Cuándo y cómo se poda la monstera

poda monstera

Monstera deliciosa, monstera adansonii, mínima… Lo cierto es que el género alberga unas 45 especies de plantas y es una de las más utilizadas para decorar el interior de los hogares. Pero, si está bien cuidada, es posible que crezca mucho, y en ese sentido, ¿sabes cómo se poda la monstera? ¿Y cuándo se hace?

A continuación te vamos a dar todas las claves sobre la poda de la monstera, una planta que lleva desde los años 60 siendo una de las habituales como planta de interior debido a sus hojas.

Motivos por los que podar la monstera

hojas de la monstera

Si tienes una monstera en casa sabrás que, año a año, ha ido creciendo (o va a hacerlo si la acabas de adquirir). Eso quiere decir que llegará un momento en que, el espacio que habías determinado para ella, se queda pequeño porque la planta demanda más. Y más y más.

Por eso, uno de los principales motivos por los cuales se lleva a cabo la poda de la monstera es para mantener a raya su crecimiento, lo que impida que tengas que estar cambiándola siempre a un sitio más grande o que no puedas tenerla dentro de casa.

Otro de los motivos por el cual se poda la monstera es para reproducirla. Cuando el ejemplar es lo bastante grande y además hay posibilidad de que tengamos otra planta idéntica a esa primera (que puede habernos hecho sentir muy bien), siempre lo intentamos, y lo cierto es que es fácil de reproducir por esquejes de la poda.

Cuándo se poda la monstera

maceta de monstera deliciosa

Si tienes una monstera y esta tiene un crecimiento vigoroso, tienes que plantearte podarla. Pero si no ha crecido mucho o más bien está parada, es mejor no tocarla, ni siquiera pensando que eso puede ayudarla a que se vuelva más activa. De hecho, si la cortas, es posible que la planta tarde mucho más tiempo en crecer.

Por un lado, tienes esa señal. Pero, ¿y cuándo hacerlo?

En el caso de las monsteras, la mejor época para podarlas es en primavera. Pero cuando esta es fresca, es decir, no cuando ha entrado de lleno el calor. Dicho esto, de entre los meses de primavera, lo mejor es que te esperes siempre a la mitad de la estación, donde ya los fríos no son tan fuertes y el calor empieza a apretar.

Además, hay otra razón por la que esperar a esta estación, y es que los esquejes agarran mucho mejor porque la planta de por sí ya está activa y al cortarla, esa parte de ella se puede mantener activa lo que ayudará a que haya una mayor probabilidad de que enraíce e incluso que crezca rápido durante ese mismo año.

Cómo se poda la monstera

podar las hojas de la monstera

A continuación te vamos a explicar todo lo que necesitas saber de la poda de la monstera. Es una actividad bastante fácil que, si la planta está sana y activa, no te supondrá ningún problema y a cambio obtendrás dos o más «hijos» de esta para seguir disfrutando de ella.

Qué herramientas se necesitan

El primer paso para podar es hacerte con todas las herramientas y accesorios necesarios para llevarla a cabo.

Uno de los primeros que debes tener son unos guantes gruesos o de jardinería. Pero que te protejan bien. Así que si no los tienes, mejor hacerte con unos antes de empezar.

El motivo es simple: las monsteras, cuando las cortas, segregan savia y esta no solo es tóxica para los niños y animales, sino que en contacto con tu piel puede darte problemas. Así que es mejor prevenir que enfrentarte a esta situación.

La siguiente herramienta que necesitas son unas tijeras de jardinería. Asegúrate de dos cosas: una, de que estén afiladas para evitar dañar en demasía a la planta; y dos, que estén limpias. Si no lo sabes, tendrás que probar cortando por ejemplo un papel o un trozo de tela y cogiendo un algodón empapado en alcohol y pasarlo por las cuchillas respectivamente.

Observa la planta

Si es la primera vez que vas a podar la monstera es importante que observes bien la planta y que marques (puede ser con una cuerda o con un rotulador) los cortes que quieres hacerle.

De esta manera, irás sobre seguro porque sabrás qué ramas cortar y las hojas que debes quitar, o los tallos que están dando, o pueden dar, problemas.

Ten en mente el motivo por el que podas. Si es para reducir su tamaño, tendrás que cortar aquellas hojas más grandes, junto con los tallos problemáticos que impidan a la planta desarrollar bien las hojas pequeñas.

Si lo que quieres es sacar esquejes, entonces tendrás que ver cuáles son las ramas adecuadas para obtenerlos (normalmente debajo de los nudos o en zonas donde tenga raíces aéreas porque al contacto con la tierra desarrollarán las raíces mucho más rápido).

Hora de la poda

Ahora que ya sabes qué vas a cortar, hay que empezar a hacerlo. Debes tener cuidado porque la poda es una de las actividades que más estresa a la monstera así que tienes que hacerla sin darle demasiados cortes ni tampoco tirones (de ahí que las tijeras deban estar afiladas).

Empieza por las hojas y tallos que estén secos o débiles, también por las que se estén muriendo, porque no va a haber forma de salvarlos. Eso sí, asegúrate de que el corte que le das sea diagonal y justo debajo de los nudos para que se recupere mucho más rápido.

Después puedes proceder a aquellas ramas y hojas de las que quieras sacar esquejes para, finalmente, aquellas que no te sirven o que están demasiado grandes.

Tu monstera tras la poda

Una vez la hayas podado, quedará muy bonita, pero la planta estará muy sensible y estresada ya que es un momento que no le gusta nada.

Por eso, te recomendamos que la dejes tranquila durante unos cuantos días. No se te ocurra trasplantarla tras la poda (ni antes) porque no le va a sentar nada bien. Hay que esperar a que vuelva a encontrarse fuerte para hacerlo (si lo necesita).

Como ves, la poda de la monstera no tiene mucha ciencia, y sí paciencia. Si la haces bien, y no la sometes a una poda drástica, tendrás muchas posibilidades de que salga adelante sin frenar su crecimiento y disfrutes de ella por mucho tiempo. ¿Has podado alguna vez una monstera? ¿Cómo te fue?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.