¿Qué son los cotiledones?

Partes de una semilla de aguacate

Partes de una semilla de aguacate.

Cada vez que una semilla germina podemos llevarnos una sorpresa muy interesante cuando aparecen las primeras hojas ya que no tendrán la forma que se supone que tienen que tener. A estas hojuelas se las conoce por el nombre de cotiledones u hojas embrionarias y tienen una función muy importante.

De hecho, sin ellas ni el más alto árbol ni la más pequeña hierba podría existir. ¿Sabes qué son los cotiledones? ¿No? No te preocupes: después de leer este artículo lo sabrás 🙂 .

¿Qué son los cotiledones?

Plántula de Carica papaya

Plántula de Carica papaya

Desde el primer momento en que se forma el embrión dentro de la semilla los cotiledones también comienzan a madurar. Estas primeras hojas crecerán con las reservas de energía almacenadas en la semilla, por lo que una vez que dicha semilla deja de ser alimentada por la planta madre, pasará a gastar la energía de sus cotiledones.

La vida de éstos es muy corta: en cuanto la plántula tenga sus primeras hojas verdaderas se empezarán a secar ya que habrán agotado sus reservas. Además, a partir de ese momento la nueva plantita podrá fabricar alimentos por sí misma.

Dependiendo de dónde se desarrollen los cotiledones se diferencian dos tipos de plantas: epigeas, que son aquellas que los tienen fuera de la tierra, o hipogeas, que son aquellas que los tienen bajo tierra. En ambos casos cumplen la misma función: alimentar la plántula hasta que ésta produce las primeras hojas.

Pero no todas las plantas tienen el mismo número de cotiledones. Las palmeras, las gramíneas, las orquídeas y las bulbosas solo tienen un único cotiledón, lo que significa que son monocotilédoneas; en cambio, el resto de plantas son dicotiledóneas (dos cotiledones).

¿Cómo cuidar las plántulas cuando aún tienen los cotiledones?

El comienzo de la vida de las plantas es complicado, ya que son muy vulnerables a las plagas y a los microorganismos que causan enfermedades, aparte de a las inclemencias del tiempo. Es por eso por lo que es muy importante estar pendientes de ellas, y proporcionarles los siguientes cuidados:

Ubicación

Los cotiledones son hojas embrionarias

Imagen – Flickr/Ruth Hartnup

Hay plantas que quieren estar al sol desde el primer momento, pero hay otras que son de semisombra. Conocer las necedades lumínicas de las que estamos cultivando es una de las cosas más necesarias que hay que hacer antes de sembrarlas. A veces se da el caso de que, por ejemplo, se siembra un cactus en semisombra y luego se quiere pasar al sol,… y al hacerlo se quema. ¿Por qué?

Bueno, porque en esos casos toca acostumbrar a las plantitas poco a poco y de forma gradual, evitando siempre el sol del mediodía.

Especies que se pueden sembrar al sol

Son muchas las que quieren y necesitan sol desde el primer día, como estas:

  • Suculentas (cactus, y muchas crasas excepto Gasteria, Haworthia y Sempervivum)
  • Plantas como los olivos, almendros, acebuches, mirtos, lavanda, etc.
  • Plantas aromáticas, como el perejil o el romero
  • Muchas palmeras, como las del género Phoenix, Washingtonia o Chamaerops
  • Plantas hortícolas, como el tomate, el pimiento, el pepino, la sandía o el melón

Especies de semisombra

Aunque hay pocas en comparación con las de sol, es conveniente conocerlas:

Riego

El sustrato de un semillero ha de permanecer húmedo, pero no encharcado. Siempre que sea posible, se usará agua de lluvia o sin cal, aunque si son plantas de origen mediterráneo (olivos, acebuches, almendros, algarrobos, etc.) si el agua tiene algo de cal no les causará daño.

Abonado

Mientras tengan los cotiledones no se aconseja abonarlas, pues las plantas se alimentan de las reservas de dichas hojuelas. Pero cuando veas que se empiezan a marchitar, podrás empezar con el abonado por ejemplo con guano líquido (en venta aquí), siguiendo eso sí las indicaciones especificadas en el envase para evitar problemas.

Tratamientos preventivos

Con el fin único de conseguir que las plántulas crezcan bien, será necesario realizarles algunos tratamientos preventivos:

Contra plagas

A los insectos, por lo general, les encantan los brotes tiernos, y no hay nada más tierno que una plantita recién germinada. Basta un simple mordisco en el tallo para que la perdamos, así que no hay que dudar ni un momento en mantener a las plántulas bien protegidas, por ejemplo espolvoreando alrededor de ella tierra de diatomeas (en venta aquí), o con tela mosquitera (esto es especialmente útil en lugares cálidos y secos, que son los favoritos de las langostas y saltamontes).

Contra enfermedades

Los hongos pueden acabar con las plántulas en cuestión de poco tiempo. Para evitarlo, se deben de tratar con fungicidas, o bien espolvorear cobre o azufre por la tierra de vez en cuando (cada 15 días aproximadamente) en primavera. De este modo, tendrán más posibilidades de seguir creciendo.

Trasplante

Los semilleros necesitan cuidados especiales

¿Cuándo hay que trasplantar una plántula? Depende mucho de la especie y de las condiciones del lugar donde se esté cultivando, pero en principio se trasplantará cuando:

  • se le salgan raíces por los agujeros de drenaje,
  • haya pasado más de dos años en la misma maceta,
  • tenga una altura aproximada de cinco centímetros.

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .


4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   alberto Rodriguez dijo

    Me gustó la explicación la voy a estudiar. Estoy trabajando en la construcción de un hurto familiar

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra que te haya gustado. Un saludo.

  2.   Andrés Landazábal dijo

    Hola Mónica!
    Un saludo, me encantó tu blog pero me quedaron unas pequeñas dudas que espero que me puedas contestar.
    Quisiera saber la diferencia entre los cotiledones de la plantas eudicotiledóneas y monocotiledóneas.
    Es decir, ya sé que las monocotiledóneas poseen uno solo cotiledón y las eudicotiledóneas poseen dos, pero quisiera saber si hay más diferencias a nivel de los cotiledones.
    También quería preguntar si existen plantas con más de dos cotiledones.
    Muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Andrés.
      Tienes toda la información en este artículo.
      Con respecto a tu última duda, se puede dar el caso sí, pero no es digamos, lo »natural». Si una planta tiene tres cotiledones es porque ha habido algún problema a nivel genético; aunque eso no significa que se vaya a morir por eso, sino que simplemente no es lo habitual.
      Un saludo.