¿Por qué motivo se está muriendo mi suculenta?

Es muy importante que tengamos en cuenta que cuando la suculenta tiene las hojas un poco marchitas no quiere decir que a nuestra planta le esté ocurriendo algo o en los casos más extremos pueda estar muriendo.

Por lo general, la mayoría de las plantas incluyendo las suculentas pierden sus hojas y a medida que la misma se desarrolla, van apareciendo nuevas hojas mientras que las que ya están muy viejas se caen. Así que, en el caso de que las hojas que se encuentran en la parte baja de la suculenta comiencen a caerse, no tenemos por qué preocuparnos ya que se trata de algo completamente normal.   

Causas por las que nuestra suculenta puede enfermarse

En el momento en el que veamos que las hojas tiene un aspecto poco agradable o deteriorado, solo tenemos que arrancarlas con mucha delicadeza.

Es importante realizar esto con decisión pero sin exagerar, no debemos forzar a nuestra suculenta en caso de que las hojas no salgan fácilmente para que así no perjudiquemos a las raíces. Después de que hayamos retirado todas las hojas deterioradas, vamos a poder notar que nuestra planta ahora tiene un aspecto más saludable.

Existen muchas causas por las que nuestra suculenta puede enfermarse hasta el punto de morir, como por ejemplo regarlas de forma excesiva y la falta de riego.

Riego excesivo

Si notamos que las hojas que están en la parte superior de nuestra suculenta, es decir las hojas nuevas, no tienen un aspecto agradable este es el momento en el que tenemos que preocuparnos. Regar nuestra planta de una forma inadecuada puede ser una de las causas principales del porque muere una suculenta.

Si notamos que el color de las hojas se está volviendo amarillento y al mismo tiempo traslucido o si al momento de tocarlas sentimos que están blandas o húmedas, lo más probable es que esto sea ocasionado por haber colocado demasiada agua. Si las hojas empiezan a caerse con solamente rozarlas puede que esta sea una señal indiscutible del riego excesivo.

Si el daño solamente perjudica a las hojas de la suculenta, la planta puede recuperarse normalmente. Es necesario que retiremos todas las hojas dañadas y a su vez limitemos la cantidad de agua que utilicemos para regar nuestra planta. Por otro lado, si descubrimos que la suculenta presenta unas mangas de color negro justamente en su tallo, entonces el problema tiene un nivel mayor de gravedad del que habíamos imaginado, ya que si el tallo se pudre la planta va a morir sin importar lo que hagamos.

Esta clase de problemas aparecen muy a menudo en las suculentas echeverias. Este tipo de suculentas son extremadamente sensibles al riego excesivo y tan solo basta con dos días de exposición a un suelo con mucha humedad para que su roseta empiece a descomponerse.

Para poder salvar a nuestra suculenta en caso de que la hayamos regado de manera excesiva podemos hacer lo siguiente:

  • Disminuir la cantidad de agua al momento de regarlas.
  • Hacer un cambio de tierra para que se pueda drenar correctamente.
  • En caso de que el tallo de nuestra planta esté dañado, debemos cortar la planta por la parte de arriba y después plantarla que podamos tener una suculenta nueva y sana.
  • No debemos regar la planta hasta que la tierra esté completamente seca.
  • Cambiar la tierra si notamos que no está drenando adecuadamente.

Falta de agua

Pese a que la mayoría del tiempo uno de los problemas más frecuentes en cuanto a los cuidados de una suculenta es el riego excesivo, hay algunas especies de esta planta que son bastante sensibles a la carencia de agua.

Uno de los síntomas más comunes es que las hojas que se encuentran en la parte de arriba de nuestra suculenta empiezan a secarse o a arrugarse. Cuando nos hayamos percatado de esto, probablemente sólo tengamos que darle a nuestra planta un poco más de agua, si las regamos adecuadamente muy pronto podrán recuperarse por completo.

Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta que si la suculenta está demasiado seca hasta el punto de no poder reanimarla, entonces ya no podemos hacer nada.

Es más fácil reponer a nuestra suculenta si solamente la hemos regado con poca agua, que una que ha estado expuesta a demasiada humedad. De todas maneras, lo apropiado sería darle a nuestra suculenta una cantidad de agua que sea correcta.              

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Suculentas

Lurdes sarmiento

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *