¿Por qué se caen las flores de las orquídeas?

Las orquídeas son plantas que florecen en primavera

No vamos a engañarnos: lo más bonito que tienen las orquídeas son sus flores. Por este motivo, se cultivan y se comercializan en muchas partes del mundo, y por ello somos muchos los que alguna vez hemos tenido algún ejemplar, y/o que en estos momentos tenemos uno en el baño o en el jardín por ejemplo.

Pero, ¿por qué se caen las flores de las orquídeas? A veces, podemos estar convencidos que les proporcionamos todos los cuidados que necesitan hasta que un día, sin motivo aparente, se queda sin ellas. ¿Qué hacer para que vuelvan a florecer? Veamoslo en detalle.

¿Cuáles son las causas?

Las orquídeas pueden dejar de florecer en cualquier momento

Hay varios posibles motivos por los que las flores de las orquídeas caen, y son los siguientes:

  • Las flores han llegado al final de su vida: esta es una causa que no debe de preocuparnos en absoluto. Todas las partes de una planta tiene su propia esperanza de vida, y las flores son unas de las que duran menos en comparación con lo que duran las hojas. De hecho, lo normal es que tras uno a tres meses se marchiten.
  • Temperaturas muy bajas o por el contrario muy altas: las orquídeas son plantas que, por lo general, son originarias de las selvas tropicales húmedas, donde las temperaturas se mantienen estables sobre los 18-28ºC. Si se exponen a valores más bajos o más altos que esos, las flores caerán antes de tiempo.
  • Baja humedad ambiental: como son plantas de selvas tropicales húmedas, cuando se cultivan en ambientes muy secos tienen problemas para florecer con normalidad.
  • Exceso o falta de riego: cuando se echa más agua y con más frecuencia de la necesaria, o si en cambio se descuida el riego, las flores no podrán recibir la cantidad de agua que requieren.
  • Exceso de abono o un abonado inadecuado: tanto si se abonan más de lo que indique el envase como si se utiliza un abono que no es adecuado para las orquídeas, estas lo pasarán mal.
  • Agua de riego inadecuada: si usas un agua dura, con mucha cal, las flores caerán.
  • Están enfermas: algunos hongos, bacterias y/o virus pueden afectar a las orquídeas, como el fitóftora por ejemplo, que daña las raíces. Si logran infectar a las plantas, abortarán sus flores.

¿Cómo evitar que a mi orquídea se le caigan las flores?

Las orquídeas son sensibles al frío

Para evitar que las orquídeas dejen caer sus flores antes de que termine la temporada es muy importante cuidarlas correctamente. Para eso, hay que procurar que no les falte de nada, pero tampoco que les sobre. Así que a continuación te explicaremos en profundidad todo lo que has de hacer para que puedas disfrutar por más tiempo de la belleza de los pétalos de nuestras protagonistas:

Corta las flores marchitas

Las flores que van secándose, además de que afean a la planta pueden convertirse en foco de infecciones o plagas. Así que si tus plantas presentan algunas, lo primero que has de hacer es cortárselas usando unas tijeras domésticas que estén limpias.

Protégelas del frío/calor excesivo

Y también de los cambios bruscos de temperatura. Si en tu zona se registran heladas cada invierno, por ejemplo, cultívalas en un invernadero doméstico, o dentro de casa. En el caso de que optes por tenerlas en el hogar, es necesario que las mantengas alejadas de las corrientes de aire.

Pon humidificadores o recipientes con agua

Independientemente de si tienes tu planta en el patio o dentro de casa, si la humedad ambiental es baja es necesario ponerla cerca de un humidificador, o como mínimo colocarle alrededor recipientes con agua para que crezca mejor. De este modo, vas a conseguir que sus flores duren más tiempo.

No aconsejamos pulverizar/rociar sus hojas con agua puesto que sus hojas podrían pudrirse, sobre todo si se hiciera durante el invierno.

No riegues en exceso

Ya, lo sabemos: con esto no te estamos diciendo nada. Pero es que la frecuencia de riego va a venir determinada por el clima, dónde tengas la orquídea (exterior o interior), y de la propia planta. Por ejemplo, las orquídeas epífitas, como las Phalaenopsis, son plantas que se cultivan en macetas de plástico transparentes. Gracias a ello, tú puedes ver cuándo necesitan agua, ya que solo tendrás que fijarte en sus raíces: si son blancas, entonces tendrás que regar.

Por otro lado, las terrestres, o en general aquellas que se cultivan en macetas de plástico de color, necesitarán un riego moderado. En principio, se regarán unas 2 veces a la semana si es verano, mientras que durante el invierno se regarán menos.

No olvides usar agua de lluvia lo más limpia y pura posible. Si no puedes conseguirla, utiliza la del grifo pero antes déjala reposar una noche para que los metales pesados queden en el fondo.

Usa abonos específicos para orquídeas

Las orquídeas florece en primavera

Puedes abonar tus orquídeas durante la primavera y el verano para que puedan crecer bien, y de paso, producir sus magníficas flores. Ahora bien, es necesario que se usen abonos específicos para estas plantas (puedes conseguirlos aquí), ya que de lo contrario podríamos causar daños a sus raíces. Además, es importante que se sigan las indicaciones de uso, por el mismo motivo.

Trátalas si están enfermas

Cuando hablamos de enfermedades de las orquídeas es inevitable hacerlo también del riego. Y es que, cuando se riegan en exceso y/o se pulverizan o rocían sus hojas de manera frecuente es cuando más riesgo hay de que enfermen, ya que los hongos disfrutan en los ambientes húmedos.

Por este motivo, si ves que tienen las raíces de colores oscuros (marrón o negro), y/o manchas marrones o grises en las hojas, tendrás que tratarlas con fungicida, siguiendo las indicaciones de uso. Puedes comprarlo aquí.

¿Te ha servido? Esperamos que estos consejos ayuden a tus orquídeas a florecer de nuevo y por más tiempo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.