¿Por qué las plantas tienen plagas?

Cyca con cochinillas

A todos nos gustaría tener unas plantas siempre perfectamente sanas y preciosas, pero lamentablemente a veces tendremos que tratarlas para que las plagas no las debiliten y las echen a perder. Y es que, donde hay seres vegetales, hay una gran variedad de parásitos listos para atacarlas en cuanto les surja la oportunidad.

Así pues, si alguna vez nos preguntamos por qué las plantas tienen plagas, a continuación obtendremos la respuesta que estamos buscando 🙂 .

¿Por qué las plantas pueden tener plagas?

Trips en hoja

Imagen – Ecoterrazas.com

Hay diversos motivos por los que una planta que, un día estaba sana, al día siguiente pasa a estar débil. Las causas principales son:

  • Falta o exceso de agua: a las plantas hay que regarlas siempre que sea necesario, ni más ni menos. Siempre va a ser mejor quedarse corto que pasarse, pero lo más recomendable es comprobar la humedad de la tierra antes de regar, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera (si sale prácticamente limpio, podremos regar ya que significará que está seco).
  • Falta o exceso de abono: para que tengan un buen crecimiento y desarrollo es importante abonarlas durante toda la temporada vegetativa (primavera y verano) con abonos específicos, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Uso excesivo de plaguicidas: los plaguicidas químico-sintéticos eliminan las plagas rápidamente, pero también los insectos beneficiosos.
  • Marco de plantación inadecuado: las plantas que están demasiado juntas, al no correr aire entre ellas, tienen una mayor tendencia a tener plagas.
  • Especies alóctonas: las plantas autóctonas son resistentes a las plagas que hay en la zona, pero las alóctonas no.

¿Cómo evitar que tengan?

Regando las plantas

Para que las plantas no tengan plagas o, al menos, que tengan un menor riesgo de tenerlas, es muy importante hacer lo siguiente:

  • Regar siempre que sea necesario, al atardecer.
  • Abonarlas regularmente durante toda la temporada de crecimiento.
  • Ponerlas en el lugar adecuado (las plantas de sombra, como helechos, begonias, aspidistra, etc., han de estar protegidas del sol directo, mientras que los cactus, las bulbosas, o las plantas de flor como las dimorfotecas, entre otras, han de estar al sol directo.
  • Hacer tratamientos preventivos, con aceite de neem, jabón potásico o aceite insecticida.
  • Tratarlas con productos naturales.
  • Plantarlas en la zona adecuada, teniendo en cuenta el tamaño que tendrán una vez adultas.

Así, las plagas no tendrán mucho que hacer con las plantas 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *