Cómo prevenir la erosión del suelo

Terreno

La erosión del suelo es uno de los mayores y más graves problemas con los que se puede encontrar toda aquella persona que quiera cultivar su huerto y/o tener un jardín. Cuando una tierra ha sido tan maltratada, ya sea por el viento, la fuerte insolación o por la acción del ser humano, necesita tiempo y, sobretodo, que alguien comience a cuidarlo correctamente.

Al ser lo peor que nos podría pasar como aficionados a la jardinería, te vamos a decir cómo prevenir la erosión del suelo con productos totalmente naturales.

¿Qué es la erosión del suelo?

El suelo árido es un suelo incultivable

Antes de entrar en materia, vamos a ver qué es la degradación del suelo, ya que así nos evitamos confusiones. Pues bien, decimos que un suelo está erosionado cuando, debido a factores naturales y/o bien a la acción del ser humano, la arena, las rocas y otros sedimentos son movilizados de un sitio a otro.

Para que sea más fácil entenderlo, imagínate por ejemplo una lluvia torrencial. Este fenómeno meteorológico se caracteriza por la cantidad de agua que cae en unos pocos minutos (el 27 de agosto del 2019, en algunos pueblos del sur de Mallorca (España) cayeron unos 80-90 litros por metro cuadrado en apenas 40 minutos, pero esto no es nada en comparación con lo que cae cada año en la India o en países afectados por el monzón, que no es más que lluvias torrenciales que caen durante varios días o semanas).

Se suele pensar que la lluvia es bienvenida, pero lo cierto es que cuando se da de esta forma el agua arrastra todo lo que encuentra y lo deja donde puede, ya sea en el mar, en los torrentes,… o dentro de las casas. Por consiguiente, es una de las causas de erosión del suelo.

¿Qué se puede hacer para evitar la erosión del suelo?

Cultivar en un suelo erosionado es una tarea prácticamente imposible. Para poder crecer, las raíces necesitan encontrar nutrientes en la tierra, pues de lo contrario se secarán en cuestión de pocos días, en cuanto hayan gastado los nutrientes que encuentren en el sustrato que tengan adherido a ellas.

Por eso, es muy importante, primero, evitar la erosión, pero si ya está erosionado, hacer lo siguiente:

Abona la tierra

Abono orgánico sobre el suelo

En la naturaleza, las plantas van recibiendo todo lo que necesitan a medida que la materia orgánica se va descomponiendo. En un jardín esto también pasa, pero a mucha menor escala, tan pequeña que no es suficiente a menudo para que pueda auto-abastecerse. Por ello, es muy importante abonarlo, al menos dos o tres veces al año con abonos orgánicos, como el estiércol, el humus de lombriz o el guano, entre otros.

Protege el suelo del sol

Corteza de pino en el jardín

La corteza de pino, las piedras de decorativas o la grava son tres de las mejores formas que existen para que el suelo no reciba tanto el impacto de los rayos solares. Además, también nos permiten tenerlo mucho mejor decorado 😉 .

Pon plantas en tu jardín

Árboles

Las plantas ayudarán, con sus raíces, a evitar que el suelo se erosione, pues al quedarse ancladas a él, toda la tierra que tengan a su alrededor se mantendrá siempre fija donde está. Por esto, es muy recomendable tener setos altos que bordeen el terreno, y arbustos de diferentes alturas para que el lugar se vea sano y bonito.

Construye muros de contención

Muro de contención con traviesas

Si tenemos un terreno con mucha inclinación, lo más aconsejable es construir muros de contención. Éstos impedirán que el suelo se erosione.

¿Cuáles son las causas del erosión del suelo?

Ahora que sabes cuáles son las medidas que puedes tomar para evitar que el suelo se erosione, quizás te interese saber precisamente cuáles son las causas de la erosión del terreno. De este modo, te será aún más fácil asegurar la fertilidad de tu jardín o futuro jardín 😉 .

Hay distintas causas, que son:

  • Erosión hídrica: es causada por el movimiento del agua, ya sea por la lluvia, corrientes de los ríos o pantanos, o del mar.
  • Erosión eólica: el golpe del viento en el suelo y en las rocas poco a poco va erosionándolo y dándole forma.
  • Erosión química: se da cuando se producen cambios en la estructura de la roca, como consecuencia de alteraciones de las alteraciones de agua, oxígeno y/o dióxido de carbono.
  • Erosión gravitatoria: es la que se da cuando por ejemplo las rocas caen, quedando en las zonas más bajas.
  • Erosión por temperatura: las altas temperaturas hacen que el suelo y las rocas se terminen agrietando, y las bajas temperaturas por el contrario lo que hacen es congelarlos.
  • Erosión causada por el humano: se da cuando se deforesta un bosque, se practica la agricultura y/o el pastoreo intensivo, y en menor medida con el riego artificial (el uso de la manguera puede erosionar la tierra).

Así pues, un suelo puede quedar erosionado o bien por causas naturales, o bien por causas humanas. Además, si tienes tu solar en una zona donde ya de por sí llueve poco, si no cuidas bien el terreno al final va a acabar perdiendo todos sus nutrientes.

El jardín mediterráneo es seco

Imagen – Flickr/Vilseskogen

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad 🙂 .


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   catalina dijo

    no me funciono muy bn pero me falto una super bna la cosa pero no como lo esperaba