¿Por qué se le caen las hojas al magnolio?

Las hojas del magnolio caen por varios motivos

Imagen – Wikimedia/Fernando Losada Rodríguez

Aunque el magnolio o magnolia es un tipo de planta muy cultivada, a veces surgen dudas de por qué se le caen las hojas. Puede que un día lo veamos bien, y que al día siguiente empiece a perder su follaje, primero poco a poco, y luego cada vez más rápido a medida que su situación empeora.

La caída de hojas puede ser un problema bastante serio si está causada por algún factor externo al que la planta no puede hacerle frente. Así que vamos a ver por qué se le caen las hojas al magnolio y qué debemos hacer para evitar perderlo.

Hay varias causas por las que el magnolio puede quedarse sin la totalidad de sus hojas y/o solo con unas pocas. A veces, como decíamos, será por alguna (o varias) condiciones que hay en el lugar donde se encuentra, como por ejemplo:

  • Clima demasiado cálido o demasiado frío. Por ejemplo, si hace mucho calor en verano, con temperatura que superan los 35ºC, la mayoría de magnolios lo pasan mal.
  • La tierra permanece seca o muy húmeda mucho tiempo. Estas plantas no toleran ni la sequía ni el encharcamiento.
  • La humedad del aire (o humedad ambiental) es baja o muy baja. Cuando es inferior al 50% durante todos los días y muchos días a la semana seguidos, las hojas se van deshidratando.
  • El viento sopla con fuerza de manera casi constante. Aunque la humedad del aire sea alta, si el viento es muy fuerte también seca las hojas; y si es baja, entonces la vida del magnolio estará en serio peligro, pues se deshidratará con suma rapidez.
  • Falta de disponibilidad de algunos nutrientes de la tierra (es decir, pueden estar ahí, pero »bloqueados», inaccesibles para las raíces).

Por otro lado, podemos ver que se le caen las hojas sin motivo aparente. El magnolio está bien, sano. Entonces, ¿por qué pierde hojas? La respuesta es la siguiente: porque la vida de las mismas ha llegado a su fin. Y es que, aunque nuestro árbol sea perennifolio, como la Magnolia grandiflora por ejemplo, eso no significa que no renueve sus hojas. Lo hará, poco a poco y a lo largo de todo el año.

El caso de las magnolias de hoja caduca (que son en su mayoría de origen asiático, como la Magnolia stellata), se quedan sin ninguna hoja en otoño o invierno, dependiendo de cuándo y cuánto bajen las temperaturas en la zona, y las renuevan en primavera.

Ahora, vamos a profundizar más en cada causa:

Clima demasiado cálido o demasiado frío

La magnolia stellata es un árbol caducifolio

¿Cuál es el clima adecuado para el magnolio? Pues uno templado, sin que tenga temperaturas extremas. De hecho, el rango de temperaturas ideal para él se sitúa en torno a los -7ºC de mínima y los 30ºC de máxima.

Aunque soporta heladas moderadas de hasta los -18ºC, si es un árbol de hoja perenne preferirá que sean puntuales; es decir, es más importante para él que durante el invierno las temperaturas se mantengan bajas (sobre los 10 y los 0ºC) que haya muchas heladas seguidas. Solo los de hoja caduca necesitarán, sí o sí, que se registren heladas varias veces a lo largo de la temporada invernal.

Si hablamos de temperaturas altas, la Magnolia grandiflora aguantará una ola de calor con 38ºC de máxima si está en sombra; pero una Magnolia liliiflora por ejemplo con ese valor tan alto podría quedarse sin hojas.

¿Qué hacer? Bueno, no se puede regular el clima, pero sí que podemos tomar medidas para que el magnolio esté mejor, como por ejemplo, protegerlo del sol llevándolo a la sombra, o bajo techo si nos interesa, además, que las heladas no le hagan daño (esto es especialmente interesante si la planta es muy joven, pues es más vulnerable).

La tierra permanece seca o muy húmeda mucho tiempo

Como decíamos antes, ningún magnolio tolera ni la sequía ni tener los »pies mojados» de manera permanente. Por eso, la tierra donde vayan a crecer tiene que ser ligera, fértil (es decir, rica en materia orgánica), y de tacto esponjoso. Cuando no es el caso, las hojas caerán o bien porque las raíces están casi siempre secas, o bien por justo lo contrario, es decir, porque la tierra permanece húmeda mucho tiempo.

¿Qué hacer? Bueno, si es posible, por ejemplo si tenemos el magnolio en maceta, recomendamos plantarla en una nueva con sustrato de calidad, específico para plantas ácidas, como el de la marca Flower, o si se quiere con fibra de coco, que también es ácida.

Si está en el suelo, dependerá de cuánto tiempo haya pasado desde que se plantó:

  • Si hace menos de un año, se extraerá -con cuidado-, con un buen cepellón de raíces. Para esto, vendrá bien recordar el diámetro que tenía la maceta en la que estaba, pues ese será el diámetro que debe tener dicho cepellón. Luego, se hace un agujero más grande, de 1 x 1 metro de ancho y profundo, y se procede rellenar con algún sustrato mencionado arriba, como fibra de coco, y por último se planta el árbol.
  • Si hace más de un año, como ya habrá empezado a enraizar, será mejor reajustar los riegos, o instalar algún sistema de drenaje en caso de que sea una tierra a la que le cueste absorber y drenar el agua. También puede ser de utilidad colocar un sistema de riego por goteo, ya que así se aprovecha más el agua, evitando que se pierda.

La humedad del aire (o humedad ambiental) es muy baja

La magnolia puede quedarse sin hojas

Un magnolio estará magnífico si, además de disfrutar de un clima apropiado para él y de estar creciendo en un suelo ligero y fértil, está situado en un lugar donde la humedad del aire es superior al 50%. Cuando es inferior, sobre todo si se mantiene baja a diario o prácticamente a diario, las raíces tienen que trabajar más rápido para absorber el agua que encuentren en la tierra e impulsarla hacia las hojas… y aún así, a veces estas hojas caen, porque pierden agua más rápidamente de la que las raíces son capaces de enviarles.

¿Qué hacer para evitarlo? Lo primero es asegurarse de que realmente la humedad es baja. Para ello, aconsejo adquirir una estación meteorológica doméstica, pues así tendrás este dato y otros (como la temperatura, la fecha y la hora por ejemplo) al alcance de la mano. Una vez que sabes que es baja y que se mantiene así mucho tiempo (días), tendrás que pulverizar sus hojas con agua sin cal a diario, y siempre a última hora de la tarde, cuando ya no le dé el sol (si está en sombra, puedes hacerlo en cualquier momento).

El viento sopla con fuerza de manera casi constante

Esto puede tener relación con el punto anterior, porque al final por muy alta que sea la humedad, si la magnolia está en una zona especialmente ventosa, va a tener los mismos problemas que una que esté en una zona donde la humedad es baja. Pero, aquí el modo de proceder sería distinto:

  • Si la humedad del aire es baja, por supuesto tendremos que pulverizar sus hojas a diario.
  • Pero si además el viento sopla con fuerza y de manera constante, tendremos que proteger el árbol de él, por ejemplo plantando cerca plantas que resistan mejor el viento y que puedan cortarlo un poco; o llevarlo a una zona más resguardada si está en maceta.

Falta de disponibilidad de algunos nutrientes de la tierra

El magnolio es un árbol

Imagen – Wikimedia/Mateo Hernandez Schmidt

A veces, la caída de hojas está propiciada por la falta de algunos nutrientes. En el caso del magnolio, es importante que sepas que si se planta por ejemplo en suelo arcilloso, va a tener importantes carencias de hierro y manganeso, por lo que sus hojas podrían amarillear e incluso caer directamente. En suelos muy ácidos, puede haber falta de calcio, un nutriente esencial para el buen funcionamiento de todas las partes de la planta, ya que forma parte de las paredes celulares.

Entonces, para que el magnolio vuelva a estar bien, lo primero que haremos será comprobar el pH de la tierra con la ayuda de un medidor de pH de suelo, como este por ejemplo. En el caso de que sea de 7 o superior, procederemos a abonarlo con un fertilizante específico para plantas ácidas (en venta aquí). Y en el caso de ya sea ácido pero que tenga un pH de 4 o inferior, lo mejor será añadirle un poco de calcio, o abonarlo con un abono de algas (en venta aquí), pues este es alcalino y poco a poco irá subiendo el pH.

Pero en cualquier caso, se deben de seguir las indicaciones de uso del envase.

El magnolio puede quedarse sin hojas sin motivo, pero si las pierde en cuando debería de estar creciendo (es decir, en primavera y verano), siempre que no sea perennifolia, podría ser que tuviera un problema. Esperamos que los consejos te que hemos dado sirvan para que puedas revivirlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.