¿Qué es un yamadori?

Hacer un bonsái, un buen bonsái, lleva mucho tiempo. De hecho, se suele decir algo así como ”tú lo siembras, tus hijos lo trabajan, y tus nietos lo disfrutan”. Y es que, dependiendo de la especie, su esperanza de vida puede ser muy larga, de cientos de años. Por eso, hay quien opta por tomar un atajo.

Y ese atajo a veces se llama yamadori. Pero, ¿qué significa exactamente esta palabra? ¿Es legal hacerlo? De todo esto vamos a hablar a continuación.

¿Qué es?

Un yamadori es un árbol que se ha cogido de la naturaleza. Se dice que es una planta ”recuperada”, aunque esa palabra, ”recuperada”, se le da un mal uso, puesto que los seres vegetales que viven en el bosque o en el campo nunca han sido del ser humano. Pero bueno, ese es otro tema del que no vamos a hablar aquí 🙂 .

Estos árboles tienen cualidades que los convierten en ”promesas” del bonsái. Por ejemplo: tienen un tronco grueso, con un movimiento interesante, y un tamaño más bien pequeño, o una copa fácil de trabajar.

¿Es legal?

No, no lo es. Piensa que si todos nos pusiéramos a hacer yamadoris, las consecuencias para el medio natural serían devastadoras (erosión del suelo, extinción de especies, etc.). Sacar plantas de su hábitat natural está prohibido por ley. Por lo tanto, si quisiéramos coger alguna tendríamos que pedir permiso al organismo correspondiente.

¿Cuándo se puede hacer?

Una vez que tengamos permiso, podremos hacerlo a comienzos de primavera, justo antes de que el árbol empiece a crecer. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Primero, hay que excavar alrededor del árbol con una azada teniendo cuidado de no dañar las raíces.
  2. Segundo, se debe sacar el árbol y colocarlo sobre hojas de papel previamente mojadas. Luego, se envuelve el cepellón con un trapo o un plástico para evitar que se deshaga.
  3. Tercero, hay que coger un poco de tierra del suelo.
  4. Cuarto, se debe de escoger una maceta grande con agujeros de drenaje y se debe llenar hasta 1/4 de su capacidad con una mezcla de grava y akadama al 50%.
  5. Quinto, hay que plantar el árbol en la maceta, quitándole el trapo o plástico que se usó para envolver el cepellón. No hay que olvidarse de echar la tierra recogida sobre este.
  6. Por último, quedará regar.

Imagen – Bonsaiofbrooklyn.com

Espero que te haya sido de utilidad.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.