Todo sobre la poda de las calas

La cala se poda poco

Imagen – Flickr/Andres Bertens

Hay muchas plantas que se podan poco, pero cuando se hacen se ven más bonitas. Una de ellas es la cala, también conocida como lirio de paz. Esta. además, se utiliza mucho como flor cortada, ya sea para hacer magníficos ramos o para tener en un jarrón, de modo que es muy interesante tener a punto unas tijeras.

Si quieres saber todo sobre la poda de las calas, a continuación te explicaremos cuándo y cómo se hace para que puedas tener unas plantas preciosas.

¿Cuándo se podan?

Las calas se podan en primavera

Las calas, cuyo nombre científico es Zantedeschia aethiopica, son plantas que rizomatosas que brotan en invierno y florecen en primavera. En climas cálidos o si están resguardadas permanecen verdes prácticamente todo el año. Por eso, la época de poda varía un poco dependiendo de las condiciones en las que se estén cultivando.

Pero, en general, se hará a lo largo de la primavera, ya que es cuando están más activas. Ahora bien, si vives en una zona donde las temperaturas son suaves, seguramente tengas que podarlas más adelante también.

¿En qué consiste la poda de las calas?

Estas plantas son herbáceas, de modo que la poda que se les hará es muy diferente a la que se le haría a, por ejemplo, un árbol. De hecho, lo único que les haremos será cortar: las hojas secas, las flores marchitas y también las que queramos usar para decorar. Nada más.

Asimismo podríamos recortar las hojas que se estuviesen poniendo marrones para conseguir que se vieran mejor, pero esto va a gustos. Hay quien prefiere esperar a que se sequen por completo para luego cortarlas, y otros que no.

¿Qué utilizar para podar calas?

Para podar las calas de la mejor manera posible vamos a necesitar lo siguiente:

  • Tijeras de poda de yunque. Es importante que estén afiladas y limpias. De hecho, antes y después de su uso se han de limpiar con agua y jabón, o al menos con una toallita húmeda desinfectante. Puedes comprarlas aquí.
  • Guantes de cocina, o que estén hechos de algún material impermeable. Así se evita correr el riesgo de que la savia de las plantas entre en contacto con la piel. Y es que si no protegemos las manos, podríamos acabar con la piel irritada.
  • Recipiente con agua. Si vamos a cortar las flores, es necesario tener cerca algo donde meterlas para que no se deshidraten antes de tiempo.

¿Cómo se podan?

Las calas se podan poco

Dependiendo de qué es lo que queramos cortar, la poda se hará de una forma u otra. Así que para que no se te escape nada, vamos a ver cómo podar hojas y flores:

Poda de hojas

Las hojas de las plantas tienen una esperanza de vida limitada, y las de calas solo viven unos pocos meses. Pero además, si sufren por exceso o falta de agua, se secan antes de lo que tendrían que hacerlo. Por eso, lo que haremos será coger las tijeras, limpiarlas, y después proceder a cortar la hoja por el tallo que lo une al rizoma que se encuentra bajo tierra.

Pero, ¿por dónde hay que cortar? Bueno, esto depende un poco de cada uno. A mí me gusta cortar solo la hoja, dejando el tallo, ya que este si aún está verde realiza la fotosíntesis y, por lo tanto, es útil para las plantas. Pero si lo deseas, puedes cortarlo también, realizando el corte por encima del suelo, es decir, por encima del rizoma.

Lo que no se debe hacer es cortar hojas verdes, por el motivo que hemos comentado hace un momento. Si se hace, lo único que conseguiremos es que las calas se debiliten, ya que su capacidad para realizar la fotosíntesis disminuye.

Poda de las flores

Si lo que quieres es cortar las flores, has de realizar el corte desde más o menos la base del tallo floral, independientemente de que las quieras usar para decorar, o eliminar las que estén marchitas para que las calas se vean mejor. Las calas pueden producir varias flores cada temporada, y más si son ejemplares adultos, pero cuando hay una que está mal, lo cierto es que su valor ornamental se reduce.

Además, también es importante podarlas si las hemos regado demasiado, ya que mantenerlas supone un gasto de energía muy grande. Y energía es justo lo que necesitan en esos momentos tan delicados, por lo que es preferible que la gasten en su recuperación y no en sus flores.

¿Cómo conservar las flores cortadas de las calas en un jarrón?

Las calas se podan con tijeras

Imagen – Flickr/
Jose Luis Cernadas Iglesias

¿Quieres usarlas para decorar? Sigue estos pasos:

  1. Consigue un jarrón alto y límpialo con agua y jabón. Enjuágalo y sécalo bien.
  2. Introduce las flores con cuidado, puesto que los tallos son muy frágiles. Además, han de quedar un poco separadas.
  3. Llena el jarrón de agua, y ponlo en una habitación en la que haya mucha claridad pero no sol directo. Asimismo, ha de estar lejos del aire acondicionado o de cualquier otro aparato que genere corrientes de aire.
  4. Limpia el jarrón y cámbiale el agua cada dos días. Esto evitará que empiecen a proliferar bacterias y hongos.
  5. Recorta 1 centímetro la parte inferior de los tallos cada dos días.
  6. Y disfrútalas.

¿Te ha sido de utilidad?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.