Reforestación

A causa de las actividades económicas del ser humano se produce una deforestación a nivel mundial que cada vez amenaza con la desaparición de la biodiversidad. Uno de los efectos negativos de la tala de los árboles de forma masiva es la desaparición de los ecosistemas naturales que albergan la vida. Además, se pierda en gran cantidad de recursos que empleamos a diario como lo es la generación de papel gracias a la madera. Por esta razón la reforestación se ha convertido en una herramienta muy importante de cara a la regeneración de los ecosistemas boscosos. La deforestación no es más que volver a plantar los árboles que se han talado para poder recuperar las características naturales de los ecosistemas.

En este artículo te vamos a hablar de todas las características de la reforestación, la importancia que tiene y cómo se lleva a cabo.

Necesidad de árboles

características de la reforestacion

Lo primero que debemos tener en cuenta es que necesitamos de los árboles para poder vivir en este planeta. Los árboles ofrecen gran cantidad de recursos ecosistémicos que sirven para el ser humano y para el resto de la vida. Vamos analizar cuáles son las principales funciones de los árboles y la importancia que tienen:

  • Proporcionan el oxígeno que respiramos mediante el proceso de la fotosíntesis. También ayuda a reducir la cantidad de dióxido de carbono la atmósfera.
  • Ejerce una función imprescindible en la formación de ecosistemas forestales y el mantenimiento de la biodiversidad.
  • Gracias a la presencia de los árboles pueden existir numerosas especies de animales y vegetales asociadas a ellos.
  • Genera un ambiente idóneo para que puedan existir diferentes clases de microorganismos que son necesarios para que haya una evolución en las especies.
  • Proporciona sombra y una mayor retención de humedad. Existen diferentes estudios que marca la relación entre la masa forestal y la cantidad de precipitaciones de una zona. Se puede sacar la conclusión de que a mayor cantidad de árboles mayor humedad y, por lo tanto, más probabilidad de precipitaciones.
  • Ayuda a la formación del suelo y evita su erosión.
  • Evita la degradación del suelo aportando materia orgánica y diferentes nutrientes.
  • La madera tiene gran importancia socioeconómica y energética.

Deforestación y reforestación

Como hemos mencionado al principio del artículo, existen grandes problemas asociados al ser humano que provocan la destrucción de los árboles. Esto es debido a una tala masiva a escala mundial tanto para la fabricación de muebles, papel y un largo etcétera. A causa de ello se produce la deforestación. Esta consecuencia genera gran número de impactos ambientales, socioeconómicos y energéticos a nivel mundial. Hay que tener en cuenta que, mientras menos árboles tengamos, hay menos depuración del aire. Esto hace que haya una concentración mayor de gases de efecto invernadero en la atmósfera y siga aumentando las temperaturas medias. Con este aumento de las temperaturas integramos los efectos del cambio climático.

La desaparición de los árboles también provoca la destrucción de hábitats naturales donde infinidad de especies tanto animales como vegetales y microorganismos pueden desarrollarse. De estas especies animales y vegetales también sacamos un interés económico para el ser humano. Hay que tener en cuenta que los árboles son necesarios para la vida. Si estos árboles no se pueden realizar funciones vitales. El ser humano provoca cada vez de su destrucción de forma más masiva. Ante esta problemática surge el concepto de reforestación.

Sin embargo, las reforestaciones han sido un tema polémico desde siempre. Hay que saber que hay muchas ocasiones en las que se han destruido ecosistemas con alto interés ecológico por fines socioeconómicos. A pesar de ello, se reforestan  las zonas con especies ecológicamente más pobres y con un crecimiento rápido. En muchas ocasiones este tipo de reforestación puede provocar un desequilibrio en las especies que habitan en el ecosistema. Por ello, aunque haya veces que merezca la pena repoblar zonas a un ritmo mayor, hay que tener en cuenta el valor ecológico.

En los casos en los que la reforestación se hace en lugares pobres, se hace interesante la plantación de especies que crezcan con gran velocidad y ayuden a regenerar el suelo. También hay que buscar aquellas especies que sean capaces de poder adaptarse rápido a las condiciones ambientales y a los terrenos donde se han sembrado.

Problemas en la reforestación

Reforestación

Normalmente cuando se habla de reforestación se tienen opiniones positivas acerca de ello. El problema es que existen numerosos tópicos acerca de esta práctica. Los incendios forestales son cada vez más frecuentes y peligrosos que antes. Sea cual sea la razón del origen del incendio, no podemos negar que modelan el paisaje y lo transforman de forma drástica. Cuando una zona se ha incendiado existen algunas especies como el alcornoque que tienen características de adaptación rápidas. Sin embargo, no significa que el hecho de que el alcornoque tenga gran capacidad adaptación debamos sembrarlo en cualquier sitio. Por ejemplo, si un pinar se ha incendiado, no se puede repoblar con un alcornocal.

Este es uno de los grandes problemas que ocurre hoy día con la reforestación. Dado que lo resultados de una reforestación no se pueden dar rápidamente, se buscan plantas que crezcan de forma rápida de que sean especies pirófilas. Estas especies tienen ciertas ventajas evolutivas para poder crecer de forma acelerada cuando hay un incendio. El problema de la reforestación en nuestro país es que se tiende a subestimar la capacidad que tienen los bosques para poder regenerarse. Una de los errores más comunes es pensar que la naturaleza necesita de ayuda del ser humano para poder corregir los problemas causados. Esto da lugar a  ciertas tareas de repoblación forestal con una maquinaria pesada en la que acaban sembrándose especies de crecimiento rápido que no tiene nada que ver con el ecosistema original.

Debemos saber que cada especie cumple un papel importante en el ecosistema. No es lo mismo la función que pueda cumplir un pino que un alcornoque. Si en la naturaleza había previamente pinos en un ecosistema, será por alguna razón.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la reforestación y la problemática actual.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)