¿Cómo conseguir tener una Portulacaria afra en flor?

La flor de la Portulacaria afra es rosa

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

La Portulacaria afra, también llamada el árbol de la abundancia o planta de la moneda, es un pequeño arbusto que parece que le cuesta florecer. Por muchos cuidados que le demos, no siempre se consigue que produzca sus bellas flores.

Por eso, quizás sea buena idea preguntarse si realmente estamos haciendo todo lo posible para que esté bien, o si estamos equivocándonos con algo. Así que, si quieres saber cuál es el secreto para tener una Portulacaria afra en flor, presta atención a lo que voy a contarte.

¿Cuándo florece el árbol de la abundancia?

Esta es una planta a la que le encanta el calor de mediados/finales de primavera, cuando el verano empieza ya a notarse cerca. Por eso, sus flores brotarán por esas fechas, incluso puede que coincidan con la necesidad que tenemos los humanos de cambiar la ropa del armario al llegar mayo/junio.

Ahora bien, no nos tiene que extrañar si nuestro ejemplar florece un poco más tarde, bien entrado el verano. Esto, de hecho, sería de esperar si las temperaturas han sido especialmente frescas en invierno, pues ello ha retrasado su despertar primaveral, y por consiguiente, ha reanudado su crecimiento más tarde.

¿Cómo hacer que florezca la planta de la abundancia?

Las flores de Portulacaria afra son pequeñas

Imagen – Wikimedia/Philmarin

Hay cosas que podemos hacer para que produzca sus flores… lo antes posible (en jardinería no hay nada que sea 100% exacto, pues las plantas son organismos vivos, y como tales, su supervivencia depende de múltiples factores, como el clima o la disponibilidad de agua). Por este motivo, antes de entrar en materia, te recomiendo que cuando leas o escuches a alguien decir algo como »Si haces X, tu Portulacaria afra florecerá en 5 días» desconfíes, porque sí, puede que lo haga, pero puede que no.

Hay que »huir» un poco de ese tipo de comentarios, porque si nos interesa que florezca, lo que tenemos que hacer es cuidar -bien- de nuestra planta. Un ejemplar que está bien hidratado, que tiene nutrientes suficientes, que está en una ubicación adecuada y en un sitio en el que puede crecer adecuadamente sin que ni el frío ni el calor extremo le cause daños, sin duda va a producir sus flores más pronto que otro que lo está pasando mal.

Entonces, realmente no podemos hablar de trucos ni secretos, porque todo eso son necesidades propias de las plantas, de todas. Y cuando están siendo cultivadas, lo que tenemos que hacer es, precisamente, aprender a identificar dichas necesidades, y a partir de ahí, ir cuidándolas cada vez mejor.

Por todo ello, aquí tienes una mini guía para que tu Portulacaria afra esté preciosa y pueda florecer:

Ponla en un lugar soleado

Esto es lo más importante, pues cuando la luz es pobre las hojas empiezan a caer a un ritmo que, admitámoslo, da pena ver. Si no se tiene ningún lugar soleado, una buena alternativa podría ser una zona en la que hubiese mucha, mucha claridad. Pero lo mejor es exponerla a la luz del astro rey para que pueda crecer mejor.

Pero eso sí: si nos acabamos de comprar una planta que estaba en sombra o bajo techo, no tenemos que exponerla al sol directamente sin antes haberla aclimatado. Esto se hará exponiéndola un poco cada semana, por la mañana temprano o a última hora de la tarde, e ir aumentando el tiempo de manea gradual.

La tierra debe ser ligera y con un excelente drenaje

Artículo relacionado:
Portulacaria afra: cuidados

Si la Portulacaria afra pudiera hablar, seguramente nos diría que si va a estar en maceta, esta tiene que tener orificios en su base y que, además, la tierra que se le ponga tiene que retener el agua, sí, pero no en exceso. No soporta el exceso de humedad, y menos aún las tierras encharcadas. De hecho, recomendamos llenar el recipiente con sustrato para cactus y otras suculentas (en venta aquí), y no otro, por este motivo.

En caso de que vaya a estar en el jardín, hay que tener esto en cuenta también. Si la tierra es muy compacta, se cavará un agujero de medio metro de ancho por lo mismo de profundo, se añadirán piedras o gravilla formando una capa de unos 20 centímetros, y por último se terminará de llenar con el sustrato que acabamos de mencionar.

Riega, pero no en exceso

Es preferible que la tierra se seque por completo entre un riego y el siguiente, antes que regar más seguido y que las raíces se pudran. Además, cada vez que toque hacerlo, es importante que se le eche agua hasta que toda la tierra quede bien húmeda; es decir, no solo hay que humedecer la capa más superficial, sino que hay que procurar que el agua llegue bien a todas las raíces.

Hay que usar agua de lluvia siempre sea posible, pero si no es el caso, le servirá igualmente cualquier agua que sea apta para consumo.

Evita que las heladas la dañen

El árbol de la abundancia soporta bien el frío, pero las heladas son otra historia ya que le causan muchos y graves daños, como caída de hojas, pudrición del tallo, o muerte de las raíces. Para evitarlo, te aconsejamos meterlo en interior cuando la temperatura baje de los 0 grados.

Truco: consigue que florezca tu Portulacaria afra

La Portulacaria afra florece en primavera

Imagen – Wikimedia/Derek Ramsey

Lo sé. He dicho antes que aquí no hay trucos ni secretos que valgan. Lo he dicho y lo repito. Pero no quería terminar el artículo sin hablarte un poco de los abonos. Y es que, si nos vamos a la botánica básica, averiguaremos que las plantas necesitan sobre todo dos nutrientes para florecer: potasio y fósforo. El primero se encarga de mantener las paredes celulares de todas las partes que conforman la planta unidas y duras; mientras que el segundo es el máximo responsable de la formación de las flores.

Partiendo de esto, es muy interesante abonar tu Portulacaria afra en primavera y en verano con un abono o fertilizante rico en esos dos nutrientes (o al menos, en fósforo), como por ejemplo el guano, que es además un abono de origen animal y por lo tanto orgánico. Pero eso sí, hay que echarle muy poca cantidad: menos de un puñado una vez al mes. Puedes comprarlo desde aquí.

Aunque puede costar un poco al principio, seguro que terminas consiguiendo que tu planta produzca sus preciosas flores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.