Por qué mi árbol no cambia de color

Cuando adquirimos un árbol de hoja caduca del que sabemos que debe de cambiar el color de sus hojas en algún momento del año (normalmente en otoño, pero también puede ser en primavera y/o verano), esperamos con ganas que lo haga; es más, llegamos a estar convencidos de que lo hará. Por eso, nos llevamos una decepción muy grande cuando no lo hace.

¿Por qué mi árbol no cambia de color? ¿Qué le está pasando? A continuación hallarás la respuesta a estas preguntas. 🙂

¿Por qué cambian de color los árboles?

Koelreuteria paniculata

En otoño

Como sabemos, las hojas de los árboles son verdes -en la gran mayoría de especies-. Este pigmento es el de la clorofila, la cual es utilizada para realizar la fotosíntesis y, como consecuencia de ello, para transformar la energía del Sol en alimento. Sin embargo, con la llegada del otoño se reducen las horas de luz solar, de modo que la clorofila empieza a no ser necesaria y se descompone, dejando libres otros pigmentos, como los carotenoides (de color rojo anaranjado) y las antocianinas (violáceo).

En otras épocas del año

Siempre que los árboles se mantengan sanos, es decir, que estén en la ubicación adecuada recibiendo los cuidados que necesitan (riego, abono, poda), no deberían de cambiar de color. Pero hay algunos que sí lo hacen: siendo los más conocidos los arces japoneses. Por ejemplo, el Acer palmatum ‘Atropurpureum’ en primavera saca hojas rojas, en verano se vuelven más verdosas y en otoño regresa a su color original. ¿Por qué?

Puede ser por varios motivos: para poder realizar la fotosíntesis y por consiguiente, mantenerse con vida sin dificultad durante el verano, y para evitar perder más agua de lo estrictamente necesario.

¿Qué hacer para que cambien de color las hojas?

Para que los árboles puedan cambiar de color es muy importante lo siguiente:

El clima debe ser el adecuado

Es muy difícil que un árbol caducifolio originario del norte de Europa -por ejemplo-, acostumbrado a las intensas nevadas, cambie de color en el extremo sur de España donde prácticamente nunca hiela. Es importante conocer las necesidades climáticas de la planta que nos interesa para luego no llevarnos sorpresas.

Debe de pasar un poco de sed

Cuando me lo dijeron no me lo creí, y puede que tú tampoco te lo creas hasta que no lo compruebes por ti mismo, pero sí, así es. Si quieres que tu árbol se ponga precioso en otoño debes de dejar de mimarlo justo en cuanto notes que la temperatura empieza a bajar, hacia el final del verano. Por supuesto, no tienes que hacerle pasar sed, pero sí que es muy aconsejable disminuir un poco la frecuencia del riego.

El sustrato o la tierra debe tener el pH requerido por la planta

El pH, es decir, el potencial de hidrógeno, puede ser muy bajo, lo cual significará que esa tierra es muy ácida, o muy alto, lo cual nos estará diciendo que esa tierra es muy alcalina. Cada planta crece mejor en un pH que en otro; así, mientras que las acidófilas necesitan un suelo o sustrato con un pH entre 4 y 6; hay otras muchas, como las que habitan en la región mediterránea, que sólo se desarrollan en suelos con un pH de 6 a 8.

Acer saccharum

Con esto terminamos. De todas formas, si te ha quedado alguna duda sabes que puedes consultarnos. 🙂

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.