¿Por qué es tan complicado el cultivo de Maranta?

Hojas de maranta

La Maranta es una planta con hojas muy decorativas, con líneas rojizas y manchas de diferentes tonalidades de verde originaria de las regiones tropicales del mundo. Crecen hasta alcanzar una altura de medio metro, por lo que son ideales para tener en maceta durante toda su vida, decorando, por ejemplo, la entrada del hogar.

Sin embargo, aunque aparente ser muy resistente, a menudo nos llevamos una sorpresa muy desagradable tras varios meses después de haberla comprado. ¿Por qué? ¿Por qué es tan complicado el cultivo de la Maranta?

El riego, el principal problema

Maranta

Es lo que más cuesta dominar, pues solemos pensar que, si el agua es vida, cuanta más se le dé a la planta, mejor crecerá; y la realidad es muy distinta. No se debe de echar más cantidad de la necesaria, puesto que de hacerlo las raíces se pudrirían y las hojas enseguida se marchitarían.

Para evitarlo, se debe de comprobar la humedad del sustrato antes de regar. ¿Cómo? De cualquiera de estas formas:

  • Introduciendo un palo delgado de madera hasta el fondo y comprobar luego cuanto sustrato se ha adherido a él.
  • Utilizando un medidor de humedad de la tierra.
  • Pesando la maceta una vez regada, y de nuevo al cabo de unos días.

Además, es importante que, si le tenemos puesto un plato debajo, le retiremos el agua a los 30 minutos de haber regado para evitar pudriciones.

Protegiéndola del frío

Otro de los principales problemas es que es muy sensible al frío. Si la temperatura baja de los 10ºC sus hojas se dañan. Así que, ¿cómo protegerla de las bajas temperaturas? 

Una buena manera de hacerlo es ubicándola en una habitación en la que entre mucha luz natural, donde haya calefacción pero colocándola en un rincón donde las corrientes de aire no le lleguen directamente. Pero no es la única.

De hecho, para fortalecerla, se debe de abonar durante todo el año, incluyendo el invierno. Sí, lo sé, en muchos sitios se dice que en los meses fríos no se debe abonar puesto que el crecimiento es nulo, y es cierto. Pero cuando se tienen plantas tropicales viviendo en una zona fresca, es muy aconsejable echarles una cucharada de café de Nitrofosca una vez cada quince días para mantener las raíces calientes. De este modo, soportan mejor el frío.

Marantas

Espero que estos consejos te sirvan para tener una maranta preciosa 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *