Bacillus thuringiensis, un insecticida ecológico para proteger tus plantas

Imagen – calebdr7.wixsite.com

Cuando hablamos de bacterias muchas personas suelen pensar inmediatamente que estos microorganismos son perjudiciales, pero la realidad es que, como todo en la vida, hay especies que son, ciertamente, muy peligrosas y otras en cambio muy positivas. De hecho, nosotros mismos no estaríamos vivos si no fueran por los 40 billones que viven dentro de nuestro cuerpo, frente a los 30 billones de células que nos son propias.

Las plantas, al igual que nosotros, pueden beneficiarse y mucho de las positivas, en especial de la Bacillus thuringiensis. Seguramente la hayas escuchado alguna vez mencionar o hayas encontrado a la venta en los viveros pero no sepas exactamente qué es ni para qué sirve. Pero para eso estamos aquí, para resolverte todas tus dudas 🙂 .

¿Qué es la Bacillus thuringiensis?

Se trata de una bacteria Gram positiva (es decir, que se tiñe de azul oscuro o violeta por la tinción de Gram -cristal/violeta-). Está protegida por una membrana muy gruesa de peptidoglicano y de ácido acetilmurámico, el cual forma una malla especial llamada sáculo de mureína que lo que hace es conservar la forma y darle rigidez a la célula bacteriana (si no fuera así, dicha célula reventaría). Además tiene presente varios flagelos, que son filamentos gracias a los que la bacteria puede desplazarse.

¿Por qué es un buen insecticida?

El Bacillus thunringiensis se multiplica por esporas, y cuando lo hace forma cristales conocidos popularmente como cristales de proteína que tiene acción insecticida contra escarabajos, nematodos, chinches, moscas y mosquitos y larvas de lepidópteros. Ahora bien, hay varias cepas que son capaces de controlar otros insectos.

Así, tenemos:

  • B. thuringiensis var aizawai: gardama, oruga del tomate, rosquilla de la col, rosquilla negra, polilla de la judía, polilla del olivo, polilla del puerro, medidor del tomate, plusia, oruga espinosa del algodón y gusanos grises.
  • B. thuringiensis var. israelensis: controla los géneros Aedes, Anopheles, Culex, Culiseta, Orthocladius, Tipula y Smulium.
  • B. thuringiensis var. kurstaki: piral de la vid, mariposa blanca de la col, taladro del maíz, gusano de la soja, minador del tomate, gusano gris, orugueta del almendro y polillas (del racimo, del melocotonero, de la col y del olivo).

No es oro todo lo que reluce

Sí, es un buen insecticida. Pero… (siempre hay un pero) hay riesgo de que el insecto genere resistencia al producto y, por lo tanto, que la Bacillus thuriengensis deje de surtir el efecto deseado y, por lo tanto, tengamos que superar la dosis recomendada, algo que no se debe de hacer.

Así y todo, puede ser interesante probarlo. 😉

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.