¿Por qué mis plantas están amarillas?

Cyca amarilla

Imagen – Xtreme Horticulture 

Proporcionar los mejores cuidados a una determinada planta a veces no es fácil. Puede que la pongamos en un sitio donde le da demasiado el sol, o que la reguemos con un tipo de agua que tiene demasiada cal.

Al hacerlo, puede aparecer lo que es, sin ninguna duda, el síntoma más visible y que más nos suele preocupar: el amarilleamiento de las hojas. Por eso, si te estás preguntando por que mis plantas están amarillas, a continuación te voy a decir las posibles causas y qué debes hacer para que mejoren.

A menudo pensamos que las hojas de las plantas se vuelven amarillas por que les falta un nutriente esencial, el hierro, lo que provoca la clorosis férrica, pero lo cierto es que hay otras causas que hay que tener en cuenta:

Exceso o falta de riego

Regadera metálica regando un naranjo

Ambos extremos son muy perjudiciales para las plantas, especialmente el primero. Siempre que tengamos dudas es muy importante comprobar la humedad de la tierra, ya sea introduciendo un palo delgado de madera (si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no regaremos), o pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días (como la tierra húmeda pesa más que la seca, esta diferencia de peso nos puede servir de guía).

Exposición demasiado directa al sol

Ejemplar de Thelocactus tulensis

Si compramos una planta en un vivero, donde la tenían en un invernadero, que sabemos que es de sol y la colocamos directamente en una zona donde va a estar expuesta, es fácil que aparezcan quemaduras o que las hojas amarilleen.

Para evitarlo, hay que ir exponiéndola poco a poco: las dos primeras semanas una o dos horas de luz solar directa, la siguiente quincena tres o cuatro horas,… e ir aumentando progresivamente el tiempo de exposición. Este proceso de adaptación debe de empezar a comienzos de primavera, cuando el sol todavía no es muy fuerte.

Agua y/o tierra calcáreas

Agua

Las plantas acidófilas (arces japoneses, magnolias, gardenia, etc.) cuando son regadas con un agua que contiene mucha cal o cuando se han plantado en una tierra cuyo pH es superior a 6 enseguida amarillean.

Por ello, es muy necesario conocer de antemano la necesidad de la planta que queremos adquirir; aunque en el caso de que ya tengamos una acidófila, podemos conseguir que se vea más bonita regándola con agua de lluvia o acidificada (es decir, diluyendo el líquido de medio limón en un litro de agua), plantándola en sustratos ácidos (pH de 4 a 6) y abonándola con un abono para este tipo de plantas.

Mal drenaje

Suelo arcilloso

Si tenemos una planta plantada en una tierra con mal drenaje, es decir, muy compactada, sus hojas podrían amarillear. Para que esto no ocurra podemos mejorar la calidad haciendo agujeros de plantación algo más grande para rellenarlo con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita, por ejemplo.

En este artículo tienes más información al respecto.

Falta de abono

Estiércol para plantas

Es la causa más habitual. Toda planta necesita nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), que son los macronutrientes fundamentales para poder crecer, desarrollarse y mantenerse bien; pero también es importante que nos aseguremos de que les aportamos otros nutrientes, como hierro, magnesio, calcio, molibdeno, etc. ¿Por qué?

Porque del mismo modo en que el ser humano no podría mantenerse sano sólo con agua y hamburguesas (por ejemplo), la planta tampoco puede verse realmente sana y bonita sólo con NPK. Por eso, recomiendo utilizar abonos orgánicos, como el guano, el extracto de algas (no utilizar para abonar plantas ácidas, ni tampoco de manera frecuente pues tiene un pH muy alto), u otros como el estiércol siempre que sea posible.

Hay que tener en cuenta que las suculentas (cactus, plantas crasas y caudiciformes) se han de abonar con abonos minerales como el Nitrofoska Azul; las orquídeas con un abono específico para ellas, y las plantas carnívoras NO se deben de abonar ya que sus raíces podrían, literalmente, quemarse.

Esperamos que te haya sido de utilidad 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *