Descubre al magnífico Roble americano

Roble americano en otoño.

Imagen – Catalunyaplants.com

Los árboles caducos son una auténtica maravilla, y los que durante el otoño se visten con sus mejores galas… esos son aún más bonitos si cabe. Es muy difícil decidirse por uno u otro cuando estás inmerso/a en el diseño de tu jardín, pero yo voy a ponértelo fácil con el roble americano.

Este árbol es magnífico. Da una excelente sombra, está bonito durante todo el año (sí, incluso sin hojas), y al finalizar el verano se viste de un color rojo muy llamativo. Así que, ¿a qué esperas para hacerte con uno?

Características del Roble americano

Detalle del tronco de un Roble americano.

Detalle del tronco.

El roble americano, cuyo nombre científico es Quercus rubra, es un árbol caduco al que se le conoce también por otros nombres, como Roble rojo americano, Roble boreal rojo americano o Roble rojo del Norte. Esta es una especie originaria de América del Norte, concretamente del nordeste de los Estados Unidos y del sureste de Canadá. Perteneciente a la familia botánica Fagaceae, es una planta imponente.

Puede crecer hasta alcanzar una altura de 35 metros, con un tronco de hasta 2m de diámetro. Su copa es densa, sólida y muy ramificada. Las hojas son grandes, midiendo de 12 a 22cm de longitud, y tienen de 4 a 5 lóbulos más o menos espinosos. Como comentábamos al principio, durante el otoño se vuelven de color rojo.

Se trata de una planta dioica, es decir, hay flores masculinas y flores femeninas, y brotan en primavera desde los brotes jóvenes. Tienen forma ovoide y son de color rojo. Una vez que las femeninas han sido polinizadas, comienza a madurar el fruto que es una bellota de color rojo-marrón de unos 2cm. Éstas tardan dos años en madurar, y has de saber que no son comestibles (tienen un sabor muy amargo).

¿Cómo se cuida?

Hojas e inflorescencias del roble americano.

¿Te está gustando este árbol? Sí, ¿verdad? Si te gustaría hacerte con uno, aquí tienes su guía de cuidados:

Ubicación

Al ser un árbol que crece mucho no, muchísimo, es muy recomendable plantarlo en el jardín en cuanto tenga una altura mínima de 30cm. ¿Dónde? Bueno, dependerá de dónde prefieras ponerlo, pero es importante que te asegures de que va a estar lejos de cualquier construcción (deja una distancia mínima de 6 metros), y de que le va a dar el sol directo unas horas al día.

Suelo

Si bien no es muy exigente, crecerá mejor en aquellos que tienen un pH ligeramente ácido, es decir, que se sitúa entre el 5 y 6. Además, es aconsejable que tenga muy buen drenaje (aquí tienes más información sobre este tema), y de que se mantenga fresco y húmedo.

Riego

El riego tiene que ser frecuente, especialmente durante el verano. Generalmente, se regará cada 2-3 días en verano, y cada 4-5 días el resto del año. El agua a usar tiene que ser de lluvia o sin cal. Si no dispones de ella, puedes diluir el líquido de medio limón en 1 litro de agua, o bien llenar un cubo y usar el agua de la mitad superior al día siguiente.

Abonado

Durante los meses cálidos de la primavera y el verano, debes abonarlo de manera regular. Para ello puedes usar abonos minerales u orgánicos. Ambos son muy eficaces, pero si tienes animales domésticos te recomendamos más los orgánicos ya que los minerales podrían ser tóxicos para ellos.

Poda

No es necesario podarlo. Él solo irá desarrollando la preciosa copa densa que tienen los ejemplares adultos que se muestran en las imágenes de Internet 😉 . En el caso de que haya alguna rama que moleste, se puede recortar en otoño o a finales de invierno, cuando las heladas hayan pasado.

Rusticidad

Es un árbol muy rústico, pudiendo soportar temperaturas de hasta -25ºC. Pero esto tiene su parte negativa: normalmente, las plantas que soportan temperaturas tan bajas no toleran valores altos por encima de los 30ºC. El roble americano es una de ellas. Para poder cultivarlo y conseguir que crezca sano el clima ha de ser templado, con veranos suaves e inviernos fríos, de lo contrario no sobrevivirá.

¿Cómo se multiplica?

Ejemplar joven de roble americano.

Joven Quercus rubra.

El Roble americano se puede multiplicar por semillas, las cuales necesitan pasar frío durante tres meses para poder germinar. Por ello, si quieres obtener nuevos ejemplares puedes hacer lo siguiente:

Estratificarlas de manera natural

Si vives en una zona donde las temperaturas se mantienen bajas en invierno y se producen heladas, puedes sembrar las semillas del árbol en macetas con vermiculita o turba negra mezclada con perlita a partes iguales y dejar que la naturaleza siga su curso. En primavera verás cómo empiezan a brotar.

Estratificarlas en la nevera

Por el contrario, si vives en una zona donde los inviernos son suaves, para asegurarte de que van a germinar será necesario estratificarlas de manera artificial en la nevera a 6ºC durante tres meses. Para ello, tan sólo tienes que rellenar un tupperware de plástico transparente con vermiculita, humedecerlo, sembrar las semillas y luego cubrirlas con un poco de vermiculita.

Para evitar hongos puedes espolvorear un poco de cobre o azufre. Así las semillas se mantendrán sanas y germinarán en primavera.

Usos

Se suele usar sobretodo como planta ornamental. Al dar muy buena sombra y al volverse rojo en el otoño es un árbol muy interesante para tener en amplios jardines. Sin embargo, tiene también otro uso: la madera de este árbol se utiliza para construir muebles, suelos (parqué), así como bidones de vino.

¿Cuál es su precio?

Hojas y bellotas del roble americano.

El precio variará según la edad del árbol y según el país donde se venda, pues siempre costará más un roble americano en un vivero de Málaga que en otro de León, por ejemplo. ¿Por qué? Porque las condiciones de cultivo no son las mismas en un sitio que en otro. En León es fácil tenerlo bien sano, pues el clima acompaña; en cambio en Málaga hay que estar pendientes de él por las altas temperaturas.

Teniendo esto en cuenta, el precio para un átbol de 70 centímetros puede oscilar entre los 12 y los 20 euros.

Y con esto terminamos. ¿Habías oído hablar de esta maravillosa planta? ¿Qué te ha parecido?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *