Mañíos (Podocarpus)

Podocarpus elongatus

Los Podocarpus son una serie de coníferas consideradas primitivas, ya que existe la teoría que dice que ya vivían en el supercontinente Gondwana hace unos 200 millones de años. A día de hoy, el género está compuesto por 105 especies, y muchas de ellas que se cultivan en los jardines y patios.

Y es que motivos no faltan: son resistentes al frío, y tienen un alto valor ornamental. Ah, y se pueden cultivar en macetas algunos 😉 , lo cual es sin duda muy interesante para los que queremos disfrutar de uno en el patio o terraza.

Origen y características

Podocarpus parlatorei
Imagen – Wikimedia/Stefan sauzuk

Conocidos como mañíos, son coníferas que actualmente se encuentran en las regiones templadas-frías, especialmente del Hemisferio Norte. Son perennifolios, lo que significa que se mantienen siempreverdes todo el año (aunque dejan caer algunas hojas a medida que sacan de nuevas). Pueden alcanzar una altura comprendida entre 1 y los 25 metros (rara vez 40m).

Las hojas miden de 0,5 a 15cm, con forma lanceolada a oblonga, y por lo general las tienen en espiral en las ramas. El fruto es una piña con una o dos semillas viables.

Principales especies

Las más populares son:

  • Podocarpus macrophyllus: conocido como el podocarpo del Japón, es una conífera de 7 a 7 metros de alto originario de Japón y China.
  • Podocarpus neriifolius: es una conífera de 10 a 20 metros originario de los bosques tropicales y subtropicales de Asia.
  • Podocarpus oleifolius: conocido como pino romerón o chaquiro, es una conífera de hasta 15 metros de altura originario desde el Sur de Norteamérica hasta Perú.

Usos

Estas plantas se usan como elementos decorativos en los jardines, patios y terrazas, pero también por su madera para fabricar muebles finos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Podocarpus oleifolius
Imagen – Wikimedia/CT Johansson

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: son plantas que han de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Maceta: puede cultivarse en mantillo sin problema.
    • Jardín: requiere suelos frescos, con buen drenaje.
  • Riego: regar unas 3-4 veces durante el verano, y una vez por semana el resto.
  • Abonado: desde comienzos de primavera hasta finales del verano es interesante echarle un poco de abono orgánico cada mes, por ejemplo de guano o de estiércol.
  • Multiplicación: por semillas o esquejes de madera blanda a finales de invierno.
  • Poda: a finales de invierno, para darle forma.
  • Rusticidad: depende de la especie, pero en general resisten hasta los -9ºC.

¿Qué te han parecido estas plantas?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.