Realizar vermicompostaje doméstico paso a paso

El objetivo principal del vermicompostaje doméstico es el cuidado del medio ambiente, tratando de erradicar de alguna manera los niveles de contaminación ambiental que propiciamos a diario, ya que está claro que  la cultura y costumbres alimenticias del ser humano promedio, generan una gran cantidad de desechos orgánicos, generalmente en la cocina.

Cuando hablamos de desechos orgánicos, nos referimos a esos retazos de alimentos que no son aprovechados en la preparación de nuestros desayunos, almuerzos, meriendas o cenas, tales como la piel de las frutas o vegetales, la coronilla de las fresas o piñas o el tronco del brócoli.

Todos estos desperdicios (desechos orgánicos), cuando son desechados de manera incorrecta, suelen terminar con el resto de la basura corriente, como plásticos, papeles, cristales, suciedad proveniente de mascotas o del aseo diario de nuestras casas.

Esta unión de desechos comunes del hogar a gran escala, al descomponerse genera toneladas de metano, un gas tóxico más dañino que el dióxido de carbono y este proceso termina colaborando con lo que conocemos como efecto invernadero.

Sin embargo hay una manera para ver el lado positivo de estos desechos, eliminando los niveles de contaminación al mismo tiempo que creamos abono gratis y de buena calidad para nuestras plantas o cultivos a través del compostaje.

Compostaje y Vermicompostaje

El compostaje es un proceso que termina siendo provechoso para nuestras plantas, esto se da a partir del uso de restos vegetales al convertirlos en materia orgánica.

Compostaje

Para la realización de este proceso se requiere tener a disposición un jardín, pues termina siendo muy necesario un espacio amplio ubicado en el exterior de la casa. Lo positivo de este proceso es que debido a la gran cantidad de espacio del que debe disponerse, se puede asimilar mucho material vegetal.

Vermicompostaje

La ejecución de este proceso es similar, sin embargo es mucho más práctico, ya que se requiere solo un envase adecuado y puede ubicarse en cualquier rincón en el interior de sus casas.

Por otra parte, es importante destacar que la complejidad que supuestamente supone su elaboración es totalmente falsa, así que en este post brindaremos las herramientas de elaboración más sencillas para que puedas encontrar en la web.

Asimismo, resaltar que el mito del “mal olor” que expulsa el desarrollo de este proceso no es del todo cierto, ya que existen algunos lineamientos para su ejecución que permitirá mantener la zona limpia y libre de malos olores. El mal olor en el vermicompostaje es señal de una mala técnica en su aplicación.

¿Cómo hacer vermicompostaje?

El primer paso es sin duda, tener un vermicompostador, ya que el vermicompostador es la principal herramienta para la ejecución de este proceso orgánico que nos dará como producto final, un abono de alta calidad para el provecho de tus plantas.

El vermicompostador puede tener el tamaño o diámetro de preferencia, pero si hay algo como regla de este equipo, es que debe cumplir con una estructura y característica determinada.

Debe contar con aireación, pues el proceso de vermicompostaje requiere la presencia de lombrices que aceleran el desarrollo de la actividad.

El recipiente elegido debe tener agujeros que permitan el flujo de aire en el interior del vermicompostador, esto evitará una descomposición inadecuada de los alimentos y la posterior generación de malos olores. La forma adecuada para los recipientes a escoger es forma de bandeja, es decir, alargada y de poca altura.

Elaboración del vermicompostador

Se requieren tres envases, preferiblemente de plástico, madera o cartón, que cumplan con las características antes señaladas

Estos recipientes irán ubicados uno sobre otro, en forma de torre, además deben estar conectados por agujeros que permitan el flujo, tanto de lombrices como de fluidos, colaborando con una descomposición adecuada de los residuos orgánicos

También deben tener agujeros en los laterales para el fluido de oxígeno

Después de tener toda la estructura creada, se debe hacer un lecho para el vermicompostaje, es recomendable hacer este lecho con papel periódico cortado en tiras y humedecido

Sobre este lecho, agregamos los restos de verduras que vamos generando en nuestra cocina y ya por último, hay que agregar las lombrices con algunos puñados de tierra.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno


Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

3 comentarios

  1.   Gabriela dijo

    La información es muy general, no puedo realizar mi vermicompostera :/ por favor más detalles

  2.   ELIO dijo

    MUY BUENOS LOS APORTES, SI NO TENES CONOCIMIENTO TE ENSEÑA LO MAS ELEMENTAL.
    GRACIAS

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti, Elio, por tu comentario. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.