Retama blanca (Retama monosperma)

arbusto lleno de flores blancas

La Retama monosperma pertenece al género Retama (más específicamente a la familia Fabaceae) y se caracteriza por sus flores blancas (justamente por eso su nombre vulgar es retama blanca). Es una especie de leguminosa popularmente conocida en el suroeste ibérico y en el noroeste de Marruecos.

Características

arbusto silvestre llamado Retama monosperma

La Retama monoesperma es un arbusto de tipo monoico cuya altura oscila entre el metro y los 3 metros. Sus ramas son junciformes, verdes y estriadas a lo largo. Sus hojas son alternas, unifoliadas y cuyos folíolos son lanceolados o en otros casos linear, lanceolados o seríceo-plateados.

Como su nombre vulgar lo indica, sus flores son blancas con forma de mariposa y miden entre 9 y 12 mm.  Su período de florecimiento tiene lugar a lo largo de la primavera. Se presentan en forma de racimos laterales cortos y con baja cantidad de flores. Sus ramas, por su parte, son acostilladas y varían en relación a la edad de la planta, siendo otras especies importantes la Retama amarilla o la Retama negra.

En definitiva,  si queremos describirla en líneas generales para favorecer su reconocimiento, podemos decir que es una legumbre de no menos que 14 mm de altura y no más de 18, de forma abobada o redondeada, que finaliza en punta, que luce un color entre pardo y amarillo y que da lugar a 1 o 2 semillas.

Origen y hábitat de la Retama monosperma

Especie originaria del sur de Europa, la retama Blanca está habituada a vivir principalmente al lado del mar, sobre suelos ricos en arena (en este sentido, cabe destacar que soportan ambientes con alto nivel de salinidad y son ideales para retener dunas móviles). También es propicia para ser utilizada para la recuperación de taludes, tanto en rocallas como en zonas secas.

Su hábitat está constituido por los sabinares, los enebrales y los pinares de las dunas móviles o semifijas costeras. La Retama Blanca requiere, para su buen crecimiento, de una abundante exposición al sol y no es apta para soportar heladas, sólo lo hace si son muy poco frecuentes y de baja intensidad.

Retomando lo dicho anteriormente, es capaz de desarrollarse en suelos pobres, arenosos y salinos. Sin embargo, es necesario recordar siempre que necesita de un buen drenaje. De todas maneras, resisten fuertemente la sequía.

ramas de un arbusto llena de pequenas flores blancas

Debe regarse de manera moderada durante todo el año, pero cabe aclarar que siempre es requisito que la tierra esté bien seca antes de regar nuevamente. Por otro lado, su cuidado es simple dado el hecho de que no requiere abonos especiales, sino tan sólo una pequeña cantidad de materia orgánica cada dos años.

A su vez, si bien no necesita que la poden, puedes hacerlo después de la floración con el sólo objetivo de darle forma o de eliminar las ramas que ya no sirven (es decir, aquellas que están en mal estado por la presencia de deformaciones o bien están rotas o dañadas por la presencia del viento, etc.).  Este procedimiento, sin embargo, debes hacerlo con suma delicadeza. La poda puede servir también para prevenir posibles plagas o enfermedades.

Por último, su multiplicación se realiza mediante esquejes de punta que son preparados durante la estación otoñal, o bien a partir de semillas (a éstas es preferible, para un mejor resultado, introducirlas unos cinco segundos en agua muy caliente o en otras palabras, hirviendo, unos cinco segundos antes de comenzar la siembra).

Plagas y enfermedades

Si bien esta planta, al ser de estilo campestre, es muy resistente a las plagas y enfermedades, no es inmune a ellas, ya que los pulgones suelen atacarlas.  Esta plaga tan conocida se caracteriza por succionar la sabia de la planta y dejar motas amarillas sobre sus hojas. Esto puede ser muy dañino para la planta.

Además, como consecuencia de esta afección, la negrilla puede infectar a la retama. Este hongo también es sumamente nocivo ya que, al cubrir las hojas con una sustancia espesa similar a un polvo, bloquea el proceso fundamental de toda planta, a través del cual se alimenta: la fotosíntesis. Si quieres erradicar estas dos plagas, deberás  adquirir tanto insecticidas específicos como productos cúpricos.

Usos

Fue concebida desde tiempos inmemoriales como  una “planta mágica”, aunque también se la utilizó en un sentido medicinal tanto para aliviar la fiebre como para tratar los problemas respiratorios. Hace tiempo, sus ramas también eran consideradas útiles,  ayudaban a subir la temperatura del horno o en la elaboración de escobas de barrer (tradición popular en Galicia).

Cuidados

Esta serie de recomendaciones, que entenderás ahora mejor luego de conocer las generalidades de la planta en los apartados anteriores, te serán de suma utilidad para asegurar su crecimiento y cuidar su desarrollo integral.

Primero y principal, no debes asustarte, ya que su cuidado es sencillo. Sin embargo, tener en cuenta las condiciones climáticas y ambientales es tan esencial para su desarrollo como para el de cualquier otra planta.

ramas de un arbusto llenas de pequenas flores blancas

Es mejor colocarla al aire libre, donde pueda recibir grandes cantidades de rayos de sol directos. Si eliges la semisombra, solo la tolerará un corto tiempo, contra más luz recibe, más florecerá. Sin embargo, esta ecuación tiene un pero, ya que hay que cuidar a la planta de las temperaturas altas.

Si bien el riego debe ser constante, no así abundante su cantidad. ¡No querrás ahogar a tu retama! Esto puede tener como consecuencia que pare de crecer. Si bien puede ser plantada en maceta o en interior, resulta ideal cultivarla como planta de exterior, dado que es una especie silvestre y como ya dijimos, el drenaje debe ser bueno. Sin embargo, aquí debemos aportar que  el suelo también tiene que ser arenoso.

Ahora que ya sabes todo sobre la retama blanca ¿estás listo para tener una?, ¿te harás cargo de todos sus cuidados? Porque ser un dueño responsable no se utiliza sólo a los animales…Bien si la quieres como decoración o para cualquier otro uso debes proteger mucho a tu Retama monosperma y hacerla crecer fuerte y sana.

Cuidarla no es sólo mantener las plagas y enfermedades alejadas de ella, sino también brindarle las mejores condiciones ambientales posibles para que su desarrollo sea armonioso y disfrutable. De esta manera, tu retama crecerá dando flores maravillosas que adornarán tu jardín ¡No querrás perderte este magnífico espectáculo!

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior