Qué es tundra

La tundra es uno de los ecosistemas más fríos

Posiblemente hayáis escuchado hablar alguna vez de algo llamado «tundra», ya sea en una película, en una serie o en un documental. ¿Pero qué es tundra? Seguramente ya habréis averiguado que se trata de un bioma muy frío, generalmente cubierto por nieve y con poca vegetación. A pesar de lo desierto que pueda parecer, hay muchas cosas que podemos averiguar de él.

En este artículo explicaremos qué es la tundra, qué tipos existen y cuáles son su flora y su fauna. Estas llanuras aparentemente vacías y sin vida, albergan todo un ecosistema muy resistente e interesante, pues es capaz de soportar temperaturas extremadamente frías. Si os interesa el tema, no dudéis en seguir leyendo.

¿Qué es la tundra y sus características?

En la tundra el clima es frío, el viento fuerte y hay pocas precipitaciones

Comencemos explicando qué es la tundra y cuáles son sus características. Se trata de un ecosistema terrestre. Este bioma es de los más fríos que existen sobre la faz de la tierra. Por ello no es de extrañar que la traducción literal de su nombre sea «llanura sin árboles». Muchas personas llaman a este bioma «desierto polar». Las características principales de la tundra son las siguientes:

  • Clima muy frío.
  • Precipitaciones escasas.
  • Vientos fuertes.
  • Poca diversidad a nivel biológico.
  • Suelo bastante pobre en cuanto a nutrientes.

En comparación con otros ecosistemas y biomas, las tundras siguen siendo bastante desconocidas a día de hoy. Debido a su ubicación geográfica, tan alejada del ser humano, y su difícil acceso, tanto por la condiciones climatológicas como por el relieve, son zonas que no se han llegado a investigar a fondo.

Estos territorios se encuentran en las regiones polares y en latitudes altas, siendo su ubicación principal el hemisferio norte. Además, las tundras abarcan regiones como Islandia, Siberia, Alaska, las zonas altas que se encuentran entre Argentina y Chile, diversas islas subantárticas, la parte que se encuentra más al sur de Groenlandia, el norte de la Antártida, el norte de Canadá y el norte de Europa, lo que incluye Escandinavia y Rusia. Hay que destacar que en las cimas también existe la tundra, debido al clima frío, los vientos fuertes y las pocas precipitaciones.

Clima

Como la ubicación geográfica de las tundras suele ser próxima a los polos y a una altitud considerable, no es de extrañar que la temperatura ahí se mantiene por debajo de los cero grados durante la mayor parte del año, entre seis y diez meses. Por lo general, los inviernos en estos biomas son oscuros, largos, secos y muy fríos. En algunas zonas, las temperaturas pueden llegar a ser inferiores a los 70ºC bajo cero. Si bien es cierto que la superficie suele estar nevada la mayoría del año, en verano pueden llegar a aparecer unas pocas precipitaciones ligeras, eso sí, en forma de nieve.

En las zonas más extremas de las tundras, la temperatura media oscila entre los 6ºC y los -12ºC. Sin embargo, en las cumbres de montaña y en las zontas altas se pueden dar temperaturas de hasta diez grados. Eso sí, por la noche volverán a caer por debajo de los cero grados.

Tipos de tundra

Existen tres tipos diferentes de tundra

Según las regiones o zonas donde se encuentre la tundra, podemos clasificarlas en un total de tres grupos:

  1. La tundra Ártica
  2. Tundra Alpina
  3. La tundra Antártica

A continuación hablaremos con más detalle sobre estos tres tipos de biomas.

Tundra Ártica

En primer lugar tenemos a la tundra Ártica. Esta se ubica en el hemisferio Norte, justo debajo de las famosas capas de hielo ártico. La expansión de esta región ocupa todo el territorio inhóspito hasta llegar a los límites de los bosques compuestos por coníferas, que ya forman parte de otro bioma denominado taiga. Visto en un mapa, la tundra Ártica ocuparía una parte importante de Alaska y la mitad de Canadá.

Hay que destacar que en la mayoría de este territorio podemos encontrar «permafrost». Se trata de una capa de subsuelo que está congelado de forma permanente. En el caso de que el agua sature la superficie, pueden llegar a formarse estanques y turberas. De esta manera, las plantas pueden conseguir algo de humedad.

Respecto a la vegetación, ahí no existe ningún sistema de raíces profundas. A pesar de ello, sí que podemos encontrar una gran variedad de vegetales resistentes al frío, como por ejemplo gramíneas, hepáticas, juncias, musgos, arbustos bajos, etc.

Artículo relacionado:
Las algas, los líquenes y musgos

Los animales que habitan en estos territorios están adaptados para soportar inviernos muy fríos y largos. Además, poseen la capacidad de reproducirse y criar de manera muy rápida en verano. Hay que destacar que los mamíferos y las aves que viven en la tundra Ártica suelen tener un asilamiento de la grasa adicional. Como la comida escasea en invierno, muchos animales hibernan, mientras que otros migran hacia el sur, sobre todo las aves. En cuanto a los anfibios y a los reptiles, son muy pocos, por no decir que están completamente ausentes en estas regiones precisamente por las temperaturas tan extremadamente bajas. Debido a la emigración e inmigración constante que existen en este tipo de tundra, la población va cambiando continuamente.

Tundra Alpina

Cuando hablamos de la tundra Alpina, nos referimos a aquella que se encuentran en las montañas, sea cual sea su ubicación en la Tierra. Generalmente la encontramos a unas alturas importantes sobre el nivel del mar, donde la vegetación escasea y no crece ningún tipo de árbol. Normalmente, la temporada de crecimiento suele tener una duración aproximada de 180 días. Por la noche, la temperatura suele caer por debajo de lo que sería el punto de congelación. Una característica que la diferencia de la tundra Ártica es que el suelo está bien drenado.

La vegetación que existen en la tundra Alpina es muy parecida a la del ártico. Esta incluye arbustos de hojas pequeñas y brezales, hierbas como por ejemplo las gramíneas, y árboles enanos. La fauna de estas regiones está muy bien adaptada a las condiciones. Podemos encontrar diversos mamíferos como, por ejemplo, cabras montesas, marmotas y ovejas. También habitan en este tipo de tundra algunas aves con pelaje especialmente resistente al frío y algunos insectos, como mariposas, saltamontes y escarabajos.

Tundra Antártica

En cuanto a la tundra Antártica, es uno de los ecosistemas menos frecuentes, pero no inexistente. Podemos encontrarla en algunas de las islas kerguelen, en Sandwich del Sur y en las Islas Georgias del Sur, siendo estas dos últimas territorio británico.

¿Cuál es la flora y la fauna de la tundra?

La tundra tiene flora y fauna

Si tenemos en cuenta el tipo de clima que hace en las tundras, es lo más normal del mundo que los animales hayan ido evolucionando y adaptándose a unas temperaturas frías y duras. Cuentan con unas capas de grasa muy gruesas debajo de la piel, mientras que el pelaje suele ser tupido y largo. Con el fin de poder camuflarse mejor, algunos suelen ser de color blanco, lo que les facilita esconderse en la nieve y poder escapar de los depredadores.

Entre los animales de la tundra más conocidos podemos encontrar los siguientes:

  • Diversas especies de aves
  • Bueyes almizcleros
  • Osos polares
  • Caribúes
  • Renos
  • Lobos
  • Liebres
  • Zorros árticos
  • Halcones
  • Lobos marinos (cerca del mar o en los litorales)
  • Varios tipos de focas (cerca del mar o en los litorales)

Puesto que existe una mayor cantidad de alimento en la tundra Ártica, es ahí donde podemos encontrar también una mayor variedad de animales que en la tundra Alpina.

Flora

Dado el hecho de que la tundra es básicamente una capa de nieve y de hielo que cubre la mayor parte de suelos, monte y terreno, puede parecer que no haya vegetación, pero sí que existe. Como las estaciones de crecimiento suelen ser cortas, las plantas tienden a ser bajas y sencillas. Han llegado a adaptarse bastante bien a ese tipo de terreno mediante tallos pilosos y la capacidad de florecer y crecer de manera rápida en los veranos tan cortos.

Como ya hemos mencionado anteriormente, las temperaturas tan bajas no permiten que crezcan árboles, pero sí plantas pequeñas. Existen hasta 400 especies diferentes de plantas con flores en las tundras. Eso sí, hay que destacar que se encuentran bastante dispersas por todo el territorio. Esto se debe a las condiciones climatológicas del lugar y a las pocas precipitaciones. Además, la falta de materia orgánica en descomposición, que finalmente es lo que aporta los nutrientes a la tierra para las plantas, también es de suma importancia. Algunos de los vegetales más comunes por estos lares son los siguientes:

  • Líquenes
  • Planta de algodón
  • Amapola
  • Plantas de bayas
  • Hierba de fuego enana
  • Sauce enano
Artículo relacionado:
¿Qué plantas producen bayas?

En total existen alrededor de 1700 especies diferentes de plantas, incluidas las hepáticas y los pastos. En verano, las tundras se suelen inundar de flores alpinas pequeñitas y el paisaje se torna verde gracias a la cantidad de musgos, juncias, brezales, arbustos enanos, líquenes y hierbas que crecen. Generalmente son vegetales pequeños que soportan mejor que otras plantas los vientos fuertes, siendo capaz de protegerse de las nevadas creciendo entre las rocas.

Bueno, parece que hemos reunido mucha información sobre qué es la tundra. Como podéis ver, incluso los paisajes más inhóspitos albergan vida, ¡y mucha!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)