Qué hacer cuando la orquídea pierde las hojas

Qué hacer cuando la orquídea pierde las hojas

Seguro que si tienes orquídeas, o has tenido, esta situación te ha pasado alguna vez. Y la mayoría de las veces, cuando no sabes mucho, acaba en la basura pensando que la planta ha muerto. Pero, ¿qué hacer cuando la orquídea pierde las hojas?

Si te has encontrado alguna vez con que tus orquídeas pierden las hojas y, al final las tiras porque consideras que están muertas, a lo mejor y no es del todo cierto. ¿Quieres saber qué hacer en ese caso?

Por qué las orquídeas pierden las hojas

conjunto de orquideas

Las orquídeas, como cualquier otra planta, no pierden las hojas porque sí. En realidad, hay ciertos motivos por los cuales ocurre esto. Los principales son los siguientes:

Te has pasado con el riego

Cuando a una orquídea la riegas de más, una de las señales que te avisan de esto son sus hojas. Empiezan a ponerse amarillas, muy lacias y, finalmente, se caen. Esto es más habitual de lo que crees, y de hecho es uno de los problemas más normales de aquellos que tienen orquídeas.

Un pequeño truco para regarlas es observar las raíces. Solo cuando estas se vean grisáceas (como de haber perdido el verdor natural que tienen) debes regar, no antes.

Pudrición de la corona

O también llamada podredumbre de la corona. Consiste en que el centro de la orquídea, de donde salen las hojas y también las raíces, empieza a ennegrecerse y a morir (y con ello las raíces y las hojas).

Cuando esto pasa es muy difícil, por no decir imposible, que se pueda salvar. Pero siempre que las raíces estén bien tienes una esperanza de hacerlo.

No recibe suficiente luz

Cuando una planta no tiene toda la luz que necesita, esta se resiente. Y en el caso de la orquídea, la señal que te avisa es la de volver sus hojas amarillas. Sí, igual que en el caso de que la riegues demasiado.

Sin embargo, la solución a este problema es mucho más sencilla. Con cambiarla de ubicación a una zona más soleada se debería solucionar el problema (salvo que sea demasiado tarde).

De hecho, muchos expertos consideran que, en verano, siempre que este no sea demasiado caluroso, si podemos sacar las orquídeas al exterior es mucho mejor porque se nutrirán de la claridad y el sol, aportándole más energía para florecer (e incluso para superar más fácilmente el invierno).

Plagas y enfermedades

No hay que olvidarse de este problema. Las plagas y enfermedades están a la orden del día y van a afectar a la planta irremediablemente. Una de las señales son ver puntos blancos en las hojas (en el haz o el envés), telarañas o incluso manchas amarillas o marrones en las hojas.

Una vez analizada el tipo de problema que tiene, se podría solucionar con algún tratamiento, pero será normal que pierda algunas hojitas.

¿Una orquídea puede sobrevivir sin hojas?

hojas de la orquidea

Tendemos a pensar que una planta, cuando pierde todas las hojas, está muerta. Pero en realidad no tiene por qué ser así. Es verdad que deja de hacer la fotosíntesis porque no tiene cómo hacerla. Pero eso no implica que esté muerta de verdad.

¿Cuál es la señal que puede indicarte si está bien o no? Las raíces.

Pongamos la orquídea. Imagina que tienes una y, de pronto, se ha quedado sin hojas. Pero las raíces siguen verdes y gorditas y la corona no está mal tampoco. Eso quiere decir que todavía hay esperanzas y que la planta podría echar nuevas hojas en un tiempo prudencial.

Mientras que el estado de las raíces y de la corona no cambie, no habría problema en mantener la planta porque tarde o temprano echará esas hojas. Ahora bien, si empieza a cambiar el estado de alguna de ellas (raíces o corona) entonces sí hay problemas y hay que actuar lo más rápido posible para que salga adelante.

Qué hacer cuando la orquídea pierde las hojas

orquidea en flor con hojas

Vamos a la parte práctica. ¿Sabes qué hacer cuando la orquídea pierde las hojas? Aquí te damos una guía para intentar salvarla. Ten en cuenta que no siempre vas a conseguir buenos resultados porque todo dependerá del estado de la planta y de si es capaz de luchar. Aun así, lo que puedes hacer es lo siguiente:

Colócala en una zona luminosa

No debe ser demasiada luz, ni tampoco escasa. Ten en cuenta que la planta en esos momentos no puede hacer la fotosíntesis ni recibir nutrientes pero eso no quiere decir que un poco de luz le vaya mal, al contrario.

Mantén el sustrato húmedo

Una de las características de las orquídeas es que sus macetas son transparentes y eso permite ver las raíces y la tierra de orquídeas. ¿Para qué? Pues porque así podrás fijarte si la planta necesita agua o no:

  • Si tiene las raíces verdes y gorditas, no necesita ningún tipo de agua.
  • Si las tiene grises, entonces va siendo hora de regarla.
  • En caso de que el sustrato esté oscuro, te indicará que la planta no necesita más agua porque todavía está húmeda.
  • Si el sustrato se ve seco, hay que regarla (salvo que las raíces se sigan viendo verdes).

En este caso, con una orquídea sin raíces no conviene dejarla mucho tiempo sin agua, porque la necesita más que las otras, así que tendrás que estar atento a su estado.

Evitar regar o mojar la corona

La corona es importantísima, y hay que cuidarla muy, mucho. Esto implica que, a la hora de regarla, hay que procurar que no se moje esa parte para evitar más pudrimiento o que se nos pudra directamente.

Cortar las raíces secas

Sin sacar la planta de su maceta (porque eso podría provocar que las raíces sufrieran, se secaran o incluso aparecieran hongos), hay algunas que generan raíces más externas que se secan irremediablemente. Estas no van a recuperarse y pueden ser una pérdida de energía para la orquídea.

Por eso, sin tocar demasiado la planta, podrías coger unas tijeras (previamente desinfectadas) y cortarlas para evitar pérdidas y, al mismo tiempo, para activar la planta. Aunque no lo creas es bastante efectivo y además le quitas partes que sabes que ya no van a funcionar.

Echar canela en polvo

En la zona de la corona, un truco que utilizan muchos para evitar apariciones de plagas o enfermedades es la de usar canela en polvo. Esta se utiliza en los cortes más grandes porque es un buen protector (y porque elimina cualquier hongo o bacteria), así que si la aplicas a la corona estarás protegiéndola de esos problemas que pueden acontecer y hacer que la orquídea se muera finalmente.

Una receta para salvar tu orquídea sin hojas

Revisando en Internet para ayudarte a salvar tu orquídea, hemos dado con unas instrucciones en el foro de Infojardín por parte de Tecnopica (Juan Luis) quien aconseja seguir una serie de pasos para intentar salvarla. Échale un vistazo porque podrían ayudarte.

Coméntanos, ¿te has enfrentado alguna vez a una orquídea sin hojas? ¿Qué has hecho?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.