Poda de la sandía

cosecha de sandias

La poda de la sandía es una práctica utilizada por los agricultores con dos objetivos: una mejor gestión del espacio o una fruta de mayor calidad. En general, esto no representa un trabajo complicado, pero se debe tener cuidado para no dañar la planta. Como la versión de cultivo horizontal, tendrás un acceso más fácil a cada área, a diferencia de los árboles frutales como los naranjos o los limoneros.

En este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber para aprender la poda de la sandía.

Por qué se poda la sandía

cultivo de la sandia

Las plantas de sandía necesitan poda para mantener todos sus tallos y ramas en orden. Además, es útil dejar tallos que estén más cerca del tallo principal y requieran más nutrientes en las actividades de producción. Esto significa que los frutos que allí se producen son de mayor tamaño y calidad, ya que se desarrollarán en condiciones óptimas.

Hay dos sistemas de poda que se pueden aplicar al cultivar sandías. El primer sistema consiste en actuar sobre las plantas desde el inicio del crecimiento, y el segundo sistema permite que se desarrollen algunas ramas mayores, exprimiendo y eliminando otras ramas menores.

El fruto de la sandía se diferencia del melón en que el primer fruto suele dar en la flor femenina de la rama principal y la flor del segundo capullo, mientras que en el melón da en la flor del segundo y segundo capullo y otras veces en las flores de la tercera.

Cuándo realizar la poda de la sandía

poda de la sandia de mantenimiento

La poda de la sandía es imprescindible ya que comienza a producir sus propios tallos y hojas. Si la idea es que la planta se desarrolle con vitalidad, es necesario eliminar todos los tallos que surjan de forma desordenada. Sobre todo aquellas que nacen y crecen de forma desproporcionada entre el tallo principal y el tallo secundario más fuerte.

En cuanto a las temperaturas exteriores, es mejor esperar a primavera o verano para evitar que las heladas afecten al interior de la planta. Sin embargo, si estas se desarrollan en invernadero, no hay problema en hacerlo en otoño o invierno. Si el recorte se realiza desde el principio, no se requieren herramientas, ya que bastará con la simple presión de los dedos. Si podas cuando las ramas son gruesas, las tijeras de jardín desinfectadas harán el truco.

Cómo podar paso a paso

poda de la sandia

Para mantener tu planta de sandía en óptimas condiciones, solo necesitas podarla como le indicamos a continuación:

  • Identifica el tallo primario más visible y los dos tallos secundarios.
  • A lo largo de estos dos troncos, se crearán más ramas, lo que reducirá la masa y la energía del tronco. Entonces, lo que vamos a hacer es contar 8 nudos desde la base y luego hacer el corte en punta. Estos serán nodos secundarios.
  • Ahora, de los brotes secundarios, solo se deben eliminar aquellos brotes que aparezcan en lugares desfavorables, como entre los tallos primario y secundario. Estos solo causan pérdida de nutrientes sin ningún beneficio.
  • Revisa el estado de la planta con frecuencia para dar oportunidad de retirar hojas y frutos que no tarden en desarrollarse bien. Esto se debe a que pueden desarrollar una determinada enfermedad. Para su correcta eliminación, es necesario retirarlo de la planta y quemarlo.

Al momento de la poda, debes tener mucho cuidado con la cantidad de flores que quitas de la planta, ya que cada flor realiza un trabajo específico. Las flores femeninas son responsables de producir frutos, pero las flores masculinas son necesarias para el proceso de polinización. Por eso, si no te queda muy clara la diferencia entre uno y otro, debes evitar quitarlos sin un plan.

Tipos de poda

Poda de mantenimiento

El propósito de la poda de limpieza es dejar espacio para ramas nuevas y saludables y eliminar elementos no deseados de la planta. Esta poda se realiza en conjunto con otras tareas de mantenimiento a lo largo del año.

En primer lugar, eliminaremos los chupones de la siguiente manera:

  • Encontraremos brotes secundarios o retoños que aparecen entre la primera hoja y el tallo principal.
  • Posteriormente cortaremos con cuidado la ventosa para que el corte quede lo más cerca posible del tallo principal sin dañarlo. Se hace mejor cuando los cogollos tienen menos de 5 cm.
  • Corta las ramas en diagonal para que el agua pueda fluir. Esto evitará que el agua se quede en la herida y provoque que se pudra.

Luego eliminaremos los siguientes elementos no deseados:

  • Tallos y hojas secas o enfermas.
  • Las flores marchitas destruyen y agotan la energía de la planta.
  • Probablemente brota de la misma raíz.
  • Brotar de los pies de la planta en un lugar débil o pobre.
  • Tallos cruzados, plantas mal orientadas o enredadas.
  • Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia.

Poda de floración

La poda de floración se realiza anualmente, generalmente a fines del invierno o principios de la primavera, para aumentar la floración de la planta. Procederemos de la siguiente manera:

Solo corta las ramas que ya están floreciendo. Mantenlas a dos nudos del suelo. Solo debes podar las que ya están floreciendo para que puedan crecer nuevos brotes que florecerán el próximo año. También corta ramas atrofiadas e intersectadas en dos nudos por encima del suelo.

No cortes tallos que no estén floreciendo (son tallos que florecen al año siguiente). Si uno es demasiado largo o demasiado corto en relación con los demás, también se puede cortar para darle a la planta una forma más armoniosa. Las nuevas ramas que crecen directamente del suelo no te darán flores. Estas son las que florecerán el año que viene, y las que salen de los nudos que quedan de la poda de este año. Recuerda, las mejores condiciones para que las plantas florezcan vigorosamente son condiciones húmedas y mucha luz.

Poda de renovación o rejuvenecimiento

Su objetivo principal es eliminar las partes envejecidas de la planta y reemplazarlas con brotes nuevos y más jóvenes. Se trata de una poda renovada que fortalece la planta y produce nuevos brotes. Esto se hace para rejuvenecer la sandía y se puede hacer en pasos grandes o graduales.

  • Poda de rejuvenecimiento sustancial: En el primer caso lo que estamos haciendo es podar toda la planta en el suelo. Esto solo debe hacerse si el espécimen tiene la fuerza suficiente para sostenerlo y asegurar el riego y la fertilización.
  • Poda de rejuvenecimiento progresivo: Consiste en eliminar el 50% de las ramas, alineándolas con el inserto. Las ramas conservadas se cortan a la mitad de su longitud, es decir, solo un tercio de las mejores ramas que podemos encontrar en ellas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la poda de la sandía y como realizarla.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)