¿Cómo podar la drácena?

La drácena es una planta que se poda poco

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La drácena, o dracaena, es una planta que solemos tener en casa, ya sea dentro o en la entrada. En aquellos lugares donde no hay heladas o son tan débiles que es prácticamente imposible que llegue a nevar incluso nos animamos a plantarla en los jardines.

Pero claro, cuando se tiene en macetas por ejemplo, o en un rincón del solar donde el espacio disponible es más bien estrecho, es importante plantearse la siguiente pregunta: ¿cómo podar la drácena?

¿Cuándo hay que podar la Dracaena?

La drácena se poda de vez en cuando

Aunque no me creas, la drácena no es una planta que se tenga podar todos los años. De hecho, en según qué casos es totalmente desaconsejable hacerlo, como por ejemplo si la tenemos plantada en el suelo y tiene suficiente espacio para desarrollarse con normalidad. Pero hay otros en los que sí nos tocará coger alguna herramienta de poda, como una sierra de mano o unas tijeras como estas.

La época ideal para hacer esto es entre mediados de primavera y principios de verano. Se debe tener en cuenta que nuestra protagonista es una planta amante del calor, y que el frío detiene su crecimiento así como que ralentiza la circulación de la savia, por lo que si le quitásemos una rama en invierno, le costaría mucho más cerrar la herida; y no solo eso, sino que mientras lo hace sus enemigos microscópicos (hongos, virus, bacterias) podrían penetrar en su organismo y enfermarla.

¿Cómo se poda la drácena?

A veces tenemos una drácena que está creciendo tanto que, por ejemplo, está llegando al techo de la casa o impidiendo un poco que las otras plantas puedan tener un desarrollo normal. En estas circunstancias la mejor opción es podarla, pero ¿cómo? Bueno, cuando trabajamos con plantas, no nos puede faltar algo que, considero, es lo más importante: la paciencia.

Y es que solemos querer ver resultados ya, de manera inmediata, y eso con las plantas es imposible, porque ellas siguen un ritmo distinto. Si recortamos un tallo principal de una drácena, tendremos que esperar algunas semanas a ver que brotan nuevas hojas. Incluso no nos debería de extrañar -aunque no es lo habitual si el ejemplar está sano- que dicho tallo se estropee un poco.

Por eso, si vamos a podar, tenemos que hacerlo bien, procurando que la planta pueda cicatrizar correctamente sus heridas. De modo que te aconsejamos seguir los pasos siguientes:

  1. El primero es alejarse un poco de la drácena para verla bien, en su conjunto. Tenemos que ver cuál es su desarrollo para que la poda sea la adecuada.
  2. Ahora, si está creciendo mucho en altura, procederemos a recortar unos diez centímetros de tallo. Con ello conseguiremos, al cabo de unas semanas, que dicho tallo ramifique más abajo.
  3. Luego, si queremos que la planta ramifique más, recortaremos algunos tallos, no todos, porque tenemos que pensar que la drácena saca hojas en roseta en el extremo de los tallos. Es más, si tiene, por ejemplo, cinco tallos, lo mejor sería podar solo dos, y si tiene menos, 1.
  4. Por último, taparemos las heridas con pasta cicatrizante como esta.
Artículo relacionado:
Cómo revivir una Dracaena

¿Cómo cortar un esqueje de una drácena?

Si te interesa crear una planta a partir de tu dracaena, es tan sencillo como cortar un tallo con hojas con una longitud de unos 15 a 20 centímetros. Luego, solo has de meterlo en un vaso con agua y ponerlo lejos de la luz directa.

Ahora solo tendrás que ir cambiando el agua y lavando el vaso todos los días. Una vez que produzca sus propias raíces, será el momento de plantarlo en una maceta con tierra universal.

¿Cuáles son los cuidados de la drácena después de podarla?

La poda de la dracaena se hace en primavera

Ahora que tenemos la dracaena podada, ¿tenemos que darle algún cuidado especial? Pues lo cierto es que… no estaría de más. Pero no te preocupes: lo único que cambia con respecto a los cuidados que le has dado hasta ahora es que es aconsejable que vayas mirando sus heridas. Si las herramientas que has usado estaban limpias y las has desinfectado, seguramente tu planta se recupere bien, pero aún así no está de más inspeccionar sus tallos y hojas, para asegurarte de que todo está bien.

Y además, tienes que tener cuidado con el sol. Si está expuesta a él, los tallos que hayan sido recortados pueden quemarse con mayor facilidad que aquellos que se mantienen intactos. Es más, de todas las especies de dracaena que existen, solo unas pocas toleran el sol directo, como la Dracaena draco (drago de Canarias), o la Dracaena cinnabari (drago de Socotra). Otras como la Dracaena fragrans (palo de agua, tronco de Brasil), Dracaena reflexa (dracaena marginata), o la Dracaena braunii (bambú de la suerte), prefieren una exposición protegida.

Artículo relacionado:
7 tipos de Dracaena para tu hogar

La poda es una tarea muy importante, pero como a veces puede ser complicada, confiamos en que lo que te hemos contado en este artículo te sirva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.