¿Por qué el laurel tiene las hojas marrones?

El laurel puede tener las hojas marrones

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

El laurel es un árbol bastante resistente en general, pero como cualquier planta, puede tener por uno u otro motivo las hojas marrones. A veces será por un motivo que no es preocupante, pero en otras ocasiones sí lo será.

Por consiguiente, tendremos que estar un poco pendientes de nuestra querida planta, ya que dependiendo de qué es lo que le ocurra, quizás tengamos que tomar algunas medidas para que no termine teniendo todo el follaje de color marrón.

Tiene mucha sed

El laurel es un árbol perennifolio

Quizás te resulte complicado pensar que un laurel, es decir, una planta que soporta sin ningún problema la sequía, puede tener sed. Pues bien, la realidad es que sí puede ocurrirle. Tanto si pasa mucho tiempo sin recibir una sola gota de agua, como si está en un lugar donde la humedad del aire es muy baja, las hojas se deshidratan. ¿Por qué?

Existen dos motivos:

  • Cuando está en maceta, como es natural tiene una cantidad de tierra limitada. Por consiguiente, esta pierde la humedad mucho más rápido. La cosa sería distinta si estuviera en el suelo, pues sí, las capas más superficiales se secan rápido, pero las inferiores -las que están cerca de las raíces- tardan un poco más, que es por lo que resiste mucho mejor la sequía cuando está plantado en el suelo y no en maceta.
  • La humedad del aire. Lo hemos dicho ya, pero voy a hablar más de esto. El laurel es originario de regiones donde dicha humedad es elevada. Por ejemplo, el Laurus nobilis es autóctono de la región mediterránea, el Laurus azorica de las Azores, etc. En mi zona (sur de la isla de Mallorca) la humedad es tan alta que las plantas amanecen mojadas todos los días, y esta humedad, o sea, estas gotitas de agua, las ayudan a mantenerse hidratadas. Cuando es muy baja, es decir, cuando el ambiente es muy seco, las hojas se vuelven marrones.

¿Qué hacer? Lo primero es averiguar si el problema está en que la tierra está seca, o bien que la humedad es muy baja (o ambas cosas). Para saber si la tierra necesita agua, introduce un palo delgado de madera o de plástico en ella, y al extraerlo -con cuidado- verás si ciertamente está seca o no. En el primer caso saldrá casi igual que cuando lo introduciste, pero si por el contrario está muy húmeda, se le habrá adherido tierra y además el palito se verá mojado.

Para saber si la humedad del aire es baja o alta, lo más rápido buscar dicha información en Internet, aunque recomiendo hacerte con una estación meteorológica doméstica, o incluso descargarte una de las muchas aplicaciones que están disponibles tanto para Android como para iPhone. A mí me gusta especialmente la de Clima, de la cual te dejo el enlace aquí, pero hay otras como la de la Aemet o la del Tiempo.es que también están bien. En el caso de que sea baja, tendrás que pulverizar sus hojas con agua una vez al día.

Se está regando demasiado

Este es otro problema bastante común que causa el amarronamiento de las hojas. El laurel es un árbol que tolera mucho mejor la sequía que el exceso de agua; de hecho, cuando se riega con demasiada frecuencia, o se tiene en una maceta sin agujeros, las raíces lo pasan mal. Por ello, lo mejor es comprobar la humedad de la tierra antes de pasar a regarla, tal y como he dicho justo antes (introduciendo el palito).

Si ves que las hojas han empezado a perder color, y sospechas que es porque se ha regado demasiado, lo que tienes que hacer es suspender los riegos y realizarle un tratamiento con un fungicida sistémico (en venta aquí) con el fin de reducir el riesgo de que los hongos lo infecten. Además, si está en una maceta sin agujeros, debes de plantarlo en una que sí los tenga con sustrato universal de calidad, como el de Fertiberia o el de Flower por ejemplo.

Plagas

Las plantas pueden tener cochinillas

Imagen – Flickr/Katja Schulz

El laurel es una planta que resiste muy bien el ataque de la gran mayoría de plagas, pero hay una con la que no puede hacer mucho: las cochinillas, y en particular unas que que pueden pasar totalmente desapercibidas, ya que pueden confundirse con simples manchitas marrones o con bolitas de algodón. ¿Por qué? Porque las primeras parecen escamas planas de dicho color, y las segundas precisamente eso, algodón. Pero si rascas con la uña, enseguida verás que se quitan con facilidad. El problema es que son muy insistentes, y a menudo un solo tratamiento no sirve para erradicar la plaga.

Además, se multiplican con mucha rapidez, por lo que cuando ves un solo ejemplar, probablemente habrá más. Por consiguiente, la planta se puede debilitar rápido, puesto que las hojas se vuelven marrones y, como consecuencia de ello, la planta empieza a tener menos capacidad para realizar la fotosíntesis, respirar y, en definitiva, realizar sus funciones vitales.

Hay que saber que esta plaga se mantiene activa durante los meses cálidos, especialmente del verano, pero si la primavera y/o el otoño están siendo calurosos, puede aparecer también. Para eliminarlas de forma natural, recomiendo mucho la aplicación de tierra de diatomeas (en venta aquí), de la cual te dejo un vídeo aquí:

Le falta luz

En alguna ocasión he visto que se recomendaba tener el laurel dentro de casa, por eso quería comentarte que es una planta que necesita estar expuesta a la luz directa del sol. Es por eso por lo que no es una planta que pueda estar bien en el interior de una vivienda, ya que en estas no suele haber la claridad suficiente para que pueda crecer en condiciones.

Lo mismo pasaría si está en el exterior pero en una zona oscura. Es, de verdad, muy importante que cuando se compre un ejemplar, se exponga a la luz del sol. Así podrá estar tener un buen desarrollo.

Han llegado al final de su vida

Vista de un laurel adulto

Imagen – Wikimedia/Edisonalv

¿Tu laurel está sano pero aún así tiene algunas hojas marrones? De ser así, no te has de preocupar, ya que estas solo viven unos meses o algunos pocos años; después se mueren. Y es normal.

Aunque es un árbol de hoja perenne, esto no significa que mantenga las mismas hojas durante toda su vida; de hecho, las irá perdiendo poco a poco a medida que las va sustituyendo por otras nuevas.

¿Has descubierto por qué tu laurel tiene las hojas marrones?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.