Por qué mi limonero no da frutos

El limonero suele dar muchos frutos

El limonero es un árbol muy, muy productivo. Si está sano, puede llegar a dar tantos frutos que sus ramas pueden quebrarse por no soportar el peso. De hecho, para evitar que eso pase se recomienda podarlo, ya que de esta manera queda garantizada una cosecha un poco menor pero de más alta calidad.

Sin embargo, es curioso porque a veces nuestra querida planta solo saca hojas y crece, pero nada más. »¿Por qué mi limonero no da frutos?», nos preguntamos. Bueno, las razones las encontraremos con toda probabilidad en los cuidados que le damos.

¿Cuándo da frutos el limonero?

El limonero es un frutal perenne

Pero antes de entrar en materia, hay que saber la respuesta a esta pregunta, ya que es posible que tu árbol no dé limones simplemente porque no sea la época. Bien, pues el limonero, cuyo nombre científico es Citrus x limon, es un árbol (más bien arbolito ya que no suele medir más de 5 metros) de hoja perenne que florece en primavera y fructifica poco después, en verano y hasta el otoño.

De todas maneras, hoy en día se puede cosechar en cualquier época del año si el clima lo permite, pero será de mayo a octubre (en el hemisferio norte) cuando se recogerá la mayor parte de los frutos.

¿Cuánto tiempo tarda un árbol de limón en dar frutos?

Otro de los motivos por lo que tu limonero no da frutos puede ser porque sea joven. Un árbol de semilla tardará un promedio de 5 años, mientras que si está injertado necesitará menos tiempo: en torno a los 2 o 3 años después de haberse realizado el injerto. Pero esto no es en absoluto una ciencia exacta.

¿Por qué mi limonero no da limones?

Que tu árbol tarde más o menos en dar limones va a depender de muchos factores. Si hemos descartado la edad, vamos a ver cuáles son los otros y qué hacer para que fructifique:

Clima

En los climas cálidos, donde no se registran heladas pero tampoco hay temperaturas máximas extremas (de 40ºC o más) puede dar frutos antes de lo esperado y durante más tiempo. Para que te hagas una idea, en mi zona, donde el verano puede ser muy caluroso (temperaturas de más de 35ºC y mínimas de 20ºC o superiores) y con primaveras e inviernos suaves, los limoneros están produciendo limones casi todo el año. Pero en zonas más frías, solo lo harán en verano-otoño, o solo en otoño.

Así y todo, debes saber que el limonero aguanta bien temperaturas entre los 40ºC y los -7ºC (por poco tiempo). Es, de hecho, uno de los cítricos más resistentes al frío que se conocen. Pero si en tu zona la temperatura baja de los -7ºC, deberás de protegerlo como mínimo con una tela antiheladas (en venta aquí), o en un invernadero.

Agua y nutrientes

Las hojas del limonero son vulnerables a las plagas

Imagen – Flickr/Catalina Gracia Saavedra

El limonero no es un árbol que soporte la sequía. Ahora, tampoco se ha de tener el terreno encharcado puesto que de lo contrario se pudrirá. Por eso, si se va regando cuando es necesario y si además se abona durante su crecimiento, es posible que se adelante un poco el inicio de la producción de frutos.

¿Cómo saber que al limonero le falta o sobra agua y/o necesita nutrientes? Por esto síntomas:

  • Falta de agua: las hojas amarillean y se secan las puntas hasta que caen; si tiene flores, estas abortan; el crecimiento se detiene.
  • Exceso de agua: las hojas de más abajo amarillean y caen; las hojas nuevas que crecen pueden salir con tonos marrones; las flores se caen; la tierra se ve muy compactada, incluso puede salir verdina.
  • Necesita nutrientes: en este caso, las hojas amarillearán pero los nervios se quedarán verdes. Esto pasa mucho cuando se cultiva en suelos alcalinos, ya que sus raíces no pueden obtener hierro y/o manganeso.

¿Qué hay que hacer? Bueno, si necesita agua lo que haremos será regar por supuesto. Hay que echarle agua hasta que la tierra quede bien empapada. Asimismo, tendremos que aumentar la frecuencia de riego, al menos temporalmente (cuando las temperaturas bajen y/o empiece a llover más seguido, será importante que reajustemos dicha frecuencia para que no tenga problemas).

Si lo que le pasa es que le sobra agua, será necesario por un lado, suspender el riego unos días; y por otro realizarle algún tratamiento anti-hongos, ya que a estos microorganismos les gustan mucho los ambientes muy húmedos, y podrían dañar seriamente al limonero. Además, si lo tenemos en una maceta, será muy aconsejable sacarlo y envolver el cepellón (raíces) con papel absorbente durante un día para que tenga más posibilidades de recuperarse.

Y por último, si necesita nutrientes, lo abonaremos con un fertilizante para cítricos siguiendo las instrucciones de uso (consíguelo aquí). Pero no solo eso: si la tierra en la que está creciendo es alcalina, será muy, muy importante que lo continuemos abonando con ese producto cada primavera y cada verano, pues así evitaremos que le vuelva a pasar.

Espacio

Con espacio nos referimos al que puede tener en una maceta o en un jardín. Los árboles que se cultivan en recipientes, por lo general, tardan más en dar fruto que los que están en tierra. Asimismo, si sus raíces han ocupado ya toda la maceta, su crecimiento se va a ralentizar y, también, se va a retrasar la producción de limones.

Por este motivo, si lo tenemos en maceta es preciso que esta vaya siendo de un tamaño cada vez mayor cada cierto tiempo (2-3 años). El limonero se puede cultivar en recipiente y dar frutos sin problema, pero si este se le queda pequeño su rendimiento no será el que nos gustaría. Asimismo, se le debe de poner un sustrato adecuado, como este que venden aquí por ejemplo.

Plagas

Si suelen atacarlo plagas, tardará más en dar fruto. Las más comunes en los limoneros son: cochinillas algodonosas, pulgones, minadores y arañas rojas. Todas ellas, excepto los minadores, son chupadores de savia, que se encuentran en el envés de las hojas muy especialmente en las tiernas. En el caso de los minadores, lo que hacen es excavar túneles en el interior del follaje, destrozándolo.

¿Cómo eliminarlas? Es aconsejable hacerlo con productos como la tierra de diatomeas (en venta aquí), el jabón potásico (en venta aquí) o el aceite de neem (en venta aquí). Estos son naturales, así que no dañarán al medio ambiente. Pero si vemos que se han extendido mucho, lo mejor será elegir insecticidas específicos, como estos que puedes encontrar en los enlaces: para las cochinillas, pulgones, minadores y para la araña roja.

Artículo relacionado:
Plagas y enfermedades del limonero

Enfermedades

La alternariosis es una enfermedad fúngica

Imagen – Wikimedia/MPF

El limonero cuando vive en ambientes muy húmedos y/o cuando se riega demasiado se vuelve vulnerable a ciertas enfermedades:

  • Alternariosis: es una enfermedad que se transmite por el hongo Alternaria cuando el árbol tiene demasiada agua. Los síntomas son parecidos a los del exceso de riego, a saber: las hojas amarillean, aparecen manchitas marrones y finalmente caen.
  • Penicillium: es un hongo que causa la aparición de manchas blancas con tonalidades verdosas en la cáscara de los frutos.
  • Psoriasis: está causada por un virus que causa el desprendimiento de la corteza, a veces también provocando gomosis.
  • Virus y viroides: son principalmente dos: la exocortis que causa la aparición de grietas verticales y escamas en el tronco, así como enanismo; y el virus de la tristeza que se transmite por los pulgones y que causa la caída prematura de las hojas y el debilitamiento del árbol.

¿Cómo tratarlo? Si la enfermedad la causa un hongo, entonces hay que tratar el árbol con fungicida. Uno eficaz y natural es el cobre (puedes conseguirlo aquí), el cual se debe de espolvorear alrededor del tronco y regar. Pero si está muy débil, es más aconsejable optar por un fungicida químico, como este.

En el caso de los virus, lamentablemente no se puede hacer nada, solo arrancar el árbol afectado y quemarlo.

¿Y si nada da resultado?

Si por mucho que cuidemos al limonero este sigue sin dar frutos a pesar de que tenga la edad adecuada, aún podremos hacer algo más: abonarlo con un abono que estimule la floración, es decir, la producción de flores. Por ejemplo, este que venden aquí es orgánico, por lo que se puede usar incluso en agricultura ecológica.

En el caso de optar por usarlo, tendremos que dejar de abonarlo con el fertilizante para cítricos, puesto que de lo contrario le estaríamos echando demasiado abono, y podríamos perderlo.

¿Te ha servido? Espero que con estos consejos tu limonero dé frutos.


10 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Viviana Di Campli dijo

    ¡Hola! Canjeé un limonero hace 3 años que ya tenía 3 años en una maceta, con sus raíces muy enredadas. Lo planté en la tierra pero no crece. Hace poco lo atacaron caracoles, creo, y quedó sin hojas. Ahora tiene un brote nuevo, pero está ahí, ni aumenta de tamaño ni se muere. ¿Qué podría hacer? ¿Será porque tuvo de chico las raíces apretadas? Debe tener 5 o 6 años. Tiene 30 cm. de alto. ¡Gracias x tu ayuda!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Viviana.

      Seguramente sea por eso, sí. Dale tiempo, y poco a poco irá enraizando bien en el suelo.

      Saludos.

  2.   Natalia dijo

    Hola como les va? Tengo un limonero que es con limones chicos y veteados.
    Me gustaría saber como debo hacer para podarlo?
    Se supone que esta variedad da limon todo el año y eso no está sucediendo.
    Como puedo saber si el suelo es alcalino? Asi se que tipo de fertilizante poner.
    Gracias
    Saludos

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Natalia.

      Te pasamos la información que nos solicitas: cuidados del limonero, y características del suelo alcalino.

      Saludos.

  3.   Patricia dijo

    Hola compre mandarinos injertados, no se si sean o no de esta fruta ya que le veo espinas grandes.. El problema es que en las ramitas se fueron poniendo marrones poco a poco algunas al punto de verse totalmente secas pero la base está verde.. A que se debe?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Patricia.

      ¿Cada cuánto lo riegas? El mandarino quiere riegos moderados, unas 3 veces por semana en verano, y menos el resto del año.
      También es importante saber si tiene alguna plaga que le esté perjudicando, por eso te recomiendo mirar en sus hojas para ver si tiene algún insecto, como cochinillas que son bastante comunes en estos frutales.

      Saludos.

  4.   Lino Santana dijo

    Me ha gustado muchisimo y he aprendido mucho sobre el cuidado de mis limoneros.
    Muchas gracias por esta publicacion y mis sinceras felicitaciones.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Muchas gracias por tus palabras, Lino Santana.

      Nos alegra saberlo 🙂

      Saludos.

  5.   Marcelo dijo

    Un anciano vecino a mi propiedad rural, viendo que mis limoneros no daban casi frutos, me dijo «Dele una paliza en invierno». Y a continuaciòn me dijo, agarre una escoba y golpeelo no muy fuerte. Lo hice con mis tres limoneros y en su epoca, se llenaron de limones. Me puse a pensar porque seria y una explicacion, podria ser que el arbol al sentirse agredido, produce mas frutos, como medio de salvar la especie. Despues, conversando con gente de edad, del campo, me dijeron lo mismo.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Marcelo.

      A ver, yo creo que es un poco casualidad. Es decir, las plantas sí que pueden reaccionar produciendo flores y/o frutos en situaciones de máximo estrés. Por ejemplo, puede ocurrir -a mí me ha pasado- que tengas un cactus que está mal y que le dé por florecer fuera de época con un único fin: polinizar las flores y producir frutos con semillas.

      Pero no sé hasta qué punto darle golpes a un árbol contribuye a que produzca frutos.

      Saludos.