Retama moruna (Retama raetam)

Este es un arbusto de la  familia  de las papilionáceas,  fabáceas o leguminosas y fue detallada por primera vez en 1775 por el naturalista filandés  Peter Forsskål. La retama moruna como también se le llama, es hermafrodita, caducifolia y logra alcanzar entre 2,5 ó 3,5 metros de altura.

Sus ramas delgadas en forma de varillas y tallos son flexibles, primero erguidas y después terminan en péndulos.

Características

Cuando envejece su corteza se agrieta, tiene un color verdoso y con hojas de unos tres a siete milímetros de largo, siendo estas lanceoladas, sedosas y verdes por ambas caras.

Sus flores blancas o rosas muy aromáticas, de propiedades purgantes y diuréticas, se presentan en racimos desarrollándose  de febrero a junio.  El fruto madura de junio a septiembre, es ovoideo, al principio de color verde y después pardo-rojizo oscuro o marrón.

En su interior generalmente contiene una sola semilla lisa, también ovoide, verdosa-amarillenta hasta colorearse  negra. Las raíces tienen un sabor amargo y repulsivo.

Crece comúnmente en terrenos limoso-arenosos, rocosos y dunas desérticas de litoral y  sus raíces traspasan la tierra profundamente para extraer la humedad.  Se encuentra en Sicilia, norte de África y Asia occidental e Islas Canarias.

Abunda en el desierto de Judea,  la península del Sinaí y en Arabia y anteriormente se utilizaba como combustible, obteniendo de su madera un excelente carbón.

La siembra de retama se usa para recuperar suelos degradados por su capacidad para fijar el nitrógeno de la atmósfera. También para estabilizar dunas y taludes, siendo normal encontrarla en los márgenes de autopistas y carreteras.

Habitualmente es conocida por ser una planta ornamental, un fascinante elemento decorativo en jardines de bajo mantenimiento y entre cuyos colores destacan el blanco, amarillo, gris y negro.

Usos

De igual forma se han empleado sus ramas para diversos usos, como hacer cestas, escobas o varas, para las camas del ganado, calentar los hornos de las panaderías, como remedio natural y recientemente en la industria farmacéutica.

En la medicina se aprovecha como diurético, en afecciones agudas del aparato respiratorio y  fiebres eruptivas.

Hay diversidades de retama que  contienen gran cantidad de alcaloides, específicamente la esparteína que es venenosa. Por eso debes consumirla con prudencia porque puede ocasionar intoxicaciones.

Debes tener también cierto cuidado con la dosis, ya que una dosis elevada causaría taquicardia, vómitos, dificultad respiratoria y diarrea.

Se sabe que en la medicina pública de las zonas del este y norte del Mediterráneo tratan las infecciones microbianas con las hojas, asimismo en polvo se destina para curar heridas de circuncisión y como antisépticos en erupciones cutáneas.

Cabe destacar que previamente se realizaron estudios para validar esta propiedad, evaluando la composición química y acción antimicrobiana del aceite básico de las flores de la Retama raetam diluido en una pasta, que actuó en contra de seis especies de bacterias. El aceite se consiguió gracias a un proceso de hidrodestilación y finalmente  se analizó mediante espectrometría de masas y cromatografía de gases.

Otros usos

Y es precisamente en el campo medicinal donde con frecuencia a las flores se le da uso, del mismo modo se indican como mencionamos anteriormente los tallos, las hojas y raíz de la planta. Muy recomendada para infecciones urinarias y paciente con malestares reumáticos.

  • Fatiga, Diabetes y Cálculos renales: Tomar un extracto de sus flores secas como agua de estación.
  • Ciática: Moler y macerar por seis días los extremos florales, verter en un litro de vino seco. Tomar dos copas diarias.
  • Diurético y Estreñimiento: Cocinar las flores en un litro de agua y tomar por la mañana y por noche durante varios días.
  • Hongos: Decocción de hojas y flores de la retama. Lavarse con esta agua la zona afectada.
  • Epilepsia y Nervios: Sus frutos y flores frescas en agua conservada ayuda a mejorar.
  • Parásitos y Parasitosis Intestinal: Hay que realizar una decocción de hojas, raíz y flores por 5 minutos. Beber 3 vasos al día por una semana.
  • Espasmos cardíacos: Infusión de 20 flores en un litro de agua.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno


Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.