¿Por qué el magnolio tiene las hojas marrones?

Las hojas de la magnolia son verdes aunque pueden volverse marrones

Imagen – Wikimedia/KENPEI

¿Por qué puede tener el magnolio las hojas marrones? Bueno, hay varios motivos. Algunos no son preocupantes, pero otros sí ya que si no les ponemos remedio podría acabar sin ninguna hoja en menos tiempo de lo que pensamos.

De modo que si tienes alguno que empieza a tener »mala cara» y te gustaría saber qué le ocurre, veamos a continuación por qué le ha pasado esto y qué hacer para que se recupere.

Esas hojas han llegado al final de sus vidas

Las hojas de la magnolia tienen una vida limitada

Imagen – Wikimedia/KENPEI

Empiezo el artículo hablándote del motivo que menos te ha de preocupar. Las hojas del magnolio o magnolia (son lo mismo), aunque la especie en cuestión sea perennifolia, eso no significa que ese mismo follaje viva por siempre. De hecho, las hojas tienen una esperanza de vida limitada, que puede ser de unas semanas a algunos meses (rara vez superan el año).

Por este motivo, la Magnolia grandiflora, que es perennifolia, va dejando caer aquellas hojas más viejas a lo largo de todo el año; mientras que las caducifolias se quedan sin ellas a lo largo del otoño-invierno. Esto es algo completamente normal y, como decía, no tenemos que darle importancia.

Recibe más, o menos agua de la que necesita

La magnolia es un árbol, o un arbusto dependiendo de la especie, que no puede estar sin recibir ni una gota de agua durante mucho tiempo. Pero sus raíces tampoco soportan el exceso de agua y menos aún el encharcamiento. Por ello, si las hojas empiezan a ponerse marrones tendremos que preguntarnos si la estamos regando con la frecuencia adecuada.

Y es que, supongamos que la estamos regando menos de lo que toca. En este caso, las hojas que se pondrán marrones antes serán las más viejas, es decir, las inferiores, ya que son las primeras en recibir esa agua; pero si por el contrario está pasando sed, serán las más nuevas las que enfermen antes. ¿Qué hacer en cada caso?

  • Exceso de agua: si la magnolia está recibiendo mucha agua, veremos que la tierra está muy húmeda, algo que podremos verificar si introducimos un palo fino de madera, ya que al sacarlo enseguida podremos observar que está húmedo, con tierra adherida. Pues bien, para recuperar nuestra planta, lo que haremos será dejar de regar -de forma temporal- hasta que la tierra esté seca. Además, le aplicaremos fungicida sistémico para que los hongos no la estropeen. Y si está en maceta, será muy recomendable cerciorarse de que dicho recipiente tiene agujeros en su base, pues de lo contrario si queremos salvarla tendríamos que sacarla de ahí y plantarla en una que sí los tenga.
  • Falta de agua: en el caso de que esté pasando sed, será mucho más sencillo recuperarla, ya que solo habrá que regar. Pero ojo, hay que echar agua a la tierra, procurando que esta quede bien empapada.

Y a partir de entonces, tendremos que hacer cambios en la frecuencia de los riegos (o sea, regar menos o más dependiendo de cuál haya sido el problema) para que no vuelva a suceder.

Problemas con el pH del agua y/o de la tierra

La tierra ha de ser rica para las magnolias

El pH, o potencial de hidrógeno, es un valor que nos indica el grado del alcalinidad que tienen las cosas (agua, tierra, jabón, piel, etc.). En el planeta tierra el pH del suelo es diferente dependiendo de donde nos encontremos: por ejemplo, en Asia Oriental son comunes los suelos ácidos, mientras que en la región mediterránea encontramos sobre todo suelos alcalinos o arcillosos.

Las plantas que viven en un ácido por ejemplo, no pueden crecer en uno alcalino porque les faltaría hierro o manganeso; y viceversa tampoco: las plantas calcáreas tendrían muchos problemas en un suelo ácido, ya que les faltaría calcio.

PH
Artículo relacionado:
La importancia del pH, en el agua y en el sustrato

Partiendo de esto, hay que saber que las magnolias son plantas de suelos ácidos. Este tipo de tierras tienen un pH bajo, entre 3 y 6.5. Además, es importante tener en cuenta que ese pH puede bajar o subir dependiendo del pH que tenga el agua que recibe. Así, si el agua tiene un pH de 7 por ejemplo y la tierra un pH de 5, el pH de esta última subirá con el tiempo; en cambio, si ambos (tierra y agua) tienen más o menos el mismo pH, no habrá cambios o serán tan sutiles que las plantas no lo notarán.

Nuestras protagonistas necesitan una tierra con un pH que ronde entre el 4 y el 6. Cuando es más alto, las hojas se volverán primero cloróticas (amarillentas con los nervios verdes) y después marrones.

¿Cómo recuperarlas? Para ello lo que hay que hacer primero es comprobar el pH del agua de riego y el de la tierra, algo que se hace con un medidor de pH como este. Si alguno de los dos no está entre 4 y 6, tendremos que subirlo o bajarlo -dependiendo del caso-. Por ejemplo, para bajarlo podremos utilizar limón o vinagre; pero para subirlo necesitaremos caliza molida. También, para conseguir que la magnolia reciba todos los nutrientes que necesita, recomiendo abonarlas en primavera y en verano con un fertilizante para plantas ácidas como este o bien uno para plantas verdes (en venta aquí).

Calor extremo

Otra de las posibles causas de que la magnolia tenga las hojas marrones no es otra que las altas temperaturas veraniegas. Y es que si las máximas se mantienen por encima de los 30ºC y las mínimas por encima de los 20ºC durante muchos días seguidos, las hojas se pueden volver marrones muy rápido. Esto es algo que he podido comprobar con las magnolias de hoja caduca, ya que estas no toleran tan bien el calor como las de hoja perenne.

¿Qué hacer? Lo ideal es ponerla en sombra, en un rincón fresco (o al menos, más fresco que donde está ahora). También hay que mantenerla bien hidratada, regándola de vez en cuando. Y esperar.

Espero que tu magnolio pueda recuperarse pronto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.