¿Qué es la cipermetrina y cómo se usa para fumigar?

La cipermetrina afecta a muchas plagas diferentes

Si os gusta la jardinería u os dedicáis a la agricultura, seguramente hayáis visto en las tiendas o por internet productos que contienen cipermetrina. ¿Pero sabéis lo que es? Este insecticida sintético se utiliza mucho para combatir diversos insectos, ya estén afectando a los vegetales, al ganado o nuestras mascotas.

En este artículos explicaremos qué es la cipermetrina, a qué insectos mata, cómo se utiliza para fumigar y cuánto puede llegar a durar en las plantas. Si estáis pensando en utilizar este insecticida, os recomiendo que sigáis leyendo para que sepáis los efectos que puede tener y la importancia de respetar los períodos de tiempo indicados.

¿Qué es la cipermetrina?

La cipermetrina es un insecticida sintético perteneciente al grupo de los piretroides

Antes de explicar cómo utilizar la cipermetrina para fumigar, primero vamos a comentar qué es este producto. Se trata de un insecticida sintético perteneciente al grupo de los piretroides. Estos son básicamente moléculas con efecto insecticida aplicados habitualmente a animales domésticos, plantas, cosechas e incluso a los humanos, estando correctamente tratados y diluidos.

Sin embargo, a la hora de manipular este producto debemos ir con mucho cuidado. En caso de entrar en contacto con él, nos puede producir un irritación leve en la piel y una irritación moderada en los ojos, lo que puede resultar sumamente molesto. Por lo general, las personas que trabajan con piretroides sintéticos, lo que incluye la cipermetrina, pueden llegar a padecer un hormigueo o sensación de ardor en la cara si no llevan protección facial. Estos síntomas suelen aparecer normalmente unos treinta minutos tras haber estado expuestos.

¿Qué mata la cipermetrina?

La cipermetrina tiene un espectro de actuación muy amplio. Afecta a muchas plagas diferentes, ya sean de cultivos o de animales. Actúa mediante contacto directo e ingestión por parte de los insectos. Esta insecticida resulta muy eficaz contra las siguientes plagas:

  • Insectos voladores: Chinches, jejenes, moscas y mosquitos (entre otros).
  • Insectos rastreros: Arañas, ciempiés, garrapatas, cucarachas, grillos, hormigas, piojos, pulgas y pulgones (entre otros).

En cuanto a la actuación de la cipermetrina, esta genera un efecto de derribo y volteo, de repelencia y residual sobre diversos cultivos. No obstante, hay que destacar que este producto puede llegar a producir efectos crónicos en el ser humano, sin llegar a ser mortal. Entre ellos se encuentran mareos permanentes, migraña, vómitos y vértigo.

Si se diera el caso de ingestión, es muy importantes que no induzcamos al vómito. Lo mejor que podemos hacer es enjuagar bien la boca con mucha agua limpia. Después debemos acudir a urgencias para que nos visite un médico. Tampoco hay que ingerir ninguna sustancia grasa ni leche. Respecto a la toxicidad humana de la cipermetrina, la ingesta diaria admisible es de 0,05 miligramos por cada kilo de peso.

¿Cómo se usa la cipermetrina para fumigar?

las cantidades dependen del porcentaje de cipermetrina y del objetivo

A la hora de utilizar este insecticida sintético, es importante leernos bien las instrucciones del envase. Generalmente se diluye con agua, pero las cantidades dependen del porcentaje de cipermetrina y del objetivo. No es lo mismo usar este producto en un perro que en patatas, por ejemplo. Cuando compramos este producto deben estar todas las indicaciones en el frasco o bien en un librito de instrucciones.

Es importante tener mucho cuidado al utilizar este producto en zonas de pastoreo de animales. Desde la aplicación del mismo hasta el próximo pastoreo deben pasar como mínimo siete días. Hay que destacar que las cipermetrina resulta tóxica para algunos vegetales, por lo que no debe aplicarse nunca a sus cultivos. Las hortalizas que no toleran este insecticida son las siguientes: Nabo, rábano, colinabo e hinojo.

Aplicación según cultivo

A continuación enlistaremos algunos de los cultivos que sí tienen autorización para ser tratados con cipermetrina y pondremos contra qué actúa en cada caso y el número de aplicaciones:

  • Alcachofa: Para controlar orugas y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Alfalfa: Para controlar orugas, pulgones, cuca y gusanos verdes. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Brócoli: Para controlar pulgones, pulguillas y orugas. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Calabaza: Para controlar orugas y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Cebada: Para controlar pulgones. Se debe realizar únicamente una aplicación por campaña. Ver ficha.
  • Coliflor: Para controlar pulgones, pulguillas y orugas. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Espelta: Para controlar pulgones. Se debe realizar únicamente una aplicación por campaña. Ver ficha.
  • Judías verdes: Para controlar orugas y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Maíz: Para controlar orugas, diabrotica y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Melón: Para controlar orugas y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Patatas: Para controlar pulgones y escarabajos. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Tomate: Para controlar orugas, mosca blanca y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.
  • Zanahorias: Para controlar trips, mosca blanca, escarabajos, orugas y pulgones. Máximo dos aplicaciones dejando al menos 10 días entre cada una. Ver ficha.

¿Cuánto dura la cipermetrina en las plantas?

Si hemos utilizado cipermetrina para fumigar nuestros cultivos, debemos esperar un mínimo de días para poder cosecharlos

Si hemos utilizado cipermetrina para fumigar nuestros cultivos, debemos esperar un mínimo de días para poder cosecharlos. Los periodos que debemos respetar dependen del vegetal que hayamos fumigado, veamos cuáles son:

  • Semillas de algodón: 14 días
  • Semillas sin vaina de soja: 14 días
  • Forraje de Alfalfa: 14 días
  • Pastos naturales: 14 días
  • Lentejas: 14 días
  • Arveja sin vaina: 14 días
  • Poroto: 14 días
  • Semilla de lino: 20 días
  • Tomates: 21 días
  • Cebolla: 21 días
  • Frutas con pepitas: 21 días
  • Frutales de carozo: 25 días
  • Forraje y/o grano de sorgo: 30 días
  • Grano de maíz dulce: 30 días
  • Grano de trigo: 30 días
  • Semilla de girasol: 30 días

Recordad que es de suma importancia respetar estos períodos. La cipermetrina es tóxica para nosotros y para los animales, por lo que podríamos provocar intoxicaciones graves si cosechamos los alimentos o dejamos pastar animales antes de tiempo. Además, es muy importante protegernos bien siempre que vayamos a utilizar este insecticida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.