¿Quieres aprender a cuidar un cactus? Empieza con las Mammillaria

Mammillaria bombycina

Mammillaria bombycina

¿Y por qué las Mammillaria? Estos cactus son muy resistentes, y además hay muchísimas variedades. Se pueden tener en maceta durante toda su vida, pues su tamaño es el adecuado para su cultivo en ella. Y, por cierto, tienen unas florecillas preciosas.

Descubre conmigo qué cuidados requieren.

Mammillaria elongata

Mammillaria elongata

El género botánico Mammillaria es uno de los más grandes de la familia Cactaceae: contiene más de 350 especies. La mayoría son originarias de México, pero también hay algunas en Venezuela, las Antillas y sur de los Estados Unidos. La característica principal, y por la que se les distingue del resto de cactus es el desarrollo de la areola, la cual se divide en el ápice por un lado, y la base (o axila) por el otro. Por lo general, se trata de plantas en forma globosa o cilíndrica cuyo tamaño no supera los 40cm de altura. Sus flores son pequeñas, de color rojo, rosa, amarillo o blanco según la variedad.

Como decíamos, se puede cultivar en maceta, incluso puedes hacer estupendas composiciones en jardineras con otros cactus pequeños, recreando una zona desértica.

Mammillaria carnea

Mammillaria carnea

Y hablando de zonas secas, estas plantas soportan bastante bien la sequía, aunque si se tienen en tiestos es conveniente regar una vez por semana en verano, y cada 10-15 días el resto del año. No les debe de faltar la luz directa del sol, ya que de lo contrario no crecerían correctamente.

Como sustrato se puede utilizar turba negra con perlita a partes iguales, o bien añadir arena de río para facilitar aún más el drenaje.

Mammillaria dixanthocentron

Mammillaria dixanthocentron

Si bien tienen un ritmo de crecimiento lento, puedes acelerar un poco el ritmo abonándolas durante toda la temporada de crecimiento (primavera y verano) con un abono específico para cactáceas.

Soportan el frío hasta los -3ºC por poco tiempo. En zonas más frías hay que resguardarlas en el interior del hogar en una habitación muy luminosa, por ejemplo, cerca de la ventana. Eso sí, es muy recomendable que de tanto en cuando lo vayamos girando para que le llegue luz por igual a todas los lados del cactus.

Mammillaria boolii

Mammillaria boolii

No suele verse afectada por plagas, pero en ambientes muy secos y calurosos puede tener cochinillas (sobretodo la llamada Piojo de San José), que se puede evitar haciendo tratamientos preventivos pulverizándolas una vez cada 15 días con alcohol de farmacia.

¿Te animas a cuidar de una Mammillaria?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Cactus

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *