¿Cómo se hace la poda del pino?

podar los pinos

En España encontrarás diferentes especies de pinos autóctonos, pero en general se puede decir que los pinos forman parte de las familias de las vasculares, las coníferas y las pináceas. Hay muchas personas que tienen pinos en su jardín y quieren aprender cómo se realiza la poda del pino.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cómo se hace la poda del pino, cuáles son los pasos a seguir y qué aspectos se deben tener en cuenta.

Características principales

primera poda del pino

Los pinos suelen crecer en zonas montañosas, pero debido a que no requieren muchos nutrientes, se pueden ver en casi cualquier terreno, formando pequeños bosques. En la montaña, sus raíces se adhieren a las piedras y son capaces de soportar todo el peso del árbol en acantilados o acantilados escarpados.

Tiene flores masculinas y femeninas, que se caracterizan por no estar nunca en la misma rama. Cada rama lleva sólo flores del mismo sexo. Las hojas del pino son puntiagudas y delgadas, el fruto de este árbol se llama piña y las semillas son piñones.

Todo esto está muy bien, pero no cabe duda de que en España el pino está muy asociado a la Navidad. ¿Quién no ha visto un árbol adornado con bolas y guirnaldas?

Cuándo se debe podar un pino

consejos para la poda del pino

Al igual que otras coníferas, los pinos deben podarse según el entorno y la ubicación. Podemos decidir podar pinos en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Los pinos torcidos corren el riesgo de ser arrancados o caerse.
  • Pinos muy densos que apenas dejan pasar la luz.
  • Los pinos están mal orientados estéticamente o plantados en lugares inadecuados.
  • Pino enfermo atacado por plagas.
  • Los pinos pueden afectar ciertos elementos de construcción y propiedades adyacentes a medida que crecen.

Hay que distinguir entre poda y tala. La tala también puede considerarse necesaria, pero solo si no hay espacio suficiente o si el árbol corre el riesgo de caer. Para evitar la tala, es recomendable utilizar técnicas especializadas para sujetar los árboles y tratarlos para fortalecer los árboles y sus raíces.

Aspectos principales sobre la poda del pino

podar los pinos en altura

Los pinos comienzan a podarse cuando tienen al menos 6 años, y el mejor momento para podarlos es a fines del verano y el próximo otoño. Si podamos en verano, exponemos el árbol al ataque de insectos, más concretamente de escarabajos, durante los meses de verano. En cambio, si la poda se realiza en los meses más fríos, es decir, en invierno, hay muchas posibilidades de que perdamos fuerzas e incluso muramos del árbol.

Se recomienda comenzar a recortar desde la parte inferior y avanzar hacia la parte superior. Las primeras ramas a quitar son las que están secas, en mal estado o enfermas, no olvides las ramas que crecen en la parte más baja, eliminando estas últimas engrosamos el tronco. Si te interesa que tu árbol tenga un aspecto estético bonito, debes prestar atención a las proporciones y no dejar que la altura supere las dos terceras partes de su base.

Como en todos los árboles, la poda es muy necesaria ya que mantiene al ejemplar en mejores condiciones y evita que el árbol se caiga por sobrepeso o por no permitir que el aire circule correctamente en su interior. La circulación del aire es más importante de lo que parece, ya que evita que las plagas se asienten en el interior. Por supuesto una de las razones por las que realizar la poda del pino es la estética. Un pino es un árbol muy bonito, más aún cuando se lo poda profesionalmente.

¿Cómo se hace la poda del pino?

Para podar un pino hay que hacerlo de abajo hacia arriba, quitando las ramas que nacen demasiado bajas del tronco y trabajando a lo largo de las que se han secado en la copa inferior por falta de luz.

La primera poda se recomienda entre los 6 y los 8 años de edad en pinos. Durante la primera poda, se suelen recortar las ramas inferiores, lo que ayudará a aumentar el grosor del tronco y hará que la copa sea más espesa y vigorosa.

Si el pino está en un lugar donde hay suficiente espacio, solo se deben podar las ramas muertas, se debe quitar el dosel y la luz del sol entrará en las ramas más bajas, permitiéndoles crecer libremente y mostrar su belleza. La mejor época del año para podar un pino es a fines del invierno, para que el pino pueda curar rápidamente las heridas en su tronco.

Aquí te damos unos pasos que debes seguir para aprender cómo hace la poda del pino:

  • Evita podar los pinos si hay previsión de lluvia o nieve, ya que puede haber riesgo de aparición de insectos u hongos.
  • Comienza a recortar en la parte inferior y avanza hasta llegar a la parte superior, o al menos a la parte superior que desea recortar.
  • A la hora de podar un pino, además de las ramas que nacieron en la base del tronco y la parte inferior del tronco, también hay que quitar las ramas que se han secado. Esto engrosará el tronco y hará que el dosel sea más vibrante.
  • Retira también las ramas y las hojas del dosel para que la luz del sol también llegue a los puntos más bajos.
  • Utilizar siempre unas tijeras de podar bien afiladas y cortar en ángulo, más recomendable en el caso del pino.
  • Nunca podes pinos que tengan menos de 6 años. Debe tener más de esa edad o es posible que no pueda resistir los efectos de la poda.
  • Estéticamente, la poda más deseable es dos tercios de la altura del tronco sin exceder el ángulo de visión.

Tipos de poda

Hay 3 límites a la intensidad de la poda que un pino puede soportar sin daño. No es posible cortar un tronco más largo que un tercio de la copa viva del pino al mismo tiempo. No se puede dejar una copa viva de menos de un tercio de la altura total del árbol, y no se pueden cortar más hojas verticales en la poda que en el número de años desde la última poda.

La poda de ramas de pino debe comenzar cuando el diámetro del árbol no es demasiado grande y el adelgazamiento para limpiar las ramas muertas inferiores. La primera poda de un pino requiere una cuidadosa orientación por parte de nuestros podadores sobre la selección de los pinos a podar y los límites de la poda de pinos.

  • Poda de mantenimiento: la poda de mantenimiento del pino se divide en dos grandes categorías, la poda de mantenimiento progresiva de sus ramas inferiores mediante la poda de ramas más interiores o sombreadas, y la poda escasa de la copa del pino.
  • Poda de rejuvenecimiento: uno de los sellos distintivos del proceso de envejecimiento del pino es el desequilibrio entre el sistema aéreo y el sistema radicular, que finalmente no logra satisfacer las demandas de la copa del pino. Recorte las ramas bajas y sombreadas para redirigir los nutrientes a la parte superior del pino.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la poda del pino y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.