¿Por qué se mueren las petunias?

Las petunias son plantas delicadas

Las petunias, ¿son plantas fáciles de cuidar? Da la impresión de que sí, porque las semillas germinan relativamente rápido y, tan solo unos meses más tarde, florecen casi sin haberles proporcionado ningún cuidado especial. Sin embargo, a veces se ponen amarillas, luego marrones y finalmente las perdemos. ¿Por qué?

Porque hasta las plantas más fáciles de cuidar pueden sufrir daños irreversibles cuando no se cubren sus necesidades. Por eso, vamos a responder a la pregunta de por qué se mueren las petunias, explicándote las causas y cómo puedes evitarlas.

Frío

Las petunias son sensibles al frío

Dependiendo de la zona y del clima que haya, las petunias se pueden poner mal en cuanto llega el frío. Son plantas de origen tropical, por lo tanto, muy sensibles a las bajas temperaturas. De hecho, solo resisten hasta los 14ºC de mínima. Esto significa que si las dejamos en el patio o en el balcón durante el invierno y el mercurio del termómetro baja mucho, nuestras plantas se pondrán mustias y terminarán muriendo.

¿Cómo evitarlo? Es sencillo: metiéndolas en casa cuando empiece a bajar de los 18ºC. Para estar pendientes, puedes ir consultando de vez en cuando una web de meteorología de tu país (como la de la AEMET si estás en España), o mejor aún, comprando una estación meteorológica doméstica básica, como esta:

Cuesta poco menos de 15 euros, y te sirve tanto para saber la temperatura como la humedad del interior y del exterior. La humedad te será muy útil conocerla, pues si cultivas plantas de origen tropical o subtropical, como calateas, fitonias, filodendron, potos, etc., has de saber que estas necesitan que sea alta; y si se da el caso de que la que hay es baja, por debajo del 50%, entonces tendrás que pulverizarlas con agua para que las hojas no se pongan marrones.

Pero eso sí, si llevas a tu petunia dentro, ponla en una habitación en la que haya mucha claridad, pero lejos de la calefacción, aire acondicionado, y demás, pues las corrientes de aire que generan estos aparatos secan las hojas.

Exceso de riego

El riego es un tema delicado. El agua es vida, pero un exceso de ella mata a cualquier planta, salvo que sea acuática. Pero las petunias no necesitan que se rieguen con frecuencia. Pero tampoco son plantas que se puedan poner en macetas sin agujeros de drenaje, ya que si se hace, las raíces se pudrirán ya que el agua queda estancada dentro de dicho recipiente.

Yo es algo que he visto mucho: se compra una petunia en una maceta pequeña, y lo primero que se hace es ponerla dentro de un macetero que, sí, es bonito, pero puede acabar con la vida de la planta. Por eso, hay que evitar esto. Dejemos los tiestos sin agujeros en su base para las acuáticas, y plantemos el resto en recipientes con agujeros, sino, no tardarán en mostrar estos síntomas:

  • Hojas amarillas: primero las más viejas, y luego las siguientes.
  • Hongos: moho blanco o grisáceo en tallos y/u hojas.
  • Las flores se echan a perder: no se abren o caen antes de tiempo.
  • Verdina: aparece cuando la tierra se mantiene húmeda mucho tiempo seguido.

¿Qué hacer? Antes de nada, debemos suspender los riegos, y después si la tenemos en una maceta sacarla de ahí. Envolveremos el pan de tierra con papel absorbente, y la dejaremos en un lugar seco durante al menos doce horas. Pasado ese tiempo, la plantaremos en una maceta nueva que tenga agujeros en su base, con sustrato de cultivo también nuevo.

Artículo relacionado:
Cómo cuidar las petunias

En caso de que esté en el suelo, y como es una planta pequeña, la sacaremos haciendo varias zanjas alrededor de unos 30 centímetros de profundidad para que pueda salir con el cepellón entero. Después, la procederemos a envolver sus raíces con papel absorbente, y al día siguiente la plantaremos en una maceta. Cuando se haya recuperado, es decir, cuando produzca hojas nuevas y sanas, podremos plantarla de nuevo en el suelo, pero esta vez, haremos un agujero de unos 40 x 40 centímetros y lo llenaremos con una mezcla de sustrato universal con perlita.

Falta de riego

Las petunias son plantas con flores de colores

Las petunias tampoco soportan la sequía. Pero ojo, cuando hablamos de sequía lo hacemos de un problema que puede estar causado o bien por la falta de lluvias o de riego, o bien de la (mala) calidad del sustrato o tierra en la que crecen. Es decir, estas plantas se pueden secar tanto si reciben menos agua de la que necesitan, como si la tierra es tan compacta que es incapaz de absorber dicha agua.

Por consiguiente, la deshidratación también les puede afectar mucho, causándoles estos problemas:

  • Hojas amarillas: empezarán a ponerse de este color las más nuevas, y luego las siguientes.
  • Las flores no se abren: al faltarles humedad, no pueden hacerlo.
  • La tierra está muy seca: incluso se puede ver muy compacta, hasta el punto de que cuando echas agua a la maceta sale rápido por los lados, y si riegas el suelo se forma un pequeño charco que tarda mucho en desaparecer.

Para solucionarlo, si está en maceta se meterá en un barreño con agua durante una media hora o algo más; y si está en el jardín, se hará un alcorque alrededor y se regará. En el caso de que la tierra se haya vuelto muy compacta y no absorba el agua, se procederá a plantar en un sitio nuevo (en otra maceta, o en otro rincón del solar) con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.

Y a partir de entonces, se regará más seguido.

Plagas

Las plagas que más afectan a las petunias son: trips, pulgones y mosca blanca. Estos son parásitos que se alimentan de la savia de las hojas, por lo que hacen que aparezcan manchas decoloradas en las mismas. Cuando no se controlan, pueden debilitar mucho a las plantas. Por lo tanto, se deben de realizar tratamientos en cuanto las veamos mal, o incluso antes, en cuanto empiece a haber alguno de estos insectos en el envés de las hojas y/o en las flores.

¿Cómo tratarlas? Con el mejor insecticida casero que existe, claro está: la tierra de diatomeas. Y no, no es broma. La tierra de diatomeas es un producto ecológico, que no deja residuos, y que no es tóxico ni para los humanos ni para la gran mayoría de animales, solo para los insectos pequeños como los que acabamos de mencionar. Para usarla, solo tienes que mojar la petunia con agua, y luego echarle el producto como si echases sal a la ensalada. Aquí tienes un vídeo en el que te hablamos de ella:

Enfermedades

Las petunias no suelen tener enfermedades por sí solas. Quiero decir, es muy difícil que una que esté sana tenga alguna, a no ser que reciba más agua de la que necesita, o si la tierra es de mala calidad y no permite que las raíces se desarrollen con normalidad. Por eso, cuando esto ocurre, son los hongos como la botritis, el oídio o el fitóftora que pudren las hojas, tallos, flores y/o raíces.

Por desgracia, no hay mucho que se pueda hacer, ya que cuando los síntomas aparecen (moho blanco, manchas marrones, caída de flores), suele ser demasiado tarde. Ahora bien, es posible intentar salvarlas aplicándoles fungicida a base cobre, como este, plantándolas en tierras ligeras que drenen bien el agua, como la de Flower o Boom Nutrients, y evitar el uso de macetas sin agujeros.

Falta de nutrientes

Las hojas de las petunias se pueden poner cloróticas

Imagen – diygardening.co.uk

Uno de los problemas que suelen tener las petunias es la clorosis; es decir, las hojas se ponen amarillas excepto los nervios que quedan verdes. Esto es debido a la falta de hierro, y ocurre cuando se planta en una tierra con un pH de 7 o superior, o se riega con un agua alcalina, con mucha cal.

Artículo relacionado:
Cómo acidificar el agua de riego

Para evitar que se mueran, además de plantarlas en tierras adecuadas y regarlas con un agua con un pH inferior a 7, se deben abonar con fertilizantes líquidos específicos para estas plantas, como este, o bien con un abono orgánico como lo es el guano. Seguiremos las indicaciones del envase en todo momento, así lograremos que poco a poco vayan sacando hojas nuevas y verdes. Lamentablemente, las que ya están amarillas, se secarán y caerán, pero las petunias prosperarán.

Esperamos que estos consejos te sirvan para conseguir tener unas petunias preciosas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)