Peral silvestre (Pyrus pyraster)

El peral silvestre produce peras rojizas

Imagen – Flickr/Ettore Balocchi

El Pyrus pyraster es un árbol de gran tamaño, que con unos cuidados básicos se puede poner realmente precioso. Y lo mejor es que no importa si vives en una zona donde se producen heladas intensas o débiles, ya que es una especie muy rústica y adaptable.

Se le conoce también como peral silvestre, y es una de las más interesantes opciones que tienes si quieres tener algo de sombra en el jardín 😉 .

Origen y características del Pyrus pyraster

Vista del Pyrus pyraster

Imagen – Wikimedia/Baummapper

Nuestro protagonista es una especie de Pyrus o peral originario del Centro y Este de Europa y del Suroeste de Asia. Crece tanto en campos abiertos como en las regiones montañosas hasta los 800 metros sobre el nivel del mar. Alcanza una altura de 20 metros, con una copa más o menos redondeada formada por hojas caducifolias, aobavadas o redondeadas, alternas, con un tamaño de 2 a 8 centímetros y el borde un poco serrado.

Florece en primavera, entre los meses de abril y mayo en el hemisferio norte. Las flores se agrupan en racimos de 3 a 9, son hermafroditas, y generalmente blancas aunque puede haber rosadas. El fruto, la pera, madura en otoño.

¿Cuáles son sus cuidados?

Tener un peral silvestre en el jardín o huerto bien cuidado no es difícil. A continuación te decimos cómo cuidarlo:

Ubicación

Es un árbol que ha de estar en el exterior, ya sea a pleno sol o en semisombra siempre que reciba más horas de luz que de sombra. Asimismo, es importante que se coloque a una distancia de unos 4 metros de tuberías, paredes, muros, etcétera con el fin de que no cause problemas y, de paso, para que se pueda desarrollar correctamente.

Tierra

Las hojas del peral silvestre son caducas

Imagen – Wikimedia/Stefan.lefnaer

  • Jardín: crece en suelos arenosos, francos o arcillosos, ricos en materia orgánica y con buen drenaje.
  • Maceta: rellénala con sustrato para huerto (en venta aquí) mezclado con un 30% de perlita.

Riego

Hay que procurar mantener un nivel de humedad más o menos constante, pero evitando en todo momento el encharcamiento. El Pyrus pyraster no resiste la sequía, ni tampoco tener agua estancada en sus raíces por mucho tiempo, de modo que dependiendo de la estación del año y del clima, tendrás que regar más o menos seguido.

Por ejemplo: si en tu zona hace mucha calor en verano (temperaturas de 30ºC o más) y apenas llueve, tendrás que regar muy seguido, unas 3-4 veces por semana o así; en cambio, si vives en una zona donde el clima es suave excepto en invierno que es frío con heladas intensas, y llueve con regularidad, unos 2 riegos semanales durante la temporada veraniega es posible que le sean suficientes.

Es necesario conocer un poco el clima del lugar donde se vive, pues de esta manera cuidar de las plantas será mucho más sencillo 🙂 .

Abonado

Durante toda la temporada de crecimiento, floración y fructificación, debes de abonarlo con abonos orgánicos, como el guano, compost, u otros que puedas tener por casa (más información en este enlace). Ten en cuenta que si lo tienes en maceta es aconsejable usar líquidos, pues así se consigue que el drenaje siga siendo bueno.

Multiplicación

El Pyrus pyraster se multiplica por semillas, las cuales se pueden sembrar en otoño en macetas con sustrato para semilleros (en venta aquí). Ponlas lo más separadas posible (lo ideal es no poner más de 2-3 en un mismo semillero), espolvorea azufre para prevenir hongos, cúbrelas con una fina capa de sustrato y por último riega.

Colocando el semillero en el exterior, en semisombra, germinarán a lo largo de la primavera.

Plagas

Cydia pomonella

Imagen – Wikimedia/Olei

Puede verse atacado por:

  • Carcocapsa: son unas polillas de entre 1,5 y 2cm de largo que causan la aparición de agujeros en los frutos. Ver ficha.
  • Mosca de la fruta: los daños los produce en el fruto, por las picaduras. Los orificios se vuelven amarillos o castaños. Ver ficha.
  • Psila del peral: son parásitos que se alimentan de la savia de las hojas, en concreto del envés. En estas se verá una sustancia pegajosa, que es la melaza que excretan en su estado de ninfa.
  • Piojo de San José: es un tipo de cochinilla en forma de lapa que causa la aparición de manchas violáceas en hojas y circulares de color rojizo en el fruto. Ver ficha.

Enfermedades

Es sensible a:

  • Moteado: aparecen manchas en las hojas y frutos de color verde oliva, que con el tiempo se extienden y se vuelven marrones a medida que se secan.
  • Roya: aparecen manchas rojizas en las hojas, que terminan secándose. Ver ficha.
  • Stemphylium: causa daños en las hojas, las cuales se secan, y reduce el calibre de los frutos.

Rusticidad

Resiste sin problemas heladas de hasta los -18ºC, pero no vive en climas tropicales puesto que necesita pasar frío y que la temperatura baje de los cero grados para poder crecer, florecer, y en definitiva vivir con salud.

¿Qué usos se le da al Pyrus pyraster?

El peral silvestre es un frutal

Ornamentales

En un jardín queda estupendo como ejemplar aislado o en grupos. Además, resiste la contaminación. También se trabaja como bonsái.

Culinarios

Las peras se pueden consumir sin problemas recién cogidas del árbol.

¿Qué te ha parecido este peral silvestre?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.