Pyracantha coccinea, un arbusto muy llamativo

Puedes utilizar tu Pyracantha coccinea para decorar cualquier rincón

La Pyracantha coccinea es un arbusto de hoja perenne que produce flores y frutos muy decorativos. De hecho, es tan interesante que se puede cultivar tanto en maceta como en el jardín, ya que tolera muy bien la poda.

Además, se adapta a una gran variedad de climas, desde los cálidos hasta a aquellos más fríos, de modo que seguramente no vas a tener ningún problema con él. Pero si quieres saberlo todo acerca de esta preciosa planta, a continuación te vamos a decir cuáles son sus características y sus cuidados.

Origen y características de la Pyracantha coccinea

Vista de los frutos y hojas de la Pyracantha coccinea

Nuestra protagonista es una planta espinosa perennifolia endémica del sudeste de Europa y de China centromeridional conocida popularmente como piracanta o espino de fuego cuyo nombre científico es Pyracantha coccinea. Alcanza una altura de entre los 1,5 y los 2 metros. Sus hojas son lanceoladas, con el margen dentado, coriáceas, brillantes por el haz y con una longitud de unos 3-6cm. Las flores, que brotan en primavera, aparecen agrupadas en racimos y son blancas. El fruto es un pomo rojo del tamaño similar al de una cereza que madura a finales del verano o comienzos de otoño.

Su ritmo de crecimiento es de tipo medio, es decir, no es ni muy rápida ni muy lenta. Si las condiciones son las adecuadas puede crecer a un ritmo de unos 15cm por año.

Se conocen varios cultivares, entre los que se encuentran:

  • Lalandlei: tiene los frutos grandes de color naranja brillante.
  • Morettii: tiene los frutos grandes de color rojo intenso.
  • Solei d’Or: tiene los frutos amarillos.

¿Cómo se cuida?

Para tener una Pyracantha coccinea sana, es recomendable tener en cuenta lo siguiente:

Ubicación

Puede estar tanto a pleno sol como en semisombra.

Tierra

  • Jardín: no es exigente. Crece en todo tipo de suelos incluyendo los calizos.
  • Maceta: mezclar sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita, arena de río previamente lavada, o similares.

Riego

En verano hay que regar cada 2-3 días, mientras que el resto del año serán suficientes 1 o 2 riegos semanales.

Abonado

La Pyracantha coccinea es una planta muy fácil de cuidar

Imagen – herbariobotanicaornamental.com

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se debe abonar con abonos químicos (universal) u orgánicos (guano, humus, estiércol). En el caso de vivir en una zona donde no se producen heladas o éstas son muy débiles, también se puede abonar en otoño.

Si se va a tener en maceta es preferible usar abonos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto para evitar entorpecer el drenaje del agua.

Época de plantación o trasplante

Puedes plantar tu Pyracantha coccinea en el jardín o trasplantarla a una maceta mayor en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Multiplicación

Semillas

Para multiplicarla por semillas hay que seguir este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es obtener las semillas en otoño y sembrarlas en un tupperware de plástico transparente rellenado con vermiculita previamente humedecida con agua.
  2. Después, se introduce el tupperware en la nevera, en donde se ponen los embutidos, los lácteos, etc., y se deja ahí por tres meses.
  3. Pasado ese tiempo, se siembran las semillas en una maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con un sustrato que facilite el drenaje (perlita, vermiculita, arena de río lavada,…) mezclado al 30%.
  4. Luego, se esparce cobre o azufre para evitar que los hongos aparezcan.
  5. Finalmente, se coloca la maceta en el exterior, en semisombra, y se riega.

Así, las semillas germinarán a lo largo de la primavera.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes hay que hacer lo siguiente:

  1. En verano se corta una rama que mida unos 30-35cm.
  2. Después, se impregna la base con hormonas de enraizamiento en polvo o enraizantes caseros.
  3. Luego, se planta en una maceta con vermiculita previamente regada.
  4. Por último, se esparce cobre o azufre para evitar hongos, y se coloca en semisombra.

Así tendrás un nuevo ejemplar en otoño.

Poda

El espino de fuego se poda poco. Sólo hay que quitar las ramas secas, enfermas o rotas, así como los frutos pasados.

Plagas

Araña roja, una plaga que puede afectar a tu Chamaedorea

Puede verse atacado por varias:

  • Ácaros: como la araña roja. Se depositan en las hojas, de las cuales se alimentan. En ellas verás manchas de un color más claro e incluso amarillas, y telarañas. Se combaten con acaricidas.
  • Cochinillas: pueden ser algodonosas o ser tipo lapas. También se alimentan de las hojas, así como de los tallos más tiernos. Se pueden quitar manualmente o con un pincel humedecido en alcohol de farmacia.
  • Escarabajos: se pueden comer las flores. No suponen un problema importante.
  • Mosquitos verdes: son pequeños insectos que acribillan las hojas. Se pueden combatir con aceite de neem.
  • Taladros: son insectos que excavan galerías en los troncos. Se combaten con insecticidas anti-taladros.

Enfermedades

Puede tener las siguientes:

  • Roya: se manifiesta por la aparición de bultos o manchas de color rojo o naranja en las hojas. Se combate con fungicida.
  • Oidio: se manifiesta por la aparición de un polvo o moho grisáceo en las hojas. También se combate con fungicida.
  • Erwinia amylovora: es una bacteria que causa quemaduras en las hojas. El tratamiento consiste en quitar las partes afectadas.

Rusticidad

La Pyracantha coccinea soporta hasta los -7ºC.

¿Cómo se cuida el bonsái de Pyracantha?

La Pyracantha se puede trabajar como bonsái

Si no tienes mucho espacio o no dispones de jardín, puedes igualmente tener un espino de fuego… como bonsái. Sus cuidados son:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Riego: frecuente, unas 4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año.
  • Sustrato: 100% akadama o mezclada con un 30% de kiryuzuna.
  • Trasplante: cada dos años, antes de la primavera.
  • Poda: a principios de primavera. Se han de quitar aquellas ramas que se entrecrucen y recortar aquellas que estén creciendo demasiado.
  • Pinzado: después de la floración. Se ha de dejar crecer de 6 a 8 hojas y quitar 2.
  • Alambrado: sólo si es necesario, en cualquier época del año.
  • Abonado: en primavera y verano con un abono líquido para bonsáis, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

¿Para qué se usa?

Pyracantha, un arbusto muy resistente a las heladas

Ornamental

Es un arbusto muy decorativo, que produce flores y frutos muy bonitos. Ya sea como seto o como ejemplar aislado, en el jardín o en maceta, es una auténtica maravilla.

Culinario

Los frutos se cocinan para hacer mermeladas o jaleas.

¿Qué te ha parecido esta planta?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *