¿Qué es la akadama y para qué se usa?

akadama sustrato

De entre los sustratos porosos más recomendables para muchos tipos de plantas encontramos a la akadama, que es una arcilla granular de origen volcánico que se encuentra tan sólo en Japón. A diferencia de otros materiales similares, conserva más tiempo la humedad, por lo que resulta ideal cuando se quieren cultivar plantas que necesitan mucha agua, pero sin que llegue a estar encharcada. Además, se puede utilizar sola o mezclada con otros sustratos, como kiryuzuna o kanuma. Conozcamos más en profundidad a esta »tierra» tan especial.

En este artículo vamos a contarte todas las características y ventajas que tiene la akadama para el cultivo de ciertas plantas.

Características principales

sustrato para bonsai

¿Te preocupa regar demasiado? Con la akadama no tendrás más ese problema: cuando está seca, es de un color marrón claro, pero cuando está húmeda pasa a ser marrón oscuro. Las plantas en maceta, sobre todo si son exóticas, necesitan tener un sustrato que les permita tener su sistema radicular siempre aireado. Esto es algo que hay determinados sustratos, como la turba, que, en el caso de que se esté regando en exceso, las raíces llega un momento en el que se encharcan y, al hacerlo se asfixian. Para evitarlo, es muy recomendable mezclar siempre la turba con perlita, bolas de arcilla o con cualquier otro material similar. Pero en el caso de la akadama, se puede usar sola sin problema, por lo que al final te puedes ahorrar un poco de dinero.

Este sustrato normalmente se usa para los bonsáis, pero también es muy aconsejable usarlo cuando se tienen plantas acidófilas viviendo en un clima que no termina de ser el adecuado (por ejemplo, arces japoneses viviendo en la región mediterránea). Si se plantan en akadama, se va a poder ver que los árboles y arbustos viven, y no sobreviven, incluso pueden llegar a otoñar.

Se trata de un tipo de arcilla procesada que se somete a altas temperaturas para poder conseguir una mayor consistencia y aumentar el grado de porosidad. Gracias a este grado de porosidad alto, permite la transpiración correcta de las plantas para que no se acumule demasiado el agua de riego o lluvia. Sabemos que tiene un origen mineral con aspecto granular y con un color marrón cuando está seco y tirando a rojizo o cuando se encuentra húmedo.

Este sustrato se ha vuelto cada vez más famoso en todo el mundo y existe una mayor difusión. Antes era más complicado de comprar ver ahora existen más facilidades. No es imprescindible para cultivar un bonsái pero es una de las mejores elecciones para ello. Desde que se introdujo en nuestro país, es cada vez más utilizado y se ha convertido en un sustrato fundamental para todas las mezclas. Además, el hecho de que se comercializa con bastante frecuencia a otras delicado la reducción de su precio en el mercado.

Aspectos del akadama

akadama bonsai

Tras la extracción del akadama se somete un proceso térmico para que su dureza se incremente. Las características que adquiere este tipo de sus tratos tras el proceso térmico ayuda a diversas características para que se convierta en el mejor sustrato para el bonsái. Y es que este proceso mejora el intercambio catiónico y la retención de agua. Esto hace que se convierta en la mejor opción para tener tu mezcla del bonsái. Cuenta con una gran dureza y resistencia.

Con el paso de los años la climatología altera su estabilidad y acaba por degradarse en unos cuantos años. Y es que es un tipo de sustrato bastante afectado por las heladas. Si vamos a tener el bonsái en interiores puede que el sustrato nos aguante algo más de tiempo. Sin embargo, si está cultivado en exteriores sabemos que existen algunas condiciones ambientales adversas que puede desgastar poco a poco a este sustrato. Vamos a darnos cuenta rápidamente cuando deja de drenar y pierda la característica de retención de agua. Cuando esto ocurre, es hora de trasplantar nuestro bonsái y renovar la akadama.

Si la conservamos bien puede aguantar varios años con todas sus características o sólo con una reducción leve de las mismas. Después del trasplante en del bonsái es recomendable tamizar de nuevo para eliminar la parte más degradada y volver a utilizar la que aún conservan sus características. Es un sustrato reutilizable.

Tipos de akadama

sustrato poroso

En el mercado encontrarás tres tipos de akadama, que son:

  • Grano grueso: entre 4 y 11mm de grosor. Muy recomendable para plantas autóctonas.
  • Shohin: grano entre 1 y 4mm de grosor. Es muy aconsejable como tierra para acuario, o para las plantas acuáticas.
  • Standard Extra Quality: grano entre 1 y 6mm de grosor. Sirve para todas las plantas.

Todos ellos tienen un pH entre 6,5 y 6,9.

Si hablamos de precios, no es un sustrato económico, pero tarda mucho -años- en descomponerse. Su precio ronda entre los 7 euros un saco de 2l, y los 30 euros el saco de 14l de la Akadama Shohin. En cualquier caso, si estás cansado/a de que se te mueran tus plantas acidófilas, prueba con este sustrato y ya verás cómo cambia la cosa .

Usos

Para aquellos principiantes en el mundo de la jardinería y el cuidado de plantas es de gran ayuda. Esto es debido a que cambia de color cuando se riega. Queda mucho más oscuro cuando está lo suficientemente húmedo como para satisfacer las necesidades del bonsái. Si no se queda de color oscuro y se queda con un color más claro, es hora de regar de nuevo. La retención de agua del akadama es de 37 gramos de agua por cada 100 gramos de sustrato.

Se puede mezclar este sustrato con arena de río y es una de las mezclas más extendidas como sustrato de bonsái. Se necesita hacer un compuesto de 70% de akadama y un 30% de kiriu. También se pueden hacer otras mezclas dependiendo del clima donde vivimos. Por ejemplo, si vivimos en una zona más calidad podemos añadir un 10% de turba para retener mejor la humedad. Por otro lado, si vivimos en una zona más lluviosa podemos añadir un 20% de arena de río.

¿Dónde comprar?

¿Quieres comprarla? Entonces pincha aquí:

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el akadama y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Luis dijo

    Solamente una pregunta. La akadama y el kiryu es necesario tenerlos en un recipiente cerrado con tapa o se los puede poner en un recipiente sin tapa? Que es mas conveniente o que cosa no es aconsejable

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Luis.
      Pues es indiferente siempre que estén secos, sin humedad. Puedes guardarlos donde prefieras: en una caja con tapa, o sin. No son como la turba por ejemplo, que si se tiene en un recipiente cerrado enseguida aparecen hongos.
      Un saludo.

  2.   Fernando Fernández dijo

    Considera que seria una buena opción para mis Ademios.?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Fernando.
      Sí, es muy recomendable.
      Un saludo.