Qué hacer cuando se secan las varas de las orquídeas

Las orquídeas se han de podar a veces

Las orquídeas son de las plantas tropicales más bonitas y populares que existen. La delicadeza y color de sus flores, así como el dulce aroma que emiten sus pétalos, son algunas de las características que tanto nos gusta. Y por supuesto, nos interesa tanto que estén sanas, que es normal que surjan algunas dudas a medida que va pasando el tiempo.

Por ejemplo, podríamos preguntarnos qué hacer cuando se secan las varas de las orquídeas, pues cuando eso ocurre, las plantas pueden perder cierto atractivo. Y es lógico: lo más bonito que tienen son las flores, pero al marchitarse, solo quedan las hojas, además de las raíces. ¿Qué tenemos que hacer?

¿Se han de cortar las varas de las orquídeas?

Las orquídeas son plantas tropicales

Se suele tener la costumbre de cortar en cuanto las flores se marchitan. Esta es una práctica común en los viveros y floristerías, pues así se incrementan las posibilidades de que esas plantas se vendan, pero en una vivienda no es algo que se tenga que hacer sin haberlo pensado bien antes. Y es que hay que tener presente que todo lo que está verde es porque aún tiene células vivas y clorofila, por lo que aún realiza la fotosíntesis.

La fotosíntesis es el proceso por el cual las plantas transforman la energía del Sol en azúcares y almidones, es decir, en su alimento, el cual aprovecharán para crecer. Por eso, aunque una vara se esté secando, si aún está verde, no aconsejo cortarla, a no ser que queramos ir cortándole lo que está seco.

¿Qué utilizar para cortárselas?

Cada vez que vamos a cortar o podar las orquídeas o cualquier otra planta, debemos ser conscientes de que hay microorganismos que no podemos ver a simple vista, pero que pueden hacer mucho daño si tomamos las precauciones necesarias. Por supuesto, te estoy hablando de los virus, hongos y bacterias patógenos.

Por eso, tenemos que limpiar y desinfectar aquello que vayamos a usar para cortarles las varas a nuestras orquídeas con, por ejemplo, jabón de lavavajillas y un poco de agua. Después, las secamos y ya podremos podar.

Ahora bien, ¿qué es lo más útil para quitarles las varas? Dado que son muy finas, podremos usar tijeras de cocina o de coser; es decir, no será necesario comprar unas tijeras de podar para esto, ya que las que tenemos en casa son suficientes.

¿Qué tipos de varas tienen las orquídeas?

No podemos confundir las varas florales con las raíces, ya que son muy diferentes:

  • Vara floral: brota entre las hojas, crece hacia arriba y es de color verde. Tiene una esperanza de vida muy corta, ya que cuando las flores se marchitan, la vara se seca.
  • Raíces: crecen por debajo de las hojas y tienden a hacerlo hacia abajo, es decir, penetrando la tierra o el sustrato. Además, son de color verde blanquecino, y viven mucho más que las varas florales; de hecho, solo veremos que están mal cuando la orquídea tiene algún problema (exceso de riego, por ejemplo).

Cuando se secan, mientras que la vara floral se empieza a poner amarillenta y luego marrón, las raíces parece que »adelgazan» y se muestran de color blanco oscuro o a veces negro, dependiendo de si la orquídea es epífita (como las Phalaenopsis) o terrestre (como las Ophrys).

¿Cómo cuidar las orquídeas después de haberles cortado las varas?

Ahora que las orquídeas ya no tienen flores, es posible que queramos saber si tenemos que cuidarlas de alguna manera especial o no. La respuesta a esa pregunta es que depende de si las hemos estado abonando y de las temperaturas que esté haciendo, ya que si por ejemplo se ha abonado, ahora que no tiene varas florales tendremos que dejar de hacerlo; y si estamos ya en otoño o invierno, habrá que asegurarse de que la planta no pasa frío metiéndola en casa si la teníamos fuera y si en nuestra zona se registran heladas.

Como ves, hay varios factores que se deben tener en cuenta a la hora de cuidar las orquídeas, puesto que existen muchas especies, y distintos tipos, dependiendo de dónde crezcan. Pero en líneas generales, has de saber que estas son plantas que se deben de proteger del sol o de la luz directo/a, que necesitan una tierra rica y que ligera, y que además se deben regar con agua de lluvia o potable cada pocos días, excepto durante los meses fríos que será cuando espaciemos los riegos.

Así, aunque no tengan varas, no tendremos que preocuparnos demasiado pues si les damos esos cuidados básicos, seguramente volveremos a ver sus flores cuando llegue el momento; es decir, en primavera y verano.

Las orquídeas son plantas que pueden llegar a ser difíciles de mantener, pero son tan bonitas que sin duda merece la pena dedicarles tiempo. Por eso, esperamos que cuando vuelvas a ver alguna vara seca, sepas cómo actuar siguiendo los consejos que te hemos explicado aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.