Rabanillo (Raphanus raphanistrum)

arbusto lleno de flores de color blanco

El Raphanus raphanistrum, más popularmente conocida como rabanillo, es una planta que pertenece al género Raphaus, a la familia Cruciferae. Ésta última, también llamada familia de las crucíferas, suele cultivarse dado que sus raíces se consideran alimento para el ser humano.  Otros nombres vulgares con los que se apoda a esta planta son rabaniza, rabizón, rábano silvestre, entre muchos otros, de acuerdo al país o zona geográfica.

Curiosidades

¿A qué te recuerda la palabra en latín Raphanus?, ¿Suena a rábano verdad? Pues el Raphanaus raphanistrum es la especie silvestre del tan conocido rábano que usamos todos los días en nuestra cocina. El rabanillo es originario de Asia o del Mediterráneo. Sin embargo, su cultivo se ha expandido a lo largo de todo el mundo gracias a que no tiene usos conocidos, por lo que crece en forma de maleza.

Características del Raphanus raphanistrum

Para que no te confundas con ninguna otra especie y sepas a ciencia cierta de qué estás hablando cuando dices “tengo una planta de rabanillo”, a continuación describiremos las características distintivas del Raphanus Raphanistrum (abordaremos esta subespecie durante todo el artículo por ser la de uso común en la cocina diaria y de características muy similares a la especie silvestre).

Esta planta puede adoptar dos formas distintas de acuerdo a su diversidad. En este sentido, puede presentarse alargado, llegando a medir desde 10 a 15 centímetros o bien redondo, cuyo grosor no supera los 3 cm ni es menor de 2. Su peso, por el contrario, es sumamente variable, ya que pueden encontrarse ejemplares de aproximadamente 70 gramos hasta mayores de un kilogramo.

La raíz  es gruesa y  jugosa. Su tamaño depende de la variedad de planta de la que estemos hablando. Su tallo, a su vez, es de muy escasa longitud y posee las hojas. Estas últimas son escasas y pequeñas. Por otro lado, cabe destacar que el rábano es una planta con flores que se agrupan en grandes racimos y son blancas o rosadas. La carne y piel del rábano pueden presentar distintos tonos: morada, roja o negra e, incluso, en algunas variedades pueden lucir blancas o rosadas. El sabor de su bulbo, que es comestible, es sutilmente picante.

Usos

No es usual utilizarla como planta ornamental, sin embargo, nada mejor que utilizar la imaginación en estos casos. Si se te ocurre decorar tu jardín con un rabanillo o incluso un rábano, adelante.

planta silvestre llamada Raphanus raphanistrum

Sin embargo, hay usos un poco más frecuentes y difundidos para esta especie. En este sentido, debemos recordar su uso alimenticio, ya nombrado someramente en los párrafos anteriores. Porque ¿quién no  ha probado una rica ensalada cuyo ingrediente es el rábano? Tanto crudo como cocido, el rábano (recordemos, subespecie dentro de la planta en cuestión) es ideal combinado con verduras.

Cultivos y cuidados

Asegúrate de que el clima sea templado. Esta planta se lleva mejor con los climas templados, aunque hay que tener cuidado con las temperaturas excesivamente altas. Basta saber que su cultivo puede acelerarse o enlentecerse debido a la temperatura a la que está expuesta, para reconocer la importancia de las condiciones climáticas en su desarrollo, cómo inciden las mimas sobre las plantas, y la importancia de controlarlas. Las temperaturas ideales son las que se encuentran entre los 20 y 25 °C, donde germina de manera rápida.

Evita la alta salinidad del suelo. El rabanito y el rábano son resistentes a cualquier tipo de suelo, pero les cuesta un poco más crecer en suelos con poca profundidad y alta salinidad. Mantener un suelo constantemente húmedo y rico en nutrientes, es importantísimo. Para lograr esto último puede servir que utilices tanto un buen fertilizante como un compost.

Utiliza riego por goteo. Como dijimos, la tierra necesita humedad, pero sin charcos. Es por ello que la mejor manera de regarlo es mediante un programador de riego, el cual puede asegurar que la planta sea regada en el tiempo adecuado y con la calidad ideal.  El tipo de riego más utilizado (y recomendable) para el rábano es el sistema de riego por goteo.

Elige el momento oportuno. La plantación de un rábano es siempre mejor si se realiza desde comienzos de la primavera hasta octubre. Usa el abono justo, así que no te pases con el abono y no gastes de más. El rábano es una planta sencilla en este sentido, así que con una cantidad moderada de abono es suficiente.

Pasos sencillos para cultivar rábanos

Para plantar rábanos debes en primer lugar, abrir surcos en el suelo. En ellos pondrás luego las semillas, separadas entre sí por 5 cm. Estas últimas, a su vez, deben ser enterradas a 15 cm de profundidad. Luego siéntate a esperar (riego de por medio) unas dos o tres semanas y ya verás germinar los primeros brotes de tus flamantes rábanos.

Plagas y enfermedades

No importa cuán bien cuidemos a nuestra planta: ella nunca está inmune de una serie de plagas y enfermedades frecuentes que pueden afectarle. Entre estas plagas encontramos la oruga de la col, que es una mariposa blanca cuyas larvas son nocivas para el rábano porque, una vez que eclosionan, utilizan las hojas y tallos de nuestra planta como alimento.

flores blancas llamadas rabanitos

Por otro lado, tenemos a los muy conocidos pulgones (plaga común a muchos tipos de plantas) que no sólo succionan la savia de la planta sino que emanan un líquido pastoso en el cual se desarrollan hongos que, luego, también le provocan daño al rábano. A su vez, podemos encontrar entre nuestra planta a la indeseable rosquilla negra (un insecto que produce un ataque al rábano al cortarle sus hojas más tiernas).

Entre las enfermedades del rábano, por último, podemos encontrar tanto el Mildiu Velloso como los hongos.  La primera afección es distintiva de esta especie y suele sufrirse durante la primavera, estación en la cual la planta puede cubrirse de manchas amarillas y  luego marrones que terminan secándose y cayendo. La aparición del segundo problema, los hongos, suelen ser consecuencia del ataque previo de otra enfermedad o plaga.

Ahora sí, ¿estás listo para cosechar tus propios rabanillos?, ¿ qué mejor que la subespecie de los deliciosos rábanos?¿Qué tal si te apetece una ensalada o cualquier otra comida y con tan sólo salir al patio ¡Zas!  Ahí tienes tu ingrediente estrella. Nada más cómodo que empezar una tienda de verduras en el jardín de tu casa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior