¿Por qué mi helecho tiene las hojas marrones?

El helecho puede tener hojas marrones

Los helechos son plantas que viven en sombra, y en lugares donde hay una humedad ambiental muy alta. A veces podemos encontrarlos incluso en zonas donde llueve poco, pero que sin embargo al estar cerca del mar o de los ríos, el rocío les permite crecer sin demasiados problemas, que es justo lo que ocurre en las Islas Baleares, por ejemplo, donde la sequía puede llegar a ser muy grave, pero donde sin embargo viven varias especies autóctonas, como la Dryopteris pallida.

Son tan, pero tan demandantes de humedad, que cuando les falta lo pasan mal. Por eso, cuando nos animemos a comprar alguno, tenemos que cuidarlos de la mejor manera posible para evitar que se estropeen. Ahora bien, una vez que nuestro helecho tiene las hojas marrones, ¿qué podemos hacer recuperarlo?

¿Por qué las hojas del helecho se pueden volver marrones? Son varias las causas, así que vamos a conocerlas todas ya que, así, podrás hacerte una idea de lo que le ha podido ocurrir a tu planta, y qué puedes hacer para que vuelva a estar sana:

Se está quemando por el sol o luz directos

El helecho es una planta muy, muy sensible, que no soporta el sol directo. Por eso, si está en el exterior se debe poner en sombra, y si está en interior, se colocará en una habitación en la que haya mucha claridad, pero donde se situará lejos de las ventanas. Esto es importante, pues si se pusiera justo delante del cristal, se produciría el efecto lupa, y la planta sufriría quemaduras.

Pero cuando eso pasa, solo veremos daños en aquellas hojas que han estado más expuestas; es decir, aquellas que están más protegidas permanecerán sanas. Dichos daños serán manchas amarillas y/o marrones que aparecen de un día para otro, y que se van haciendo más grandes a medida que la planta pasa más tiempo expuesta a la luz directa.

La solución es sencilla: simplemente tenemos que cambiarlo de ubicación. Las hojas marrones seguirán siendo de ese color, y las amarillas se volverán también marrones y se secarán, pero aquí lo que interesa es que las que están sanas, continúen en ese estado para que la planta tenga energía y pueda producir nuevas.

Está expuesto a las corrientes de aire

Las corrientes de aire pueden estar generadas por aparatos eléctricos, como ventiladores, aire acondicionado, etc., o bien por el movimiento giratorio del propio planeta en el caso de que hablemos del viento. Los helechos necesitan estar en una zona ventilada, tanto si van a estar dentro como fuera de casa, pero es importante que sepas que no soportan las corrientes de aire fuertes ni/o constantes. Es decir, si los ponemos, por ejemplo, en una habitación en la que tenemos encendido el aire acondicionado a todas horas y/o si lo encendemos todos los días, las hojas se volverán marrones.

Como ocurriría si se estuvieran quemando, también veremos daños solo en las hojas más expuestas. Primero las puntas se volverán marrones, y después el resto de la superficie de las hojas. Y es que estas corrientes de aire los deshidratan, ya que secan las hojas y con ello, aunque las raíces hacen lo que pueden por bombear agua lo más rápido que pueden, la planta no tiene tiempo de aprovecharla bien, ya que se pierde.

Por eso, se han de poner en un lugar que, sí, esté bien ventilado, pero siempre protegido de las corrientes de aire, especialmente si son fuertes y/o constantes.

La humedad ambiental es baja

Los helechos pueden tener hojas marrones

Los helechos lo pasan mal cuando la humedad relativa del aire, o humedad ambiental, es baja (inferior al 50%). Pero eso justo lo que suele haber en las viviendas, así como en aquellas zonas que no reciben la influencia del mar ni/o de ningún río. Los daños que sufren en estas condiciones son los mismos que cuando están expuestos a las corrientes de aire, a saber: las puntas empiezan a ponerse marrones, y más pronto que tarde todas las hojas se estropean. Para evitarlo, rociaremos las plantas con agua de lluvia, o una que sea apta para consumo una o dos veces al día.

Pero cuidado: si resulta que la humedad en realidad es muy alta y pulverizas tus helechos, lo que harás será ponerlos en riesgo de contraer alguna enfermedad provocada por hongos, como el mildiu o el fitóftora. Por eso, antes de hacer nada, debes de comprobar qué grado de humedad hay, ya sea buscando la información en Internet, o mejor aún, comprando una estación meteorológica como esta de aquí.

No se está regando bien

El riego es necesario, pero lo es aún más hacerlo solo cuando toque. Los helechos crecen en tierras que están siempre un poco húmedas, pero no encharcadas, de modo que sus raíces no toleran el exceso de agua, pero tampoco la falta de ella. Por eso, tenemos que saber cuáles son los síntomas de exceso o falta de riego en este tipo de plantas:

  • Exceso de agua: las hojas más viejas se ponen amarillas y marrones en poco tiempo. Luego, el problema se extiende a las demás hojas, a medida que las raíces se ahogan y mueren.
  • Falta de agua: las hojas más jóvenes son las que lo pasan mal primero: se vuelven marrones, desde la punta hacia dentro. Además, podemos ver y notar la tierra seca.

Por ello, tenemos que actuar rápido. Para solucionar el primer problema, lo que haremos será suspender el riego y tratarlo con fungicida sistémico como este para que los hongos no le hagan (más) daño. Asimismo, si está en maceta, tenemos que asegurarnos de que está en una con agujeros en su base, y si tiene un plato debajo, este tendremos que escurrirlo en caso de que tenga agua.

Si por el contrario está pasando sed, le echaremos abundante agua hasta ver que la tierra está húmeda. Si está en maceta, sumergiremos esta en agua durante unos minutos. Y a partir de entonces, regaremos más seguido.

Por lo general, los helechos se han de regar varias veces a la semana durante el verano, pero el resto del año es importante espaciar los riegos pues la tierra tarda más en secarse.

Esperamos que estos consejos te sirvan para recuperar tu helecho con hojas marrones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.