Por qué las hortensias no dan flores

Las hortensias son arbustos caducifolios

Las hortensias son arbustos muy bonitos. Poseen hojas grandes con el margen aserrado que hacen que sirvab para decorar cualquier lugar en cualquier época del año. Pero no vamos a engañarnos: su principal atractivo son sus flores. Agrupadas en inflorescencias con forma redondeada, son realmente espectaculares. Por eso, cuando nuestras plantas dejan de florecer nos preocupamos.

Si ese es tu caso, es hora de saber por qué las hortensias no dan flores y qué podemos hacer para ayudarlas a producir preciosos pétalos de nuevo.

¿Qué hacer para que florezcan las hortensias?

Para que vuelvan a florecer tenemos que hacer lo siguiente:

  • Regarlas varias veces a la semana, especialmente en verano que es cuando la tierra se seca con rapidez, usando agua de lluvia o bien con un agua pobre en cal.
  • Abonarlas durante la primavera y el verano con un fertilizante específico para hortensias (en venta aquí), o bien para plantas ácidas. Recomendamos también el guano (en venta aquí), que es un abono natural de muy rápida eficacia. Eso sí, se han de seguir las indicaciones del envase.
  • Si están en macetas, las tenemos que trasplantar a otras mayores aproximadamente cada 3 años. De esta manera, conseguiremos que crezcan más y que, por consiguiente, tengan energía suficiente para florecer. Es necesario ponerles sustrato para plantas acidófilas (en venta aquí), o bien uno universal que tenga un pH bajo, de 5 a 6 (como este).
  • En caso de que tengan plagas, podremos tratarlas con tierra de diatomeas, que es un insecticida natural eficaz contra cochinillas, pulgones, araña roja, mosca blanca, hormigas, y me atrevería a decir que contra cualquier tipo de insecto de pequeño tamaño. Puedes comprarla No products found..
  • Eliminar las ramas secas a finales del verano o a comienzos del otoño, cuando ya empiece a refrescar.

¿Cuáles son las causas de que las hortensias dejen de florecer?

La hortensia es un arbusto que florece en abundancia

Una hortensia sana florecerá todos los años. Esto es algo que tenemos que tener presente, ya que cuando no lo hace es porque hay algo que no está funcionando bien. Quizás se riega demasiado, o se ha quedado sin espacio, o la tierra que tiene no es la adecuada para ella. Incluso puede que tenga problemas de plagas. Por eso, vamos a conocer las causas de que deje de florecer:

No es la época de floración

El motivo menos preocupante es, simplemente, que estamos en una estación en la que nuestras hortensias no se sienten tan a gusto como para florecer. Y es que, para que puedan hacerlo, necesitan que la temperatura mínima sea de 15ºC, por lo que es normal que en otoño y en invierno las veamos sin flores.

Está sufriendo problemas relacionados con el riego

El riego es una tarea que tenemos que hacer con frecuencia, pues la resistencia a la sequía de la hortensia es muy baja, casi se podría decir nula. No es de las que tengan que tener las raíces húmedas todos los días, pero enseguida que la tierra se seca las hojas se quedan »colgando». Pero también puede sufrir con el riego excesivo:

Exceso de riego

Si bien es cierto que son plantas que, especialmente durante el verano, agradecen ser regadas con bastante frecuencia, no hay que tratarlas como si fuesen acuáticas, ya que de lo contrario sus hojas amarillearán y caerán.

Para evitarlo, es importante regar 3-4 veces por semana durante la época de más calor y cada 3-5 días el resto del año. Si hemos regado de más, sacaremos las hortensias de las macetas, envolveremos el pan de tierra con papel de cocina y las dejaremos así por lo menos 24 horas. Al día siguiente les quitaremos el papel, las re-plantaremos en los recipientes y no regaremos hasta pasados un par de días.

Falta de riego

Las hortensias que no tienen suficiente agua disponible enseguida veremos que las hojas se secan con mucha rapidez, empezando por las puntas. Si tienen capullos florales, los abortarán y los dejarán caer.

Para evitarlo, y como decíamos en el punto anterior, hay que regar frecuentemente. Si la tierra está muy, muy seca, cogeremos la maceta y la meteremos en un barreño con agua durante una hora aproximadamente, hasta que quede bien empapada.

Agua de riego inadecuada

Puede que estemos regando con la frecuencia correcta, pero el tipo de agua que utilicemos marcará la diferencia entre tener unas hortensias sanas y otras enfermas. Es muy importante tener en cuenta que son plantas acidófilas, es decir, que necesitan que tanto la tierra como el agua sean ácidas, con un pH entre 4 y 6. Si utilizamos un agua con mucha cal, sus hojas amarillearán dejando muy visibles los nervios.

Para evitarlo, recomiendo echar el zumo de medio limón en un litro de agua y utilizar ésta para regar. Otra opción, la cual puede salirnos un poco más económica si tenemos muchas hortensias o pocos limones, es añadir 1 o 2 cucharadas de vinagre en 5 litros de agua.

La maceta se les ha quedado pequeña

Quizás hayas oído decir a alguien que una maceta que está en una maceta pequeña va a florecer más que una que tiene la maceta adecuada. Pues bien, no le falta razón, pero la explicación es posible que no te guste: una planta que no tiene suficiente espacio para crecer sin duda puede producir flores, pero lo hará para intentar producir semilla y crear así una nueva generación. Dicho de otro modo: no lo hará porque sea su época o porque esté sana, sino porque no le queda otro remedio si quiere dejar su huella genética antes de morir.

Por supuesto, no tiene por qué tener ese final, pero pienso que no es sensato obligarla a producir flores estando en un recipiente pequeño. De hecho, lo más normal es que consigamos que florezcan una vez en esas condiciones. El próximo año ya no lo harán. Por este motivo, recomiendo cambiar de maceta a la planta al poco de comprarla, y de nuevo cada 3 años aproximadamente.

Crece en una tierra que no es la adecuada

La clorosis es un problema habitual en las hortensias

Imagen – Wikimedia/Pierre.hamelin // Hortensias cloróticas

La hortensia es una planta ácida, esto significa que crece en suelos cuyo pH es bajo, entre 4 y 6. Así, cuando la cultivamos tenemos que asegurarnos de que la tierra en la que queremos tenerla tiene un pH bajo. Para ello, podremos usar un medidor de pH, que podemos comprar desde aquí. Lo introducimos en el suelo y listo, enseguida sabremos cuál tiene. Pero si vamos a cultivarla en maceta, solo tendremos que comprar sustratos para plantas ácidas.

Pero, ¿qué sucede si el pH es más alto? Que las hojas se vuelven cloróticas. Empezaremos a ver que el color verde natural se vuelve primero verde amarillento a medida que los nervios se mantienen verdosos. Con el tiempo, las hojas serán cada vez más amarillas, hasta que finalmente se caerán sin ser otoño (que es la estación en la que normalmente se caen ya que la planta en reposo hasta la primavera). Para corregirlo, se ha de aplicar quelato de hierro con el agua de riego, así como usar agua con un pH bajo.

No tiene abono disponible

Para poder crecer, y también florecer, las hortensias necesitan un suministro de abono más o menos constante, de lo contrario lo más probable es que no florezcan o que sus floraciones sean muy pobres a medida que pase el tiempo.

Para evitarlo, desde comienzos de primavera hasta finales del verano debemos abonarlas con un abono líquido para plantas ácidas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Está siendo víctima de alguna plaga

Si bien no es habitual ver la hortensia con alguna, en ambientes especialmente secos sí que puede tener cochinillas, que son unos parásitos chupadores de savia que la debilitarán mucho. Por suerte, se ven con facilidad en los tallos, ya que pueden ser como bolitas de algodón o bien como lapas (tienes más información sobre las cochinillas aquí). Puedes quitarlas con agua y jabón neutro diluido, o si lo prefieres con tierra de diatomeas.

Pero, ¿cuándo florecen las hortensias?

Las hortensias florecen en primavera y verano

Hemos hablado de las medidas que tenemos que tomar para que vuelvan a producir sus flores, y de las causas que hacen que dejen de florecer, pero… ¿cuándo florecen? Pues bien, la temporada de floración de estas plantas empieza en primavera y termina en verano. El momento exacto de inicio y final va a depender mucho del clima, ya que necesitan calor para florecer. Pero además, si el invierno ha sido especialmente frío y/o ventoso, tardaremos más en disfrutar de sus inflorescencias.

Por ejemplo, en mi zona lo normal es que empiecen a florecer hacia el mes de marzo, pero en caso de que se haya producido una ola de frío en febrero (que causaría heladas de hasta los -1,5ºC donde vivo) entonces tardarán más en hacerlo. De todas formas, realmente no es importante cuándo empiecen a florecer sino que lo vayan haciendo, y eso lo harán si reciben los cuidados necesarios y se protegen de las heladas extremas (como digo, resisten las débiles y puntuales de hasta los -1,5ºC, pero no sería adecuado dejarlas fuera si baja de -2ºC).

Con estos consejos, seguro que podrás volver a disfrutar de sus flores pronto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   María Nieves Acero dijo

    Hola. Mi hortensia está en una maceta porque noté que se hiela en invierno, y así la puedo entrar. Ahora que estamos en verano, sacó algunas flores pero de color verde claro. No se ponen de color. La planta en sí no está bien. La regué varias veces con agua ácida pero no hay caso. ¿Qué puedo hacer para que mejore? ¿Va mejor al sol o a la sombra?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola María.
      Crece mejor protegida del sol directo. La zona tiene que ser luminosa, o sea, se tiene que ver bien, sin dificultad, durante el día, pero no tiene que estar a pleno sol.
      Puedes abonarla con un abono para plantas ácidas -lo venden listo para usar en los viveros- siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
      Un saludo.

bool(true)