueso para mejorar la calidad del fruto

Cuando vayas a ponerte a podar, antes de nada, ten a mano todas las herramientas que pueden hacerte falta. De esta forma, harás la poda completa, sin tener que parar para buscar herramientas.

¿Y cuáles son las más necesarias? Nosotros te recomendamos las siguientes:

  • Guantes y visera protectora. Para evitar hacerte daño o que te salte algo a la cara. Sí, sabemos que es incómodo, pero mejor eso que no tener heridas o parar para ir a urgencias.
  • Una escalera. Sobre todo si tu árbol es grande. Intenta que sea lo más segura posible y también que, si la usas, haya otra persona que la sostenga por lo que pueda pasar.
  • Unas tijeras de poda. En realidad, te aconsejamos que tengas dos, unas grandes y otras pequeñas. De esta forma, cuando se te resista alguna rama, tendrás con qué cortarla.
  • Una sierra. Para los árboles frutales más antiguos, las tijeras pueden no ser suficientes para cortar así que deberás tener preparada una silla para aquellos troncos más gruesos.

Ahora ya tienes todos los conocimientos sobre la poda de frutales de hueso. ¿Necesitas algo más? Consúltanos en comentarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.