Primula obconica

Imagen – Flickr/Stefano

Pocas plantas son tan bonitas como la Primula obconica pueden crecer bien en condiciones de poca luz. Esta además es pequeña, lo cual es genial pues significa que es apta para cultivarla en maceta, y por si fuera poco se adapta a vivir dentro de casa.

Pero para que no surjan dudas (o, de surgir, que tengan ya su respuesta), te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Origen y características

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Primula obconica, conocida popularmente como prímula o primavera, es una planta perenne originaria de China que vive pocos años. Crece hasta alcanzar una altura de 40cm, y un ancho de 25cm. Forma rosetas de hojas gruesas acorazonadas verdes. A finales de invierno y principios de primavera brota un tallo floral de cuyo extremo sale una inflorescencia en forma de umbela con flores de color lavanda.

Se han desarrollado numerosos cultivares, entre los que destacan ‘Libre Magenta’, ya que ganó el Award of Garden Merit (AGM) de la Royal Horticultural Society. Y, como curiosidad, debes saber que los pelillos que recubren las hojas pueden causar alergia.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar de primavera, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

Es una planta que puede estar tanto dentro de casa como fuera:

  • Exterior: en semisombra.
  • Interior: en una habitación en la que entre mucha luz natural, sin corrientes de aire.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 20% de perlita.
  • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje.

Riego

La frecuencia de riego de la flor de primavera va a variar mucho a lo largo del año. Pero para que te hagas una idea, se recomienda regarla unas 3-4 veces por semana en verano, y una o dos veces por semana el resto del año. En caso de duda, siempre es mejor comprobar la humedad de la tierra o sustrato antes de hacer nada, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera, utilizar un medidor de humedad digital o pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días.

Abonado

Tan importante como darle agua cada vez que lo necesite es abonarla durante el tiempo que está creciendo, que es en los de primavera y verano. Por lo tanto, debes usar abonos para flores o guano, en forma líquida, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. Otra opción es ir echándole abonos ecológicos cada 15 o 20 días, o ir alternando. Si haces esto último, te asegurarás de que recibe todos los nutrientes que necesita para crecer y producir fantásticas flores.

Multiplicación

Imagen – Flickr/Stefano

Se multiplica por semillas en primavera. Se procede de la siguiente manera:

  1. Primero, tienes que rellenar una bandeja de semillero (como esta) con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  2. Luego, riega a consciencia, procurando que la tierra quede bien empapada.
  3. A continuación, siembra un máximo de dos semillas en cada alvéolo, y cúbrelas con una fina capa de sustrato.
  4. Luego, introduce una etiqueta con el nombre de la planta y la fecha de siembra.
  5. Finalmente, coloca el semillero en el exterior, a pleno sol o en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en 2-3 semanas, pero mantenlas ahí hasta que veas que le salen raíces por los agujeros de drenaje.

Poda

Tienes que quitar solo las hojas secas y las flores marchitas con, por ejemplo, unas tijeras de cocina o para niños. Eso sí, límpialas antes y después con alcohol de farmacia.

Trasplante

Cada dos años, en primavera. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que tienes que hacer es extraer la planta con cuidado. Si no puedes, mira a ver si es que le salen raíces por los agujeros de drenaje, desenrédaselas tratando de no cortar ninguna (aunque si se rompiera alguna, no pasaría nada 🙂 ); y si por el contrario no tiene, dale unos golpecitos a la maceta.
  2. Luego, rellena una maceta unos 3-4cm más amplia que la anterior con sustrato de cultivo universal. Ponsi quieres una primera capa de arlita o greda volcánica para mejorar el drenaje.
  3. A continuación, planta la flor de primavera procurando que quede unos 0,5cm po debajo del nivel de su nuevo recipiente.
  4. Por último, riega a consciencia y, si la tenías en el exterior, déjala en semisombra hasta que veas crecimiento (suele tardar unas dos semanas).

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero puede verse afectada por caracoles y babosas si el ambiente es húmedo y/o es temporada de lluvias. Afortunadamente, se controlan bien con los remedios que te decimos en este enlace.

Rusticidad

Es muy sensible a las heladas. La temperatura no debe bajar de los 5ºC. En caso de vivir en una zona más fría, se tiene que tener dentro de casa hasta que regrese la primavera.

Imagen – Flickr/Gustavo Fernando Durán

¿Qué te ha parecido la Primula obconica? ¿Te animas a tener una?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.