¿Qué es y para qué sirve la pulsatilla?

En homeopatía se emplean algunos tipos de plantas para combatir algunas enfermedades. La cantidad que suministra suele ser pequeña, dado que si se administrase en dosis superiores, desencadenarían los mismos efectos que se quieren combatir.

En esta caso vamos a hablar de la Pulsatilla. Su nombre científico es Pulsatilla vulgaris y se trata de un género de plantas que consta de unas treinta especies y que se emplean en homeopatía para el tratamiento de diversas enfermedades. ¿Quieres saber más sobre la pulsatilla?

Características de la pulsatilla

La pulsatilla se distribuye por las zonas montañosas o las praderas con bastante masa herbosa. Se encuentran sobre todo en las zonas de montaña de Norteamérica, Asia y Europa. Sus hojas tiene vellos y sus flores en forma de campanas tienen un color azulado, violeta o púrpura intenso, y son una de las primeras flores que florecen en primavera.

Son plantas perennes pero sus hojas son caducas. Se caracterizan principalmente por tener los rizomas subterráneos de donde nacen las hojas en forma de roseta basal. Al florecer en primavera, se le conoce también por el nombre de flores de Pascua.

En cuanto a la forma de las hojas y tallos nos encontramos con algo especial: y es que esta planta presenta una pelosidad gris blanquecina que les otorga una textura aterciopelada cuando se toca. Esta pelosidad se debe a la adaptación a los climas montañosos que les ayuda a resistir mejor las bajas temperaturas, amplían la superficie por la que ingresan el oxígeno circundante y protegen de los rayos del sol.

Propiedades  y usos de la pulsatilla

La pulsatilla no se debe de preparar en casa dado que es extremadamente tóxica y un uso inadecuado de ella podría provocar lesiones graves, dependiendo del tiempo que la planta esté en contacto con la piel.

La pulsatilla se emplea especialmente por la homeopatía con fines medicinales. Entre las enfermedades que son tratadas gracias a esta planta, nos encontramos: catarros, enfermedades relacionadas con el hígado, depresiones, incontinencia, espasmos, etc.

La parte de la pulsatilla que se emplea para los métodos curativos es la hierba y no la flor.

La pulsatilla es utilizada frecuentemente en la homeopatía para tratar diversos problemas como por ejemplo:

Problemas respiratorios

Se trata de resfriados con exceso de mucosidad y secreciones. También se emplean en otras afecciones respiratorias como la bronquitis, sinusitis, etc. La señal que se emplea para saber si se debe utilizar la pulsatilla es que estas afecciones vayan acompañadas de abundante mucosidad y tos que den lugar a abundantes esputos amarillentos.

Problemas de comportamiento en niños

Para los niños con problemas como exceso de rabietas, timidez, falta de seguridad, caprichos irritabilidad, etc. Se emplea la pulsatilla de una manera homeopática.

Problemas de menstruación

Cuando una mujer tiene menstruaciones irregulares y no se ajusta al periodo normal, se puede emplear la pulsatilla para poder volver a regularlos.

Distintos tipos de dolores

Cuando hay personas que padecen frecuentemente dolores fuertes como dolores de cabeza, muelas, paperas… se emplea para disminuir dicho dolor.

Problemas digestivos

Para personas que tienen problemas para hacer la digestión o hígado poco trabajador, se puede emplear remedios hechos con la pulsatilla para ayudar contra la indigestión. Además, favorece a que el estómago y el hígado trabajen mejor y previene la aparición de síntomas propios de una mala digestión como lo son las nauseas, vómitos y flatulencias.

Problemas de personalidad débil

Para aquellas personas que tienen una personalidad débil, como lo son aquellos inseguros, tímidos, que piensan que los van a abandonar o que padecen de ansiedad, se puede emplear la pulsatilla. También puede ayudar a aquellas personas que padecen tristeza, melancolía, tendencia al llanto, soledad o pensamiento suicidas.

¿Cómo se detecta a una persona que requiere pulsatilla?

Para identificar a una persona que necesita pulsatilla es necesario fijarse en determinados patrones de conducta y de comportamiento:

  • Las personas que suelen ser muy dulces, apacibles y suaves, pero en el fondo están realmente necesitando amor, y consuelo necesitan pulsatilla. Para reconocerlas podemos ver cómo necesitan constantemente abrazos, elogios, reconocimiento por los demás, en general afecto.
  • Las personas que suelen llorar con facilidad y sin causa aparente normalmente son aquellas que perciben y conectan con gran profundidad el dolor y los problemas ajenos.
  • Estas personas se suelen ruborizar con mucha facilidad. Además, suelen ser indecisas y carecen de confianza en sí mismas. Muchos sienten constantemente sensaciones como la de ser abandonados, rechazados, desamparados, etc.
  • Las personas con tendencias suicidas, fuertes ansiedades y que tienen tristezas profundas.
  • Algunas personas que necesitan pulsatilla pueden tener mala memoria y no les gusta la actividad física.
  • Suelen tener vértigos al levantarse y necesitan volver a acostarse.

Toxicidad de la pulsatilla

Como se ha mencionado antes, no es recomendable emplear la pulsatilla en remedios caseros, puesto que es altamente tóxica. Cuando se ingesta la planta fresca, puede llegar a producir convulsiones y causar lesiones irritantes e importantes en el estómago.

Otro efecto que puede tener la pulsatilla es la de estimular al principio el sistema nervioso, pero después produce la depresión del mismo y puede conducir a la muerte.

Los principales síntomas que se tienen por la ingesta de la pulsatilla son los siguientes:

  • Hormigueo en la boca y lengua
  • Rigidez facial
  • Aumento de la saliva
  • Vómitos
  • Incapacidad de tragar
  • Visión borrosa
  • Arritmia
  • Convulsiones
  • Muerte

Para tratar a una persona que ha consumido pulsatilla se le debe de realizar un lavado de estómago y colocarle la respiración asistida.

Cultivo

La pulsatilla es una planta cuyo estado de conservación es alto. Por ello, no se puede recolectar en estado salvaje. Puede cultivarse manualmente en lugares frescos.

Si queremos emplear la pulsatilla para otros usos que no sean medicinales, poedemos utilizaraslas para decorar taludes o rocallas al aire libre. Para que puedan sobrevivir en estos lugares, se deben plantar en un lugar fresco a semisombra. Estas plantas resisten bastante bien el frío por los pelos que tienen y gracias a la adaptación que han tenido a lo largo de su evolución por vivir en zonas de alta montaña. Aunque resistan bien el frío, siempre es preferible protegerla. Estas plantas prefieren los inviernos más fríos y los veranos más frescos.

Para reproducirlas, lo más normal es multiplicarlas a partir de rizomas cuando empieza el otoño o por semillas que brotarán cuando llegue la primavera.

El mejor terreno para mantener la pulsatilla en buen estado es un suelo compuesto de mantillo, tierra de jardín y arena. Para regarla, se debe de hacer a diario pero sin encharcar su alrededor.

Ya conoceis un poco más sobre la pulsatilla y sus propiedades y gracias a ella muchas personas se curan de sus enfermedades.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería, Plantas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.