¿Por qué las plantas se ven caídas?

Las plantas pueden verse caídas por varios motivos

¿Tienes algunas plantas decaídas o tristes? Este es un síntoma de que hay algo que no termina de gustarles o de sentarles bien. Puede que haya que realizar ciertos cambios para que vuelvan a estar preciosas, pero lo que sí está claro es que, si no hacemos nada, su salud va a ir empeorando progresivamente.

Por eso, cuanto antes detectemos el problema, antes podremos recuperarlas. Así que vamos a ver por qué las plantas se ven caídas y cómo debemos tratarlas para volver a verlas bien.

¿Qué es una planta caída o triste?

Es importante saber identificar una planta que está decaída, de una que está pasándolo realmente mal y que está enferma, pues las medidas que se tomarán son diferentes, ya que los problemas no tienen la misma gravedad.

Por eso, una planta que tiene simplemente un aspecto triste, es una que mantendrá las hojas de su color natural y sano (verde por lo general), pero quizás algo flácidas; es decir, puede dar la impresión de que los tallos que las unen al resto de la planta han perdido fuerza, y que por ese motivo parece que »cuelgan». En casos algo extremos, las hojas además podrían plegarse en un intento de evitar perder demasiada agua.

Ahora bien, cuando hablamos de que una planta está marchita, lo hacemos de una que está pasando por un muy mal momento como consecuencia de, por ejemplo, riegos excesivos, una tierra demasiado compacta, o una sobredosis de abono o de fertilizante, entre otros. En estos casos, veremos otros síntomas, como manchas marrones en las hojas, plagas, hongos, necrosis de alguna o algunas partes de la planta, aborto de la flores, etc.

En este artículo nos vamos a centrar en las plantas caídas, pero en la web encontrarás también información sobre cómo recuperar una planta que está enferma.

¿Por qué está así y cómo recuperarla?

La planta que se ve decaída puede tener las hojas sanas

Son varios los motivos por los que una planta puede verse decaída. Y por lo tanto, dependiendo del origen de su malestar, tendremos que hacer unas cosas u otras. Por ejemplo:

Necesita agua

Es una de las causas más comunes. Una planta que tiene sed, suele verse así, con las hojas caídas. Estas, como decíamos antes, se verán completamente verdes (salvo en ciertos casos, en los que los márgenes ya empiecen a verse amarillos y/o marrones). Además de eso, al tocar la tierra notaremos que está seca, y si la tenemos plantada en una maceta, al coger esta enseguida nos daremos cuenta de que pesa poco.

¿Qué hacer? Pues muy sencillo: regar. Si está en maceta recomendamos sumergir esta en un recipiente con agua durante unos 30 minutos más o menos para que, así, pueda rehidratarse mucho más rápido y mejor.

Ha pasado o está pasando frío

Cuando tenemos plantas, es muy importante que sepamos si resisten o no el frío, especialmente si nuestra intención es cultivarlas en el exterior. Y es que a veces se puede dar el caso de que se mantenga alguna, o algunas, fuera durante el otoño por ejemplo, y que un día baje demasiado la temperatura y se estropee.

Si eso pasa, sus hojas se verán aparentemente sanas, pero decaídas. Por eso, tendremos que actuar rápido para evitar que se mueran. Y para esto, lo que haremos será meterlas en casa si son plantas tropicales, o bien protegerlas con una tela antiheladas como esta si solo necesitan un poco de protección (es decir, si resiste bien el frío, pero es aún joven y/o de reciente adquisición).

Se está quemando (por el Sol)

El sol o la luz directa/o puede dañar a las plantas

¿Alguna vez has puesto alguna planta al Sol y poco después te la has encontrado decaída? Es normal. Piensa que, si nunca antes le había dado, o si hace tiempo que está resguardada, sus hojas no están preparadas para recibir el impacto directo del astro rey; y entonces claro, si le da, aunque sea solo durante un momento, sufrirá daños.

Para evitar que se termine estropeando, lo que hay que hacer es ponerla o bien en interior lejos de las ventanas (es decir, no hay que colocarla junto al cristal, sino más bien un poco apartada), o bien en sombra en el caso de que nos interese mantenerla en el exterior.

La maceta se le ha quedado pequeña

Daphne odora
Artículo relacionado:
Trasplantar plantas

A veces no hay un motivo claro de por qué nuestra planta se ve decaída pues las hojas se ven bien; quizás algo decaídas, pero nada que nos haga sospechar de que le ocurre algo. En estos casos, tendremos que preguntarnos si la maceta tiene el tamaño adecuado, sobretodo si notamos que ya hace un tiempo que apenas crece, y/o que las hojas nuevas van siendo cada vez más pequeñas.

Es muy, muy importante acordarse de trasplantar las plantas cada vez que les salgan las raíces por los agujeros de drenaje, así como si ya llevan más de tres años en la misma; de lo contrario, podrían enfermar e incluso morir.

Es una planta de interior que está expuesta a las corrientes de aire

Las plantas que tenemos dentro de casa lo pasan especialmente mal cuando hay corrientes de aire (ventilador, aire acondicionado, etc.), ya que al ser originarias de las selvas tropicales húmedas, dicho aire hace que el ambiente sea muy seco y que por consiguiente las raíces tengan que trabajar más y más rápido para mantener hidratadas a las hojas, cosa que no logran conseguir del todo.

Por ello, además de mantenerlas en habitaciones sin corrientes de aire, tendremos que ver si la humedad relativa que tenemos en el interior es muy baja (por debajo del 50%), en cuyo caso empezaremos a pulverizar las plantas con agua a diario, o si es elevada.

Con estos consejos, confiamos en que tus plantas dejarán de estar caídas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.